Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Sara Lopera · 10 de Mayo de 2019

1660

0

El fin de semana pasado estuvo circulando por redes una foto del secretario de la Asamblea de Caldas, Leandro Gutiérrez, en un recorrido de precampaña del aspirante por firmas Luis Carlos Velásquez en el municipio de La Dorada, donde vive y de donde fue concejal Gutiérrez.

Esa es una de las pruebas de que el grupo de Mauricio Lizcano -del que hace parte el secretario- rodea desde ya a un candidato que apenas ensilla el caballo para hacer campaña vestido de independiente.

La carta de Lizcano con pasado uribista

Hasta hace poco, el exsenador Lizcano no había puesto ficha en el tablero de precandidatos que quieren competirle a Camilo Gaviria, el ungido por el Centro Democrático que cuenta con el apoyo del barón liberal Mario Castaño.

En la baraja de la coalición que apoyó al actual gobernador Guido Echeverri solo estaban el exsecretario de Educación Fabio Arias, que tiene el respaldo del grupo del exrepresentante y magistrado del CNE Hernán Penagos, y el exsecretario de Agricultura Ángelo Quintero, el de la línea de Luis Emilio Sierra.

Pero a mediados de marzo, el Partido de la U hizo una asamblea en Manizales donde Lizcano presentó oficialmente a Luis Carlos Velásquez, un caldense de 33 años que, aunque tuvo acercamiento al uribismo hace cuatro años, no tiene recorrido político y viene más del sector privado. 

Velásquez renunció el primero de este mes a la gerencia de responsabilidad social en Latinoamérica de la cementera mexicana Cemex para empezar su campaña a la Gobernación. 

Es conocido en Caldas por haber fundado el programa ‘Cuéntame tu sueño’, dirigido a niños con cáncer, cuando estaba estudiando arquitectura en la Universidad Nacional, y por haber gestionado la primera sede de Teletón en Manizales, recién graduado.

Con 25 años fue secretario de Deportes en la Alcaldía de Juan Manuel Llanos, en 2011, y luego gerenció por dos años la fundación Nutrir, que se encarga de alimentar a niños de escasos recursos en Caldas y Chocó.

Ya había trabajado con Cemex, en un proyecto de microcréditos para mejoras de vivienda en sectores pobres del país, y fue asesor de dos ministros de Ambiente, el caldense Gabriel Vallejo y el chocoano Luis Gilberto Murillo, liderando la política de reducción de uso de bolsas plásticas. 

Según una fuente cercana a Lizcano y que lo sabe de primera mano, el exsenador fue quien buscó a Velásquez en Bogotá hace dos meses para proponerle que se lanzara a la Gobernación, porque le gustó su hoja de vida.  

“Él le respondió que le encantaría pero que no quería enmarcarse en ningún partido político. Entonces Lizcano le dijo que no tenía que casarse con La U, que se fuera por firmas pero que contara con su apoyo”, nos contó el lizcanista que nos pidió no citarlo porque es funcionario. 

Eso mismo nos contó el concejal uribista de Manizales Jorge Alberto Betancur, quien recibió una llamada del precandidato -quien es amigo suyo- para contarle que se lanzaría a la Gobernación.

“Yo me sorprendí y le pregunté ¿y es que van a bajar a Camilo Gaviria? Eso pensé en ese momento porque siempre ha sido muy cercano al uribismo", nos dijo; luego le contó que era con el apoyo de Lizcano.

Velásquez fue el precandidato del Centro Democrático a la Alcaldía de Manizales hace cuatro años. Alcanzaron a imprimir volantes y empezar la precampaña, hasta que la jefe del partido Adriana Gutiérrez decidió lanzarse. Eso nos contó por aparte el concejal Betancur y el mismo Velásquez. 

El exsenador Lizcano le contó a La Silla que fue Velásquez quien lo buscó a inicio de año a través de un amigo en común; "lo conozco hace como nueve o diez años, he admirado mucho su trayectoria", añadió. 

El precandidato nos confirmó esa cercanía; “este año tuvimos un almuerzo donde hablamos de la posibilidad de la Gobernación y él me manifestó todo su trabajo y su apoyo para mi campaña”. 

Sin embargo, según Velásquez, la primera propuesta la recibió por un grupo de diez empresarios de quienes quiere reservar el nombre. Y que va por firmas porque nunca ha hecho política y está buscando “una candidatura de inclusión”. 

Sus apoyos, asegura, vienen del sector social y empresarial donde siempre ha trabajado. Pese a eso, arrancó haciendo campaña de la mano de Lizcano, cerrando toda una cuadra en La Dorada en un evento con más de mil asistentes y con el precandidato lizcanista a la Alcaldía, César Alzate.

De ese mismo recorrido salieron fotos y videos de Velásquez caminando con el secretario Gutiérrez, algo que ha pasado casi inadvertido.

Aunque por firmas, tiene su maquinaria

Le preguntamos a Velásquez y a Gutiérrez por qué aparecían juntos en varias fotos en calles de La Dorada. Velásquez nos dijo que fue un simple saludo, y Gutiérrez que salió en la foto porque iba caminando por ahí.

Sin embargo, se ven juntos en dos sitios distintos y hasta en un video donde Velásquez presenta al precandidato Alzate, quien a pesar de ser lizcanista también está recogiendo firmas y lo apoyan sectores uribistas del municipio. 

Gutiérrez nos dijo que apenas hace unas semanas conoció a Velásquez. “La foto no es cierta porque yo no estoy con él, yo voy detrás”. Y nos confirmó que hace parte de la colectividad de Lizcano, de quien es muy amigo, pero que no está activo en su equipo porque es funcionario.

Esos hechos demuestran que Velásquez tiene el apoyo de la estructura del exsenador, con 11 alcaldías, 68 concejales y cuatro diputados, como nos confirmó Wilder Escobar, secretario general de La U en Caldas.

“Lizcano le va a pedir a sus precandidatos a alcaldías que vayan en dupla con Velásquez, y que los candidatos a los concejos también se muevan con él”, nos contó el funcionario cercano al exsenador. 

Mauricio Lizcano y su papá, el representante Óscar Tulio, también nos confirmaron que Velásquez es la apuesta de La U. 

El precandidato, por su parte, le dijo a La Silla que quiere buscar votos en otros sectores y dice que ya tiene apoyo de algunos uribistas.

Uno de ellos es el diputado Nicolás Aguilar; renunció a su militancia en del Centro Democrático el año pasado, según nos dijo, por problemas con otro diputado y el representante Fernando ‘Chano’ Gómez. 

Aguilar trabajó con Velásquez en ‘Cuéntame tu sueño’ cuando eran universitarios y nos confirmó que está dispuesto a acompañarlo cuando oficialice su candidatura. 

“Para mí es muy importante el sector alternativo, me he sentado con cerca de cinco precandidatos a la alcaldía de Manizales”, nos contó Velásquez. 

Dos de ellos son Darío Arenas, precandidato del Polo, y Alejandro Vallejo, el fajardista precandidato del Verde. Los dos coincidieron en que, aunque tienen buenas referencias de Velásquez, que sea el de Lizcano le quita atractivo. 

“Lo veo muy difícil, es una buena persona pero es el candidato de Mauricio Lizcano, y con él tenemos diferencias muy grandes. Sus métodos electorales son los mismos de Barco, Yepes y Luis Guillermo Giraldo”, nos dijo Arenas para referirse a la vieja clase política caldense.

Velásquez aún no ha inscrito su comité promotor de firmas porque, según él, está ultimando detalles. Aunque lo haga y se avale a través de los ciudadanos de Caldas, no dejará de ser la apuesta de Lizcano para ganar otra vez la Gobernación. 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia