Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 09 de Noviembre de 2018

Al lado derecho de Álvaro Uribe, Liz Margaret Álvarez, gerente encargada del Idea y esposa de Horacio Gallón, quien está a su lado.

975

0

La precampaña en Antioquia arrancó a moverse por el lado godo con el exrepresentante Horacio Gallón, quien arranca con por lo menos cuatro planes para seguir vigente, o cuatro flotadores, y uno de ellos es el impulso del gobernador Luis Pérez, quien acaba de dejar a su esposa encargada del Idea, la entidad más importante del departamento.

Esta semana, cuando ya casi se cumplen ocho meses desde las elecciones legislativas, Gallón denunció penalmente a los escrutadores del departamento y de 35 municipios de Antioquia por posible fraude electoral.

Eso se suma al proceso que tiene en la Sección Quinta del Consejo de Estado para que revisen esos escrutinios y le den la tercera curul azul en Cámara, que oficialmente le ganó Germán Blanco por 1.766 votos.

Gallón alega que los escrutadores le dieron ilegalmente 1.300 votos de más a Blanco y que le quitaron 1.700, en un proceso que ya tuvo sus primera audiencia y que se podría demorar hasta tres años más, pues tradicionalmente la Sección falla años después de las elecciones y, según información del Consejo, no hay plazo definido para que decida.

Si no gana, o mientras la justicia decide, Gallón tiene planes B, C y D.

Votos que abren puertas

En 2014 Gallón pasó de ser alcalde de Andes, un municipio pequeño del Suroeste, ser elegido representante con 33 mil votos y la palanca del equipo de Itagüí que lidera el hoy senador Carlos Andrés Trujillo. Incluso, antes de lanzarse y ya como ex alcalde, fue asesor jurídico de Trujillo en la alcaldía de Itagüí.

Se peleó con ese grupo a los pocos meses de estar en el Congreso, y -según le dijo a La Silla- fue de los primeros godos que en 2015 se fueron para la campaña de Luis Pérez a la Gobernación y no para la del aspirante conservador Carlos Mario Montoya, quien luego también apoyó a Pérez y hoy es secretario de Salud de Antioquia.

Ante esta distancia, para su reelección buscó cobijo con el senador Juan Diego Gómez, cabeza del otra ala conservadora fuerte en Antioquia, pero esa alianza no se cocinó. Terminó aliado con la senadora Olga Suárez Mira, heredera de la fuerza de su hermano el parapolítico y hoy fugitivo Óscar, una llave que sonó porque en su cierre de campaña en Segovia, les hicieron un atentado con un explosivo.

Aunque Gallón creció electoralmente y sumó con 41 mil votos, no lo logró. Sin embargo siguió activo, se metió a la campaña de Iván Duque a la Presidencia y lo acompañó en parte de sus correrías por Antioquia. Incluso lo sigue haciendo cada vez que el Presidente visita el departamento.

Eso lo ha puesto en el radar burocrático nacional, que es su plan B.

Según nos dijeron por aparte tres personas que han hecho política con él y lo registraron algunos medios, estuvo sonando para Coljuegos, y ahora lo hace como posible cuota regional en algún cargo de libre nombramiento y remoción, aunque eso no depende de él.

Candidato de nuevo

El plan C sí depende de él.

Desde octubre ha estado haciendo giras por el Suroeste, su región, y está sonando como candidato otra vez a la Alcaldía de Andes. Le explicó a La Silla que eso tiene sentido para mantener su grupo político “porque los equipos municipales sin nadie en el Bogotá que les ayude, se van”.

Pero también podría lanzarse en octubre a otros cargos.

Nos confirmó que buscó al Centro Democrático por el lado del representante César Eugenio Martínez, quien tiene origen conservador. Dijo que están conversando una posible alianza y que si obtiene el empujón de los votos de Martínez en el Valle de Aburrá, puede lanzarse a la Asamblea.  

De hecho, ya se mueven juntos por municipios y, según Gallón, el congresista aboga por los alcaldes de su cuerda en Bogotá - aunque el Representante nos dijo que no había ningún compromiso en ese sentido.

Mientras define su futuro, puede mantener buenas relaciones con sus líderes a través de su esposa, Liz Margaret Álvarez.


En ella está su plan D.

Milimetría conyugal

Casi dos meses después de su victoria en la Gobernación, Pérez le dio una prueba de gratitud  la pareja: nombró a Álvarez secretaria de Productividad y Competitividad, como contamos, en reemplazo de Llanedt Martínez, actual gerente indígena del Departamento.

Álvarez, abogada, venía de ser contratista del Ministerio del Interior y del Instituto de Planeación de Soluciones Energéticas que dirigía Gerardo Cañas, conservador vieja guardia del grupo de Itagüí.

Antes fue abogada en la Procuraduría Delegada de Derechos Humanos y de Asuntos Étnicos y en el 2013, poco antes de que Gallón llegara a la Cámara, estuvo en la Procuraduría Provincial de Puerto Berrío.

En diciembre de 2016, Pérez la movió a la Secretaria de Minas, pero renunció a comienzos de este año para no inhabilitar a su esposo. Le gerenció la campaña y le donó 35 millones de pesos, según el portal Cuentas Claras.

En agosto, después de las elecciones, Pérez refrendó su cercanía y la nombró asesora de despacho, luego Secretaria Privada encargada. Allí la invitó a las reuniones de Junta Directiva de Hidroituango, Álvarez le ayudó a armar la documentación para su pelea con EPM, según le dijeron por aparte dos fuentes que conocen las movidas de Pérez, se ganó la confianza del Gobernador

Eso se refrendó hace dos semanas, cuando el luisperista-uribista Mauricio Tobón renunció a la gerencia del Idea para lanzarse a la Gobernación, y Pérez la nombró gerente encargada.

Eso significa que es miembro principal de esa Junta y tomará decisiones clave para que la Gobernación decide en qué proyectos de infraestructura se mete y a qué municipios le presta plata, lo que la acerca a la política local, clave para las elecciones regionales.

Dependiendo de cuánto dure ahí, puede abonar terreno para el equipo que lidera con su esposo. A lo mejor al final la cara visible termina siendo ella.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia