Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Sara Lopera · 26 de Octubre de 2019

534

0

Les contamos ocho cosas claves que se definirán en las elecciones del domingo en Caldas, Risaralda y Quindío:

1

La subsistencia del lizcanismo

La gran apuesta del exsenador y jefe de La U Mauricio Lizcano para este domingo es su candidato a la Gobernación Luis Carlos Velásquez, un joven novato en política que recogió firmas e hizo campaña como independiente con el respaldo de toda su maquinaria.

Con él mantendría el poder que logró hace cuatro años cuando hizo parte de la coalición que montó al gobernador Guido Echeverri, a quien la Procuraduría investiga por presunta participación en política a favor de Velásquez. ambién ganó 11 de las 27 alcaldías, 68 concejales y cuatro diputados. 

Además de la Gobernación, busca ganar la Alcaldía de Manizales, apoyando por debajo de la mesa al candidato verde Carlos Mario Marín, que va en llave con Velásquez. 

Aunque el año pasado Lizcano quedó golpeado luego de su fallida apuesta con Germán Vargas a la presidencia, no perdió del todo porque su papá Óscar Tulio quedó como su reemplazo en el Congreso, y este año quedó como jefe único del partido en Caldas, luego de un acuerdo con el exrepresentante y magistrado del CNE Hernán Penagos, como contamos.  

Este domingo se juega qué tanto le va a funcionar a Lizcano y a su partido desgastado la estrategia de apostarle a candidatos que representan un discurso independiente y renovado para estar cuatro años más en el poder.

 
2

La resurrección del uribismo caldense

El Centro Democrático caldense, que lidera la exsenadora y excandidata a la Alcaldía de Manizales Adriana Gutiérrez, busca regresar al poder a través de Camilo Gaviria, el hijo de esa dirigente, para la Gobernación; y el liberal Jorge Hernán Mesa, a la Alcaldía de Manizales.

Un poder que Gutiérrez, en alianza con el excandidato presidencial Óscar Iván Zuluaga, mantuvo en Manizales por más de diez años, hasta que el barón liberal Mario Castaño, su hoy aliado, se lo arrebató con el actual alcalde Octavio Cardona.

En esa puja, se verá qué tanto le va funcionar al delfín Gaviria haber copiado el estilo del presidente Iván Duque para capturar el voto de opinión, y si la alianza del uribismo con el senador Castaño será suficiente para ganarle el pulso a Mauricio Lizcano y al gobernador Guido Echeverri,.

 
3

La hegemonía del gamonal Mario Castaño

El senador liberal, que está en el primer puesto de nuestro ránking de los superpoderosos del Eje Cafetero, se juega buena parte de su poder, con tres apuestas:

  • Mantener la Alcaldía de Manizales con el excongresista conservador Jorge Hernán Mesa, quien fue su ficha a la Gobernación hace cuatro años. 
  • Ganar, de la mano del Centro Democrático, la Gobernación con el delfín uribista Camilo Gaviria, y así quitarle el poder a su rival, el exsenador de La U Mauricio Lizcano. 
  • Ganar 13 alcaldías con candidatos propios y 12 en coalición, sumando 25 de los 27 municipios del departamento. 

El resultado de esas apuestas será el ese rasero con el que medirá su poder apenas un año y medio depsués de llegar al Senado como el senador más votado del departamento.

 
4

El impacto de la suspensión de Juan Pablo Gallo

El alcalde de Pereira busca dejar como sucesor  a su exsecretario de Hacienda y amigo, Carlos Maya, y el domingo se sabrá si la decisión de la Procuraduría de abrirle investigación y lo suspenderlo, este martes, por presuntamente presionar contratistas del municipio para que apoyen a Maya, a su ficha a la Gobernación, Diego Naranjo, y a sus candidatos al Concejo y Asamblea.

Eso reventó por unos audios que reveló Caracol Radio donde se escucha a Gallo pidiéndole al contratista Luis Carlos Rúa que colabore con la campaña. 

La decisión de la Procuraduría hizo que sus seguidores se agolparan en la salida de la Alcaldía para aclamar a Gallo y hacerle barra a Maya. 

Aparte, dos días después, La Cola de Rata y la Liga Contra el Silencio publicaron una investigación en la que detallaron con pruebas la estrategia de la Alcaldía para conseguir los votos, con la aplicación móvil Kontacto que creó la Alcaldía e instaló en los teléfonos de contratistas para que estos ingresaran los nombres de los posibles votantes y hacerles seguimiento. Además de exigirles conseguir carros para pegar microperforados y asistir a eventos políticos. 

Todas estas denuncias que la Procuraduría está investigando y que dejaron a Pereira sin Alcalde por el resto del año, pueden darle un impulso a sus rivales: el excongresista godo Mauricio Salazar, que le está pisando los talones en las encuestas y que va en llave con el exgobernador Víctor Manuel Tamayo que también pinta fuerte. 

Como también podrían favorecerle a su candidato Maya, pues muchos de los seguidores del Alcalde están defendiéndolo y acusando a sus rivales políticos de la suspensión

 
5

La continuidad en el poder del clan Merheg

La poderosa y cuestionada casa Merheg, en cabeza del senador godo Juan Samy, tiene la Gobernación de Risaralda con Sigifredo Salazar, es aliada del Alcalde de Pereira, el liberal Juan Pablo Gallo, y las de Dosquebradas y Santa Rosa de Cabal, los otros dos municipios más importantes del departamento. 

Este año volvieron a aliarse con  Gallo y le apuestan a mantener sus fortines políticos, con un ingrediente más: el regreso de su hermano, el excongresista investigado por parapolítica Habib Merheg que llegó en enero para pedir puesto en la JEP y está metido de lleno en la campaña. 

Lograr eso no está tan fácil, pues sus aliados y fichas han protagonizado los últimos escándalos de corrupción del departamento, y el Todos contra Samy tomó fuerza en estos meses de campaña.  

Su mayor apuesta es la Gobernación con el exsecretario de Agricultura, Diego Naranjo; pero le compite un candidato fuerte, el exgobernador Víctor Manuel Tamayo, que también tiene respaldo de un sector de godos, Cambio Radical, La U y a los viejos aliados del exsenador inhabilitado Carlos Enrique Soto. 

Está en juego que mantengan la alcaldía de Pereira con Carlos Maya, la de Dosquebradas con el exalcalde Diego Ramos y la de Santa Rosa de Cabal con el exrepresentante godo César Franco.

También le apuestan a tener representación en la Asamblea con Juliana Enciso, la esposa de Habib  que fue diputada entre 2007 y 2010, y que desde que llegó en enero está haciendo campaña por todo el departamento. 

Los resultados mostrarán si pesó más el discurso anticorrupción o su maquinaria.

 
6

A dónde van a parar los votos alternativos del 2018

Los alternativos que se agruparon en la Coalición Colombia el año pasado y mostraron su fuerza en las elecciones presidenciales y en la consulta anticorrupción, no lograron consolidarse para el domingo y cada uno tiene sus apuestas. 

En Manizales, el Verde va con el concejal Carlos Mario Marín, mientras que el Polo se la juega con el profesor Andrés Felipe Betancourth. 

En Risaralda Sergio Fajardo logró avalar a sus fichas por el Verde: Alejandro García a la ALcaldía, y Lina María Arango a la Gobernación. El Polo apoya a Arango pero tiene candidato propio a la Alcaldía, el concejal Carlos Alfredo Crosthwaite.  

En Quindío es donde menos consenso se logró. Allá el Polo tiene su candidato propio a la Gobernación, Carlos Alberto Gómez; el Verde se la juega por la Alcaldía de Armenia con Jaime Alberto Martínez; y los fajardistas apoyan a los candidatos de Aico: Javier Ramírez para Gobernación y Mario Sánchez para Alcaldía.

En ningún caso parecen con chance de ganar y solo el domingo se sabrá si los votos alternativos sirvieron para aumentar el número de concejales y diputados de estas fuerzas.

 
7

La continuidad de los cuestionados en Quindío

Las casas políticas que han gobernado por años al departamento y que han protagonizado los últimos escándalos de corrupción están de capa caída pero con posibilidad de seguir en el poder.

La exdefensora del pueblo Piedad Correal es, según fuentes locales, la candidata con más chance de ganar la Alcaldía de Armenia. Aunque recogió firmas e hizo campaña como independiente, tiene detrás al grupo político de la exalcaldesa condenada por corrupción Luz Piedad Valencia y a la maquinaria del alcalde Óscar Castellanos que también es de esa cuerda. 

Además, desde el inicio, cuenta con el respaldo del representante y jefe de Cambio Radical, Atilano Giraldo, quien hace cuatro años respaldó a la exgobernadora inhabilitada por Procuraduría, Sandra Paola Hurtado.

Esos mismos grupos están apoyando a la llave de Correal a la Gobernación, Roberto Jairo Jaramillo, reconocido por su fundación Abrazar y por su cercanía con el Partido Liberal.  

A Correal le juega en contra unos audios que se filtraron desde su campaña en los que acepta el respaldo que recibe de la familia Valencia y de funcionarios de la Alcaldía, y por los que la Procuraduría suspendió a la mano derecha del Alcalde y le abrió investigación a otras funcionarias. Además, tiene como rival a José Manuel Ríos, ficha de la inhabilitada Hurtado hace cuatro años. 

Y a Jaramillo, quien también pinta como el candidato con más posibilidad, le compite otro candidato de maquinaria: el exsecretario de Educación de la Gobernación Álvaro Arias, quien tiene el respaldo del equipo del gobernador Carlos Eduardo Osorio, y las estructuras conservadoras y uribistas.
 
Con ese panorama, el domingo se definirá en manos de cuál maquinaria va a quedar Quindío.

 
8

El intento de Farc por hacer política en Quindío

Este año es la primera vez que Farc va a participar de unas elecciones locales como partido político y Quindío es el único departamento del Eje en el que los exguerrilleros armaron una lista con cinco candidatos al Concejo de la capital y otra a la Asamblea con un solo aspirante. 

Esa apuesta llama la atención porque aunque allí nacieron los excomandantes Manuel Marulanda y Timochenko, hace por lo menos nueve años la guerrilla dejó de existir en la cordillera quindiana, y el movimiento apenas se empezó a organizar este año. 

Como este departamento es de tendencia conservadora y la izquierda no ha tenido cabida, Farc le apostó a unos candidatos que no estuviesen vinculados a la exguerrilla, sino a líderes barriales novatos en política. Solo dos de ellos vienen de militar con movimientos de esa orilla como la Unión Patriótica. 

El domingo se sabrá si una de las dos apuestas de Farc en la región paisa (la otra está en Antioquia) va a surtir algún efecto, por lo menos para seguir organizándose como partido en los próximos cuatro años.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia