Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Camilo Trujillo Villa · 15 de Marzo de 2018

11402

3

Olga Suárez Mira no ha sabido ponerle el tapón al desagüe que se ha tragado el caudal de votos que le dejó su hermano Óscar —líder de la cuestionada casa azul de Bello— hace ocho años.

La saliente senadora fue una de las célebres quemadas en las elecciones del 11 de marzo, solo sacó 49.681 votos, una cifra muy por debajo de los 122.472 que sacó en 2010 y los 70.435 en las legislativas de 2014. Con eso quedó en el puesto 20 de una lista que obtuvo 15 curules, con 9.468 votos menos que Soledad Tamayo, última en entrar a la Cámara Alta.

En Antioquia, fue la tercera más votada de su lista (41.189 votos), por debajo del exalcade de Itagüí Carlos Andrés Trujillo y del actual senador Juan Diego Gómez Jiménez. E incluso en Bello le ganó Álvaro Uribe.

¿Qué ha pasado con una de las casas políticas más hegemónicas y con más poder en Bello y el centro de Antioquia que en casi una década han perdido 72.791 votos?

Prontuario y desprestigio familiar

Cuando ya tenía todo listo para buscar la gobernación de Antioquia —después de haber sido alcalde de Bello (1995-1997), representante a la Cámara (2002-2006) y senador (2006-2009)— Óscar Suárez Mira, el barón electoral de la familia, renunció a su curul en el Senado para atender la investigación por presuntos nexos con grupos paramilitares, hecho del que fue condenado a 9 años de prisión en julio de 2013 y actualmente es prófugo de la justicia por presunto enriquecimiento ilícito.

Olga, quien ya había sido alcaldesa de Bello (2004-2007) heredó los votos de Óscar para ser elegida en 2010, y así los Suárez Mira mantuvieron su curul en el Senado.

Pero la fatiga del electorado estaba a punto de dar el primer golpe: en octubre de 2011 ganó el voto en blanco en Bello, algo descrito a nivel nacional como un fenómeno democrático. 

Sin embargo, los Suárez Mira se las arreglaron para quedarse nuevamente con la Alcaldía en las elecciones atípicas de diciembre de 2011. Ese mismo año, la Corte Suprema de Justicia abrió una investigación contra Olga por presuntos nexos con paramilitares, que ya archivó la Corte Suprema.

En 2015, César, el tercero de los hermanos de los Suárez Mira que entra a la vida política, ganó la alcaldía pero en diciembre de 2016, cuando solo llevaba 12 meses en la Administración Municipal, fue capturado en su despacho por cargos de falsedad ideológica en documento público, uso de documento público falso, falso testimonio y fraude procesal. Aunque tuvo casa por cárcel, el pasado 21 de septiembre volvió a la alcaldía después de que un juez revocara días antes la medida de aseguramiento.

A todo esto se le suma el poco desarrollo en infraestructura, los problemas sociales y la situación de orden público —extorsiones, homicidios, microtráfico y fronteras invisibles— que actualmente sufre Bello.

“La gente está cansada y los contradictores de los Suárez Mira supieron capitalizar eso”, le dijo un estratega político a La Silla.

Por su parte, la senadora le dijo a La Silla que no cree que los problemas judiciales de sus hermanos tuvieran algo que ver en su derrota, ya que —insiste ella— los tenían hace cuatro años con la situación de Óscar y eso no impidió que sacara más de 70 mil votos.

Derrotados por sus enemigos políticos

Además de la caída en votación propia, sus enemigos políticos crecieron.

León Fredy Muñoz, representante a la cámara electo por los verdes (con 33.606 votos, 11.680 en Bello), ha denunciado en varias ocasiones que allegados al clan Suárez Mira lo han amenazado de muerte por el control político que realizó a través de la Federación Nacional de Paz.

Muñoz, exconcejal de Bello y quien perdió la alcaldía en 2015 frente a César Suárez, fue quien denunció el falso título de bachiller del alcalde, lleva varios años denunciando las irregularidades de la casa Suárez Mira, y la acusó de ofrecerle 5.000 millones de pesos para retirar esa denuncia.

En su campaña a la Cámara, acompañado de Sergio Fajardo y Claudia López, siguió criticando en plaza pública la gestión de los últimos 20 años de los hermanos Suárez Mira. Por eso, su llegada al Congreso es otra derrota para ese clan.

Además, el pasado domingo Jhon Jairo Bermúdez, ficha del excandidato uribista a la alcaldía Óscar Andrés Pérez, alcanzó una curul en la Cámara. Y lo hizo con más votos en Bello que los que sacó Germán Blanco, el único congresista que les queda a los Suárez.

Eso revive a Pérez, que hace tres años perdió un round con los Suárez Mira cuando se le escapó la alcaldía de Bello frente a César por mil votos.

La estocada final

El 8 de marzo, tres días antes de las elecciones, Noticias Caracol publicó un informe en el que Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, denuncia los escándalos e investigaciones en los que han estado involucrados Óscar, Olga y César, y le atribuye los problemas actuales de Bello a este clan político.

Al ser consultada por La Silla, Olga reconoció que “todas las dificultades que han tenido como familia” incidieron en la votación del pasado domingo.

“Nuestro voto de opinión no se torció por el informe de Caracol”, enfatizó la senadora, pero sí admitió que el informe periodístico les hizo mucho daño con el resto del electorado.

“Fue un tema muy sesgado porque el señor Ávila dijo muy claro que su candidato era León Fredy Muñoz y este señor ha sido un perseguidor político de la familia Suárez Mira, apoyado por la izquierda, entonces uno ya sabe por dónde va el agua al molino”, insistió Olga.

Por ahora Olga está participando en las reuniones de su bancada en Bogotá para definir a quién apoyan en las presidenciales, y sus 41.189 votos en Antioquia podrían terminar donde Germán Vargas Lleras o donde Iván Duque.

La senadora saliente todavía no sabe qué hará a partir del 21 de julio, pero tres fuentes consultadas por La Silla, cercanas a la casa política, coincidieron en que podría buscar la alcaldía de Bello en las elecciones de 2019.

Comentarios (3)

José Saramago ..

15 de Marzo

3 Seguidores

Son dos cosas distintas:1..El informe periodistico de Ariel Ávila es cierto,t...+ ver más

Son dos cosas distintas:1..El informe periodistico de Ariel Ávila es cierto,todo, el clan Suarez Mira tiene un prontuario delictivo de temer: carcel, falsos titulos, paramilitarismo, profugos de la justicia, etc.2..Pero Leòn Valencia y Ariel Avila que solo se dedica a perseguir a cuestionados personajes de “derecha” no pueden negar la simpatia para favorecer a politicos del partido verde.

Enri

15 de Marzo

0 Seguidores

No pueden "perseguir" a quien no ha hecho mérito para ser "perseguido".

No pueden "perseguir" a quien no ha hecho mérito para ser "perseguido".

Jorge Ulises Casas Jerez

15 de Marzo

1 Seguidores

El fenómeno de los políticos consiste en que siendo personas que no gerencia...+ ver más

El fenómeno de los políticos consiste en que siendo personas que no gerencian sus propios negocios, hacen de la política otro negocio al que le dan prioridad ya que tienen a la mano los fondos públicos a los cuales acuden para balancear los propios; mientras esa situación perdure lo que vemos a diario será constante.  

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia