Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 26 de Octubre de 2019

2739

0

En Antioquia y Medellín, estas son diez cosas que pueden resolver los resultados de las votaciones de pasado mañana.

1

La capacidad de Uribe para poner por fin Alcalde de Medellín

Con el delfín Alfredo Ramos como carta, este es el tercer intento consecutivo de Álvaro Uribe por poner un alcalde con su sello político (el primero fue Federico Gutiérrez, por La U, en 2011, y el segundo Juan Carlos Vélez, por el Centro Democrático, en 2015).

Como contamos, Ramos ha usado la estrategia de juntar los votos que da el nombre de su papá, el exalcalde y exgobernador Luis Alfredo Ramos; y, por aparte, los que puedan dar tener una cara joven sin mucho recorrido en política local, al estilo Sergio Fajardo hace 20 años, y Federico Gutiérrez hace cuatro.

Aparte, cuando faltaba mes y medio para las votaciones y el exliberal Daniel Quintero despegó en una encuesta Invamer, Uribe lo empezó a vender como la ficha del senador Gustavo Petro; algo que ha logrado calar en sectores de la derecha en la ciudad, e incluso ha motivado a algunos a votar por Ramos por miedo a la izquierda, como contamos en esta nota.

El domingo por la tarde se verá qué tanto le funcionó esa estrategia al uribismo para ganar una alcaldía grande en el país.

Aparte, el despegue de Alfredo Ramos en las encuestas ha hecho que algunos votantes indecisos se definan por el exliberal Daniel Quintero, quien ha pasado por varios partidos, pero nunca por el Centro Democrático o La U cuando era de Uribe.

Por eso, y porque es visto desde el uribismo como el candidato a vencer, buena parte de sus electores lo escogieron para evitar que el Centro Democrático gane las elecciones.

Un criterio que también fue clave en las votaciones de hace cuatro años: algunos electores se decidieron por ‘Fico’ Gutiérrez, después de los resultados de la última encuesta Invamer que lo hicieron crecer, para que no ganara la entonces carta del uribismo Juan Carlos Vélez.  

Por eso, los votos que saque Quintero, y más si gana, mostrarán si Medellín sigue prefiriendo un alcalde no uribista.

 
2

El rostro de la oposición

Estas son las elecciones en que aterrizará en lo local el Estatuto de la Oposición, que dicta que el segundo en votos para alcaldías y gobernaciones puede ocupar una curul en el Concejo o en la Asamblea, respectivamente.

Lo más probable es que el segundo en votos el domingo en Medellín sea o Ramos o Quintero; y que en Antioquia sea la ficha repitente del Centro Democrático, Andrés Guerra.

Si así quedan las cosas, es probable que el uribismo termine siendo la fuerza opuesta al Alcalde y/o al Gobernador justamente en su bastión. Más que todo en unas corporaciones colegiadas donde suele haber una coalición mayoritaria afín al mandatario de turno.

Sean cuales sean los resultados, con el Estatuto Anticorrupción se abre una nueva puerta en la distribución de poderes locales.

 
3

El capital político de 'Fico'

La campaña que pasó la marcó el esfuerzo del grupo político del alcalde de Medellín Federico Gutiérrez por traducir en votos su favorabilidad ante la opinión pública.

Más, cuando hubo una proliferación de candidatos cuarentones ondeando las banderas del centro, la independencia y la juventud, como lo hizo ‘Fico’ con su extinto movimiento ‘Creemos’.

Tan visible fue ese esfuerzo que el Alcalde terminó bajo la lupa de la Procuraduría General por presunto favorecimiento a Santiago Gómez, su exsecretario de Gobierno y candidato a sucederlo.

Por eso, los votos de Gómez mostrarán, en parte, qué tanto logró endosar ‘Fico’. Pero los votos de su exdirector del Inder, Juan David Valderrama, y del exliberal Daniel Quintero, por ejemplo, también lo harán.

Aparte, que gane Ramos o su ficha Santiago Gómez, podría mantener vigente la imagen de ‘Fico’, quien tiene aspiraciones presidenciales, a través de la continuidad de su estrategia de seguridad o de sus programas sociales, que el uribismo elogia y Gómez quiere calcar.

 
4

El calibre de la maquinaria que montó a Luis Pérez al poder

Como hemos contado, la Gobernación de Antioquia está prácticamente cantada con el repitente liberal Aníbal Gaviria. Pero el número de votos que saque mostrará qué tan fuertes están los grupos políticos tradicionales.

Esas estructuras son, por el lado conservador, de los senadores Juan Diego Gómez y Carlos Andrés Trujillo, el representante Germán Blanco y la aporreada y cuestionada casa de Bello de los Suárez Mira; por el liberal, la de los senadores Iván Agudelo, el cuestionado Julián Bedoya y el grupo de la Universidad de Medellín; por la U, la de los senadores Juan Felipe Lemos y Germán Hoyos; más lo que queda de Cambio Radical.

Se trata justamente de las casas políticas que rodearon al actual gobernador Luis Pérez, quien con su ayuda sacó 820 mil votos; el 40 por ciento de los votos válidos en el 2015, y venció por 200 mil votos al uribista Andrés Guerra, que pintaba igual de fuerte que él y de nuevo se enfrenta a las mismas maquinarias.

Por su parte, la meta que tiene la campaña de Gaviria, según nos contó su gerente Claudia Wilches, es de 900 mil votos.

La votación de Pérez en 2015 es un rasero para medir si las maquinarias están más o menos fortalecidas que hace cuatro años, y con la variable de las elecciones a Congreso y presidenciales del 2018, donde estas quedaron aporreadas en el Departamento y en todo el territorio nacional.

 
5

La capacidad de los alternativos para renovar el Concejo de Medellín

Para estas elecciones, buena parte de las opciones al Concejo de Medellín son nuevos en política electoral, y más que todo jóvenes.

Se trata de una tendencia que arrancó en 2015 con ‘Creemos’, el movimiento de ‘Fico’ Gutiérrez, que logró poner dos concejales con esas características: Daniela Maturana y Daniel Carvalho.

Hay tres listas por firmas al Concejo de Medellín integradas por candidatos con esas características, cuando hace cuatro años solo hubo una: la del movimiento de Federico Gutiérrez, ‘Creemos’.

Son Estamos Listas, un movimiento creado para defender la participación política de las mujeres; Todos Juntos, del candidato a la Alcaldía Juan David Valderrama, donde ahora están buscando reelegirse Maturana y Carvalho; e Independientes, la del exliberal Daniel Quintero, que aunque encabeza el exconcejal de la ASI Luis Bernardo Vélez, también incluye jóvenes primíparos en política.

También hay candidatos nuevos prometedores sin gamonales políticos de padrinos en las listas de la Alianza Verde, la del Polo, Colombia Humana-UP y Mais, Colombia Justa Libres y Colombia Renaciente, como contamos en esta historia.

Los resultados del domingo mostrarán qué tantos candidatos de ese estilo alcanzan alguna de las 21 curules al Concejo, y si logran quitárselas a políticos tradicionales que llevan hasta cinco periodos ahí, como la liberal Aura Marleny Arcila o el conservador John Jaime Moncada.

 
6

La supervivencia de los Suárez Mira en su bastión

El de los Suárez Mira, uno de los clanes políticos con más cuestionamientos en el país, tienen en vilo para estas elecciones al municipio de Bello, su trinchera.

Eso es porque la campaña les llegó con el actual alcalde, César Suárez, en casa por cárcel por falsificar su diploma de bachiller; sin curul en el Congreso; con su máximo opositor en el municipio, el representante verde León Fredy Muñoz, con candidato propio, Felipe Restrepo; y el candidato del uribismo, el investigado Óscar Andrés Pérez, pisando fuerte para arrebatarles el poder.

A eso se suma que el candidato conservador a la Alcaldía, Hugo Builes, no tiene fuerza suficiente frente al uribista y el verde. Por eso, está en la cuerda floja, por primera vez, que los Suárez logren permanecer de pie.

Su apuesta más palpable es conseguir una curul en la Asamblea de Antioquia con su ficha, el concejal de Bello Juan Camilo Callejas, quien llegó a ese cargo hace cuatro años de la mano del alcalde Suárez y siempre ha hecho política con ellos. 

 
7

La permanencia en el poder del cacique de Envigado, Héctor Londoño

El liberalismo de ese municipio al sur de Medellín lleva 46 años en el poder. Aunque lo arrancó Jorge Mesa, papá del exrepresentante de Cambio Radical Jorge Ignacio ‘Nacho’ Mesa, lo heredó y hoy lo mantiene el cuatro veces alcalde Héctor Londoño.

El Exalcalde le dio la bendición en 2015 al exmandatario cuestionado Raúl Cardona, suspendido del cargo desde inicios de este año por la investigación que adelanta la Fiscalía en su contra por presunto robo de plata pública y cobro de coimas en la Alcaldía.

Aún con el golpe de opinión que recibió el gamonal Londoño por cuenta de Cardona, ahora tiene un candidato con cara joven, el diputado Braulio Espinosa, quien cuenta con la maquinaria de la Alcaldía y el respaldo de los otros dos congresistas más votados en Envigado: el exrepresentante Mesa y el senador godo Carlos Andrés Trujillo.

También le apuesta a tener un nuevo diputado con el abogado Juan Carlos Palacio, actual concejal de Envigado cercano a su equipo. 

Por eso este domingo se sabrá si logran atornillarse cuatro años más en el poder. 

 
8

El pulso del gamonal Julián Bedoya

Como hemos contado, el cuestionado senador liberal se posicionó en las últimas elecciones como uno de los gamonales de Antioquia. 

En 2015 logró poner a 12 alcaldes de su cuerda y el año pasado saltó de la Cámara al Senado con su fórmula a la Cámara, el exalcalde de La Estrella Juan Diego Echavarría.

Ahora tiene 36 candidatos propios a Alcaldías, principalmente en las subregiones Norte, Urabá, Bajo Cauca y Nordeste.

Con ese capital, el domingo se la jugará con su candidata a la Asamblea de Antioquia, María Eugenia Lopera, quien viene del equipo del exsenador Eugenio Prieto, pero ha acompañado a Bedoya en diferentes campañas. 

La otra gran apuesta es mantener sus dos fortines políticos del Valle de Aburrá:

  • En La Estrella quieren poner como sucesor al exsecretario de Seguridad Social y Familia de ese municipio, Juan Sebastián Abad. El actual alcalde es Jhonny García, del grupo de Bedoya y sucesor del representante Echavarría, quien también fue alcalde entre 2012 y 2015. 

  • En Caldas, quieren ganar con Simón Posada, quien les hizo campaña al Congreso a Bedoya y Echavarría el año pasado, y fue uno de los asesores más cercanos del actual alcalde Carlos Eduardo Durán, también de su grupo.

El número de fichas que logre poner en el poder determinarán qué tan grande está el músculo electoral del cuestionado Bedoya.

 
9

La expansión del fortín del godo Carlos Andrés Trujillo

El Exalcalde de Itagüí es otro nuevo barón electoral con ruidos que busca mantener por tercer periodo consecutivo el dominio de ese municipio del sur del Valle de Aburrá.

Aunque, como contamos, es casi seguro que su candidato en ese municipio, José Fernando Escobar, gane las elecciones; y su diputado Jaime Cano mantenga su curul, Trujillo tiene por primera vez una ficha propia para el Concejo de Medellín: Lucas Cañas, el hijo del exgamonal godo Gerardo Cañas.

Este candidato tiene especial fuerza en barrios populares del oriente del Valle de Aburrá, en los cuales su publicidad y sus líderes muestran que es una de las campañas más boyantes. Por eso, es probable que los tentáculos de Trujillo lleguen al Municipio.

Eso nos contaron por aparte un líder barrial de la Comuna 2, uno de la 3, un concejal y un excandidato a la Alcaldía.

Aparte, el Partido le asignó los avales de otros 45 municipios, con los cuales puede expandir su poder hacia las regiones y consolidarse más como el dueño de una de las maquinarias más grandes del Departamento.

 
10

El espacio que Farc tiene para crecer

Estas son las primeras elecciones regionales en que la vieja guerrilla de las Farc se mide como partido. Unas votaciones clave para ellos porque su proyecto político desde que dejaron las armas es crecer en lo local.

En Antioquia, donde operaron por lo menos seis frentes, ganó el No en el plebiscito de 2016, y los alternativos les cerraron las puertas para ir en coalición para estas elecciones, la Farc lleva una lista de cinco personas al Concejo de Medellín y una de tres a la Asamblea de Antioquia.

Inscribió también listas propias en ocho municipios donde tuvieron presencia histórica, y un candidato propio a Alcaldía en Toledo, en el Norte de Antioquia.

Es casi seguro que pierdan sus candidatos al Concejo y a la Asamblea, algo que ya tenían calculado por la estigmatización a la izquierda que perciben y los líos de seguridad en las regiones.

Pero el número de votos que saquen sus candidatos en los municipios donde han tenido presencia histórica o donde hoy están ubicados sus Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación Etcr  -como Anorí, Ituango, Remedios, Dabeiba y Yondó- mostrará qué tanto han cosechado como grupo político desde que firmaron el Acuerdo final hace casi tres años.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia