Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Sara Ruiz · 19 de Noviembre de 2018

11596

5

Se está enredando el tren elevado para el municipio de Rionegro, que vale más de 3 billones de pesos y está en manos de Fonade, la entidad nacional conocida por la mermelada que repartió en el Gobierno Santos.

El tren, que vale más de seis veces el presupuesto anual del municipio -que es de 130 mil habitantes-, tiene embolatada la financiación con vigencias futuras por 25 años, por una medida cautelar de la justicia.

El contrato de Rionegro con Fonade, para estructurar el proyecto con otros dos de su plan de movilidad urbana, se acaba en diciembre.

Por eso, y aunque la financiación esté en el aire, la Alcaldía ya citó a la entidad a una audiencia por inclumplimiento.

Idea grande con nombre propio

El tren ligero empezó a sonar en mayo de 2016, cuando El Colombiano publicó un artículo contando que el municipio más grande del Oriente antioqueño, vecino de Medellín y que aloja su aeropuerto internacional, estaba explorando la posibilidad de tener su propio tren ligero.

En esa nota, el principal diario de Antioquia entrevistó al presidente en Colombia de la empresa brasilera Aeromovel, José Andrés Pinzón, para explicar los beneficios que traía la tecnología de la que la empresa es dueña.

Aeromovel diseña y construye trenes automáticos que funcionan con aire comprimido (no con electricidad, motores de combustión o imanes).

Tiene para mostrar un tren turístico de 3 kilómetros en Yakarta, Indonesia, y otro de 1 kilómetro, el aeropuerto de Porto Alegre, en Brasil, en 60 años de existencia.

En agosto de ese año el alcalde de Rionegro, Andrés Julián Rendón, viajó con sus secretarios de Gobierno y Planeación a Brasil, para reunirse con Aeromovel.

Con el argumento de que su municipio es el que alberga el aeropuerto internacional más grande de Antioquia y el Eje Cafetero y recibe buena parte de la expansión urbana que viene aumentando con la migración desde el Valle de Aburrá, Rendón decidió que ese tipo de tren sería ideal para el Valle de San Nicolás, donde queda Rionegro.

¿Por qué ese tren? “Es más barato en operación que otros, además requiere menos tierra y es más fácil de expandir porque es elevado”, le explicó a La Silla el exgerente del Metro de Medellín, Ramiro Márquez, quien asesoró al Alcalde a comienzos de su administración.

Así, el tren se convirtió en el proyecto bandera de la alcaldía de Rendón.

Arrancó con un convenio por 1.800 millones de pesos con Masora, una entidad privada que agrupa nueve municipios del Oriente, entre ellos Rionegro, para planear sus proyectos de desarrollo, como el polémico cobro de valorización por 450 mil millones que financiaría una parte del plan vial del municipio.

La idea era que Masora hiciera un estudio de movilidad regional que incluyera el tren, para lo que contrató a la consultora experta en movilidad Steer Davies and Gleave.

Esta hizo encuestas sobre preferencias de movilidad, incluyendo como opción el “Aeromovel”, como referencia al tren ligero en general. Eso da a entender que en ese momento había una visión de que el tren se haría con los brasileros y no con otras opciones.

El gerente de Steer Davies and Gleave en Colombia, Enrique Hernández, nos dijo que lo incluyó porque la Alcaldía les pidió que lo hicieran. El Alcalde le negó a La Silla que hubieran hecho esa solicitud.

Tanto Hernández como Fabio Ríos, gerente de Masora, no recuerdan cuánto de esos 1.800 millones costó el contrato; y a pesar de que le pedimos la información en varias ocasiones a Ríos, para el momento de publicar esta nota no la habíamos recibido; y eso prueba que además de acelerado, en el proceso no hay total transparencia.

Una vez Masora entregó el estudio a Rionegro, llegó Fonade al mapa.

La carrera

En diciembre de 2016, el entonces gerente de Fonade y ficha del exsenador condenado por corrupción Bernardo ‘el Ñoño’ Elías, Ariel Alfonso Aduén, firmó un contrato con el municipio por 11 mil millones de pesos para hacer la estructuración técnica, financiera y jurídica del plan de movilidad de Rionegro, a partir del estudio de Steer Davies.

Ese plan incluía la creación de una empresa para ejecutar el plan con recursos públicos y privados, llamada Sistema Operativo de Movilidad Sostenible, Somos Rionegro SAS. Ya el Concejo había aprobado su creación.

Rendón nombró a David Orlando Quintero, quien había sido electo concejal en las elecciones anteriores por el Centro Democrático, el partido del Alcalde, para gerenciarla.

El contrato con Fonade también incluía viabilizar la terminal de transportes, tres estaciones de transferencia y el tren de 18 kilómetros. Iba desde los estudios de factibilidad hasta la salida a licitar y adjudicar el proyecto.

Para hacerlo, Fonade contrató un consorcio integrado por tres firmas: Profit banca de inversión, colombiana; AFH consultores, mexicana; y Cemosa, española. Para la parte jurídica contrató la firma de abogados Arrieta Mantilla y Asociados.

Mientras tanto, en abril de este año el Concejo le aprobó al Alcalde comprometer las vigencias futuras del municipio entre el 2023 (cuando entraría a funcionar el tren) y el 2047, a partir del recaudo del impuesto predial a fincas de engorde.

Son 5 billones para el plan de movilidad, de los que el 70 por ciento van para el tren.

El pare en seco

A mediados de este año, luego de pedir una prórroga de seis meses a la Alcaldía para analizar la viabilidad del tren, Fonade encontró dos líos jurídicos, según nos dijo extraoficialmente una fuente de la entidad.

Arrieta Mantilla determinó que el proyecto de transporte masivo no podía limitarse a la tecnología de Aeromovel sino que debía incluir otras distintas, como un tren eléctrico o a gas, para no caer en riesgo de direccionar el contrato y para tener alternativas más económicas.

David Quintero, gerente de Somos, responde que hay alrededor de 50 empresas interesadas en el proyecto además de Aeromovel, aunque todavía no hay forma de saber cuántas lo están en serio pues no hay un proceso para contratar todavía.

Su idea, que todavía puede cambiar por la etapa temprana del proyecto, es que un solo contratista construya la terminal, las tres estaciones de transferencia y el tren.

Tampoco vio viable que un municipio de segunda categoría se endeudara por unos 200 millones de pesos anuales durante 25 años. Más cuando el proyecto del tren no está en el Plan de Desarrollo municipal.

El Alcalde justificó la financiación través de endeudamiento a 25 años con que él “no tenía cercanía” con el Gobierno de Juan Manuel Santos y por eso no veía posibilidad de que lo respaldara con presupuesto nacional; y con que los municipios de menos de 600 mil habitantes no pueden entrar en la Ley de Metros, que es la que permite construir trenes con recursos del Gobierno Nacional.

Además “el gobernador también tiene sus prioridades, y esta no es una”, explicó el alcalde Rendón.

Para curarse en salud, la Alcaldía contrató una evaluación externa con una firma de exfuncionarios de Fonade para que validara todo el modelo financiero del tren. Eso, “pues la ejecución del proyecto APM tiene un componente financiero muy especializado”, nos explicó la Secretaria General del Municipio.

El contrato, por 435 millones de pesos y cinco meses de duración, es con Viveka, una firma contratista de Fonade que dirige Mateo de los Ríos, exgerente de estructuración Fonade y de la ANI para las autopistas 4G. Su gerente es Natalia Arias, quien dirigió Fonade entre 2011 y 2014 y es esposa de De Los Ríos.

La evaluación va hasta diciembre.

Con la estructuración andando, la Alcaldía le expuso al Ministerio de Hacienda el proyecto para obtener su aval. Este le dijo que otra entidad de segundo piso debía validar lo que armó Fonade, por lo que ésta no ha empezado a buscar proponentes.

“Con toda la fama que tenemos, para bien o para mal, no podíamos empezar a armar prepliegos sin tener el visto bueno del Ministerio”, le dijo a La Silla un directivo de Fonade fuera de micrófonos.

Rionegro escogió como segundo validador al Instituto de Desarrollo de Antioquia, Idea. En este momento está esperando que se firme el contrato por 400 millones de pesos, según le dijo a La Silla el alcalde Rendón.

Pero incluso si logra el sí del Idea y luego el del Ministerio para abrir la licitación, el tren está enredado.

Yo pierdo, tú pierdes

El Alcalde tiene afán para salir a licitar, porque los municipios que no son capitales o de categoría especial no pueden celebrar contratos por APP en su último año de Gobierno.

Es decir, a Rendón le queda poco menos de mes y medio para contratar la construcción de la principal obra que ha propuesto.

Además, como el Tribunal Superior Administrativo de Medellín suspendió cautelarmente el decreto que permite que Rionegro comprometa vigencias futuras por 5 billones para el tren, en este momento no hay fondos para salir a licitar.

Encima de eso, la Alcaldía llamó a Fonade a una audiencia de incumplimiento por no haber salido a promover el proyecto con potenciales contratistas, que era parte del contrato.

Según le dijo Rendón a La Silla, ese trabajo de la promoción lo está haciendo Somos, y por eso Fonade tiene que devolver parte de lo que el municipio le pagó y no cobrar los 1.100 millones que le falta por entregar.

“Todo iba bien hasta que Fonade empezó a tener los problemas que conocemos en prensa, supongo que eso nos afectó el proyecto”, le dijo el Alcalde a La Silla.

La audiencia arrancó el 9 de noviembre y se reanuda el 3 de diciembre. Es decir, menos de un mes antes de que Rendón y Rionegro se queden definitivamente sin su tren ligero, que parece estar más enredado que el debatido metro de Bogotá.

Comentarios (5)

JONATHAN ALEXANDER RESTREPO MARIN

19 de Noviembre

1 Seguidores

Excelente articulo muchas gracias, en esta zona si que nos ayudaría mucho su periodismo critico, por que los casos dudosos como este son muchísimos

Excelente articulo muchas gracias, en esta zona si que nos ayudaría mucho su periodismo critico, por que los casos dudosos como este son muchísimos

Martha Patricia...

20 de Noviembre

0 Seguidores

Saludos; este artículo es impreciso, la información remitida a la periodista...+ ver más

Saludos; este artículo es impreciso, la información remitida a la periodista vía e-mail en ningún momento expresa: “Para curarse en salud, la Alcaldía contrató una evaluación externa con una firma de exfuncionarios de FONADE para que validara todo el modelo financiero del tren, “pues la ejecución del proyecto APM tiene un componente financiero muy especializado”, nos explicó la Secretaria General”

Martha Patricia...

20 de Noviembre

0 Seguidores

No hice tal manifestación por lo cual pido se rectifique teniendo en cuenta l...+ ver más

No hice tal manifestación por lo cual pido se rectifique teniendo en cuenta la información allegada, no la interpretación de la periodista.

Sara Ruiz

21 de Noviembre

26 Seguidores

Saludos, Secretaria.
El entrecomillado “pues la ejecución del proyect...+ ver más

Saludos, Secretaria.
El entrecomillado “pues la ejecución del proyecto APM tiene un componente financiero muy especializado”, es lo que usted me me respondió por correo el viernes 16 de noviembre para explicar la razón para contratar con la firma Viveka.
El resto de la frase está puesto en mis palabras, según la reportería que hice con el Alcalde, al revisar el contrato y con otras fuentes.

Sara Ruiz

21 de Noviembre

26 Seguidores

Aclararé la redacción para que no quede duda de la diferencia entre las dos ...+ ver más

Aclararé la redacción para que no quede duda de la diferencia entre las dos partes.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia