Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Sara Ruiz · 02 de Agosto de 2018

A la izquierda, el nuevo presidente de Dimayor, Jorge Enrique Vélez; a la derecha, el subcontralor de Antioquia, nuevo contralor encargado, Rubén Darío Naranjo.

1238

0

Ayer en la mañana llegó a la Asamblea de Antioquia la notificación de la suspensión por diez meses al contralor departamental Sergio Zuluaga. Con eso, queda encargado el subcontralor Rubén Darío Naranjo, del equipo político del vargasllerista Jorge Enrique Vélez.

El recién nombrado presidente de la División Mayor del Fútbol Colombiano, Dimayor, cae más que bien parado, luego de haberle apostado toda sus fichas a la fallida candidatura presidencial de Germán Vargas Lleras.

Vélez, hasta el martes presidente de Cambio Radical, había dicho públicamente que si su candidato sacaba los votos que predecían las encuestadoras se retiraba de la política. Efectivamente Vargas se quemó con el 7 por ciento de los votos.

Dos meses después, Vélez cayó parado pues además de ser la cara visible del deporte más popular del país tendrá por lo menos hasta junio de 2019 a un contralor de su cuerda en su departamento de origen.

Como los líos del suspendido Zuluaga son varios -pues no solo está sancionado por haber incluído información falsa en su hoja de vida para concursar para su cargo, sino que presuntamen se hizo una cirugía plástica en un hospital público que él auditaba sin pagar todos los gastos, por lo que lo investiga la Fiscalía- Naranjo podría ser contralor incluso por más tiempo y más cerca de las elecciones regionales de octubre de 2019, a menos que Zuluaga renuncie o la Fiscalía falle, y la Asamblea nombre a alguien nuevo, que no sea él.

El subcontralor es un político de carrera. Fue diputado en el periodo 1998-2000 por el Partido Conservador; llegó a Cambio Radical en el 2007 con el aval del excongresista William Ortega Rojas, y volvió a la Asamblea en los periodos 2008-2010 y 2011-2015 como miembro de ese partido.

Allí se alió con Vélez para respaldar a Jorge León Ruiz a Cámara y a Juan Carlos Restrepo a Senado para las elecciones de 2014, y en 2015 Vélez lo respaldó para reelegirse en la Asamblea, “desde eso somos muy cercanos”, le dijo el funcionario a La Silla.

Naranjo le hizo campaña a la llave de Luis Pérez a la Gobernación y a Gabriel Jaime Rico a la Alcaldía de Medellín, avalados por su partido, y aunque se quemó con 17 mil votos, a los pocos meses Zuluaga lo nombró subcontralor como cuota de Cambio Radical y de Vélez, le contó a La Silla Paisa un político muy cercano al Gobernador y a Vélez.

El nuevo presidente de la Dimayor y el Subcontralor no son los únicos vargaslleristas antioqueños a los que les ha ido bien después de quemarse.

Álex Flórez, quien era subsecretario de Gobierno de Luis Pérez, renunció para lanzarse a la Cámara este año, perdió y al mes se reintegró como subsecretario de Salud; y Mauricio Parodi, que renunció a la gerencia del Departamento Administrativo del Sistema de Prevención, Atención y Recuperación de Desastres para ser representante a la Cámara, se quemó y a los pocos días le ofrecieron la presidencia del Deportivo Independiente Medellín. Finalmente la rechazó por motivos personales, pero siguió de presidente de la Liga antioqueña de fútbol, donde estaba antes de llegar a la Gobernación con Pérez.

Vélez ya metió el gol con Dimayor. Su aliado Naranjo tiene al frente otro. Lo meterá si su jefe, el contralor cuestionado, se cae del todo y la Asamblea decide dejarlo hasta el final del periodo.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia