Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 09 de Octubre de 2018

1509

0

El nuevo alcalde de Armenia, Óscar Castellanos, completó apenas dos semanas en el cargo y ya le están creciendo los ruidos alrededor, pues en la última campaña en la que participó de frente, la del chancero Ánuar Oyola a la Cámara, habría corrupción.

Como habíamos contado, Castellanos, que reemplazó la ficha de César Gaviria dentro de la terna, ha tenido que ver con la casa política de la investigada Luz Piedad Valencia.

Pero también ha estado en las toldas de su opositora, la exgobernadora cuestionada Sandra Paola Hurtado, que son las mismas de su novio, César Augusto Pareja, ‘Toto’.

El nuevo alcalde es un economista que ha hecho carrera en el gremio transportador. Antes de llegar a la política por el liberalismo que lideraba la casa Valencia, fue gerente de la Cooperativa de buses urbanos del Quindío, Coorbuquin.

Fue concejal de 2001 a 2015, pero en su último periodo, el mismo en que Valencia llegó a la Alcaldía, Castellanos empezó a marcar distancia de ella y a acercarse al grupo de Sandra Paola Hurtado, la otra baronesa electoral del Quindío.

Incluso, para las elecciones a Presidencia del 2014, cuando se conformaban los equipos de la Unidad Nacional para la reelección de Santos, el nuevo Alcalde hizo parte del equipo de campaña que lideró ‘Toto’, según nos confirmó un miembro de ese grupo  que nos respondió las preguntas que le hicimos con la condición de no mencionar su nombre.

Para las elecciones del 2015, Castellanos se separó de la casa Valencia y se mudó del todo adonde Hurtado y ‘Toto’. Le hizo campaña a la Gobernación a su candidata, Sandra Milena Gómez, y lanzó a la Asamblea a su sobrina por la lista de Cambio Radical que encabezó la hermana de ‘Toto’, Gloria Patricia Pareja.

Paola Castellanos, la sobrina, fue la segunda en votos después de Pareja, y desde que ganó su tío siguió haciendo política a su lado.

El tiempo del nuevo Alcalde en el vargasllerismo se acabó en cuanto llegaron las siguientes elecciones, las de marzo de 2018, que coincidieron con los escándalos por presunta corrupción de Hurtado cuando era gobernadora, que la terminaron aporreando hasta el punto de perder en las legislativas y desaparecer del panorama político.

Entonces Castellanos aterrizó de nuevo en el Partido Liberal.

Sonó como candidato a la Cámara, pero se bajó para respaldar la campaña de Anuar Oyola, quien fue jefe de ‘Toto’ en Apuestas Ochoa, la empresa de chance de la familia de Luz Piedad Valencia y que ha patrocinado históricamente campañas políticas en la región. Oyola tenía a ‘Toto’ como su hombre en los barrios para mantener buenas relaciones con líderes y políticos locales, según contamos aquí.

A Oyola la Fiscalía lo capturó el 8 de octubre junto con su esposa y su hijo por presunto concierto para delinquir, compra de votos y violación de topes electorales. Entre los otros siete que capturaron está la nueva jefe de prensa de la Alcaldía de Armenia, recién nombrada por Castellanos, quien también trabajó en esa campaña.

Como Oyola fue una de las fórmulas de Valencia al Congreso este año, cuatro de las ocho personas con las que hablamos para esta nota identifican al nuevo Alcalde como el integrante de la terna más cercano a Valencia (además porque a Luisa León y a Gloria García las ven más cercanas a Luciano Grisales, el único representante a la Cámara por el Quindío, que se alejó de Valencia en las parlamentarias de este año y es muy cercano al alcalde investigado Álvarez).

Otras cuatro fuentes (dos políticos, un veedor y un periodista) nos dijeron por aparte que Castellanos era el más independiente de la terna porque se alejó de Valencia desde el Concejo. 

Pero ese vínculo es solo una parte de sus conexiones cuestionadas, pues Castellanos tiene pasado con ‘Toto’ y ahora la última campaña en la que estuvo habría tenido líos de corrupción.

Eso, en todo caso, puede bastar para que el cuarto alcalde de Armenia en los últimos seis meses se quede, sin ruidos, hasta el final.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia