Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Sara Lopera · 12 de Agosto de 2018

13789

2

En el departamento del expresidente Álvaro Uribe, los petristas que encabezaron el logro de tener el 20 por ciento de los votos en segunda vuelta buscan coger fuerza para las locales del 2019. Sin embargo, no es fácil que se repita la coalición de fuerzas alternativas y de oposición, lo que hace difícil competir por alcaldías, Gobernación y listas a concejos y Asamblea.

Hasta ahora tiene fijo el apoyo de algunos movimientos y partidos pequeños y sin personería jurídica, y los grupos de “ciudadanías libres” que se movilizaron para hacer campaña. Eso se evidenció en la marcha del 7 de agosto, el día de la posesión en la presidencia de Iván Duque, que le midió el aceite al movimiento casi dos meses después de las elecciones.

Mientras tanto, los petristas, agrupados en la que llaman la Antioquia Humana, están empezando a organizarse por dentro para lograr esa nueva convergencia.

Sin cara ni claridad de cómo organizarse

Al igual que la campaña presidencial de Gustavo Petro, en Antioquia el petrismo quiere tomar fuerza a través de lo que ellos llaman las “nuevas ciudadanías libres”, que son grupos sueltos de ambientalistas, lgtbi, víctimas, mujeres, jóvenes, artistas y otros grupos sociales que se identificaron con la propuesta de Petro. El problema es que son los más duros de mover.

“No es fácil trabajar con las ciudadanías libres”, le dijo a La Silla Paisa Clara Navarro, miembro del comité departamental de la Colombia Humana.

Por ahora, le están apuntando a mantenerlos activos con movilización social, en línea de la propuesta de “resistencia” que inicialmente planteó Petro.

La empezaron a hacer luego de las elecciones con la velatón por los líderes asesinados que llenó el Parque de los Deseos el 6 de julio, convocaron la marcha del 7 de agosto, y están convocando a una marcha de antorchas del 17 de agosto para apoyar la consulta anticorrupción - de la que, nos dijo Navarro “sabemos que los verdes son los papás, y la Colombia Humana estará al lado respaldando lo que hagan ellos”.

Al tiempo están trabajando para organizarse por dentro, encabezados por dos grupos. Uno son los 20 miembros de la coordinación de jóvenes, en su mayoría estudiantes de universidades públicas; y otro son los 20 de la coordinación departamental provisional, con personas que vienen del Partido del Trabajo de Colombia, profesores públicos de los sindicatos Adida y Fecode, excandidatos de la lista de Decentes, y militantes del Partido Comunista de Colombia, la Unión Patriótica y el Congreso de los Pueblos.

Mientras tanto, se están moviendo en los 85 municipios en los que tienen nodos para armar coordinaciones. Estas se convertirían en comités municipales que también representen a las “ciudadanías libres”, y que tengan escuelas de formación para destacar los líderes que puedan pelearse Concejo y Asamblea con sello petrista.

Es decir, están armando una estructura partidista desde la base. Algo que no es fácil, especialmente dado el carácter plural, diverso y no vertical que tuvo la campaña presidencial. Para Jesús María Ramírez, quien fue secretario de Gobierno de la Alcaldía de Alonso Salazar (2007-2011) y asesor jurídico departamental de la campaña de Petro a la Presidencia, y que suena para la candidatura de la Alcaldía de Medellín, hay un problema porque la lógica no jerárquica de las redes y los nodos es compleja de manejar.

“No ha sido fácil y eso explica por qué la mayoría se siente huérfano, porque no hay un comité central”, dice Ramírez. Por eso, algunos piden que se aclare esa estructura y que haya unas reglas de juego internas en las que todos concuerden. “Necesitamos unos estatutos que nos ayuden a avanzar”, resume Navarro.

Sobre todo porque sin esa claridad interna, es más difícil la relación con otros sectores políticos que apoyaron a Petro pero hacen parte de otros partidos que sí están organizados.

Unidad sí, pero no así

Si hacia adentro el norte es lograr una organización, hacia afuera la idea más fuerte es la de la convergencia con los partidos que se han declarado en oposición al gobierno Duque en el Congreso para sacar listas únicas a Concejo, Asamblea, Alcaldía y Gobernación, y así aumentar sus chances de ganar.

Esa es una intención en la que están de acuerdo desde esas otras orillas, por lo menos para las candidaturas a elecciones unipersonales.

Por ejemplo la única concejal del Polo en Medellín, Luz María Múnera, citó a una rueda de prensa el próximo martes para pedir que todos los movimientos que apoyaron a Petro definan sus cartas para la Alcaldía de esa capital y de allí se defina un candidato único.

Algo similar dice León Fredy Muñoz, el único representante verde por Antioquia y quien si bien apoyó a Fajardo, se fue con Petro en segunda y es hermano y aliado político de la exsecretaria de Integración Social de Petro en Bogotá, Teresa Muñoz.

“Nuestros principios son muy similares a los de la Colombia Humana, como también a los de Compromiso Ciudadano. Queremos acuerdos en el marco de lo alternativo”, afirma.

En esa idea concuerda Pedro Chica, progresista de la Alianza Verde, miembro de la coordinación departamental de la Colombia Humana y uno de los pocos de su partido que apoyó a Petro y no se fue con Sergio Fajardo.

“Alianza Verde quiere convocar su lista, el Polo también, un sector de la ASI, la Unión Patriótica, el Mais; la idea es lograr contener en la Colombia Humana esa unidad para plantear listas únicas”, dice él. Pero esa propuesta no está tan clara, pues el nombre “Colombia Humana” no deja tranquilos a todos los potenciales aliados.

Eso porque, como le dijeron a La Silla cuatro militantes del Polo, uno de la Alianza Verde y Andrés Mesa, director del Partido Liberal en Medellín y parte de la disidencia roja que en segunda vuelta se fue con Petro, le apuntan a que haya un único candidato alternativo que no se imponga sobre todos esos proyectos.

“La Colombia Humana en Antioquia definitivamente no es la estructura política más sólida” nos dijo el exrepresentante del Polo Víctor Correa, que suena como candidato a la Alcaldía y quien apoyó a Petro en segunda vuelta. “Hay mucha gente conocida pero no son quienes marcan una pauta acá”.

De hecho, hay miembros del Polo y verdes que creen que los principios y programas de sus partidos están tan cercanos a los de los petristas que les podrían abrir espacio en sus listas para Asamblea y Concejo, aunque eso es algo que está por verse.

La carpintería legal de los avales y la definición política de armar un frente amplio sin que un solo grupo se lleve la bandera hacen que esa unión, por ahora, sea un deseo.

Además, hay un debate sobre cuál debe ser el perfil de los principales candidatos, entre irse al extremo para marcar distancias del fajardismo, o buscar un candidato de centroizquierda que pueda arrastrar a otros sectores políticos marca también el debate.

Según el excongresista Correa, el Polo busca un candidato no muy transgresor, que sea capaz de unir y que a la vez sea una opción clara de cambio. Coincide con Andrés Mesa, presidente del directorio Liberal de Medellín, quien cree que debe ser una candidatura con posturas de oposición claras e independientes. “Hay que hacerlo sin miedo, no podemos seguir haciendo discursos acomodados”, resume.

Por su parte, el actual representante a la Cámara Jorge Gómez, de la corriente de Jorge Robledo, dice que no van a propiciar ningún tipo de acuerdo con partidarios del gobierno Duque ni con los adheridos, por el contrario, el candidato que quede debe enfrentar sus políticas y las del actual alcalde Federico Gutiérrez.

Según la concejal Múnera, en diciembre tendrán claro si hay una verdadera opción para unirse. Es decir, todavía quedan varios pasos para ver si esas fuerzas funcionan como coalición en el Congreso y así logran impulsar una convergencia en el departamento, y para saber qué tan moderada o radical será su campaña para competirle en su casa al uribismo y al fajardismo.

Comentarios (2)

José Saramago ..

12 de Agosto

3 Seguidores

Hablar de ciudadanías libre o movimientos sociales, y hablar de la Colombia H...+ ver más

Hablar de ciudadanías libre o movimientos sociales, y hablar de la Colombia Humana del “dictador” Petro , es una total contradicción.
O sea que los movimientos y partidos políticos ahora le pertenecen a Petro, incluso hacen “cuentas alegres” que también el espectro de “centro” como el de Fajardo estarán al servicio y control de Petro.
Armarle el trampolín a Petro para que sea Presidente en 2022.

Manuel Ome Ceballes

13 de Agosto

0 Seguidores

Este artículo revela con meridiana precisión, la realidad que enfrentan los ...+ ver más

Este artículo revela con meridiana precisión, la realidad que enfrentan los seguidores de Petro, diseminados a lo largo y ancho del territorio, pero sin organización. Difícil será, mientras se persista en un modelo de redes y nodos, encontrar el pegamento conceptual que consolide la unidad de tan diversos intereses. Es necesario señalar los términos para el acuerdo sobre lo fundamental.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia