Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Sara Ruiz | Adelaida Ávila Cabrera · 04 de Noviembre de 2018

2206

0

El empresario bellanita Hernán Moreno Pérez viene siendo noticia desde abril, cuando se destapó el escándalo por el pago de coimas a la Alcaldía de Armenia y a la Gobernación de San Andrés a cambio de contratos para la construcción de vías y de colegios. 

Moreno, a través de la compañía Furel, de dos empresas filiales de esta y de la Universidad de Sabaneta -de la que era representante legal y socio- y de varios consorcios, se ha ganado 142 contratos por un total de 378 mil 123 millones de pesos entre 2011 y 2018.

La mayoría se ejecutaron en Antioquia, pero no encontramos con la Gobernación de Luis Pérez, quien lo nombró el año pasado en el Consejo Superior de la Universidad de Antioquia y de quien, según cinco políticos de diversas tendencias con los que hemos hablado, es amigo personal.

En consorcio con Fernando León Díez, con quien hizo los contratos cuestionados, se ganó su primera licitación en Medellín un año antes de firmar los contratos en Armenia, con el Inder, y para construir la segunda Unidad de Vida Articulada (UVA), en el corregimiento de San Cristóbal.

También encontramos que los contratos con Armenia y San Andrés se firmaron mientras que el gerente de Furel era Iván Correa Calderón, actual gerente de la Fábrica de Licores de Antioquia (FLA), pero el que firmaba los contratos era Moreno o su socio, Díez.

Hernán Moreno no es el único dueño de Furel, Futech, Proyectos Amigables de Ingeniería SA. Según han contado los medios y nos dijeron tres fuentes que lo conocen y cercanos a la movida política local, es socio de la Universidad de Sabaneta. Por eso la incluimos. Para armar esta base de datos revisamos y recopilamos en el Sistema Electrónico de Contratación Pública (Secop) los NIT de las empresas en las que sabemos que Moreno tiene acciones: Furel S.A., Futech S.A., Sorte International Services S.A. y Proyectos Amigables de Ingeniería S.A.S. También todos los contratos que firmara Moreno como representante legal.

Esto fue lo que encontramos al revisar esos contratos:

 

1. La mayoría son con Medellín y con su empresa de seguridad

Furel, una empresa de transmisión y distribución de energía, ha tenido contratos más que todo con la Empresa de Seguridad Urbana de Medellín ESU, adscrita a la Alcaldía, que contrata como Empresa comercial del Estado, sin necesidad de abrir concursos.

Furel ha sido su aliada para la instalación de redes eléctricas, pero además para montar circuitos cerrados de televisión y sistemas de vigilancia en general no solo en Medellín, sino en otros municipios de Antioquia y del país. De hecho, a través de la ESU fue que Moreno prestaba el servicio de cámaras de seguridad en San Andrés.

También, como Moreno es constructor, lo contrataba la ESU para hacerle mantenimiento a infraestructura física de su sede.

 

2. Casi todos son con entidades que no ponen a concursar a los contratistas

Hernán Moreno, tanto en sus contratos con Furel como los que tiene como representante legal de la Universidad de Sabaneta, para alquilar equipos, construir megaobras y hacer instalaciones eléctricas (entre otros), son a través de empresas públicas que pueden contratar como si fueran privadas.

 

3. Las licitaciones que ganó fueron más que todo con su socio en Armenia y San Andrés, y con poca competencia

 

De las 24 licitaciones que se ganó entre 2011 y 2018, la mitad fueron de un solo proponente, cinco fueron de dos, tres fueron de tres y las otras cuatro fueron de cuatro, siete y ocho. Una tercera parte presentaron en el proceso observaciones de otras empresas que quisieron participar: la solicitud más frecuente es que estarían violando el principio de pluralidad de oferentes, con reglas que, alegaban, pocos podrían cumplir.

4. La época con más contratos fue durante la Alcaldía de Aníbal Gaviria

Aunque Furel viene contratando desde los años 90 con EPM y sus filiales, y como es distribuidora de energía contrata en varios departamentos y entidades, encontramos que la época en que más contrató fue entre 2013 y 2015, cuando el liberal Aníbal Gaviria estaba en la Alcaldía.

Pero, en general, su año más próspero fue el 2014 cuando, incluso, llegó a meterse en un concurso para distribuir el doble anís del Huila junto con la Industria Licorera de Caldas, a la cual le llegaron cuestionamientos en su momento por aliarse con una empresa que no distribuía ni producía licor.

De ñapa, encontramos que dos de los tres contratos que tiene actualmente Furel son a través de la empresa Distribuidora de Energía del Chocó, Dispac, que gerenció hasta hace 14 años John Jairo Toro, último gerente de la empresa antes del escándalo.

Para ver la base de datos que armamos para esta investigación, haga clic aquí.

 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia