Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Sara Lopera · 20 de Agosto de 2018

2437

1

Quedan pocos días para las votaciones de la consulta anticorrupción y los ánimos de quienes se montaron a este bus desde el principio empiezan a flaquear, pues con las legislativas y las presidenciales, esta es la tercera campaña en seis meses y no han logrado el alcance esperado.

Nueve fuentes que consultó La Silla Paisa, seis verdes y tres del Polo, coinciden en que el agotamiento se siente, y se quejan de que la falta de recursos y la publicidad negra que se difunde por redes sociales contra la consulta han golpeado la campaña.

El tamaño del reto es grande: para alcanzar los más de 12 millones de votos que se necesitan, esperan que Antioquia ponga un millón y medio, la mitad en Medellín.

Esa cifra es alta pues en la primera vuelta a presidenciales, con la emoción de la campaña a tope, en el departamento Sergio Fajardo obtuvo 731 mil votos y Gustavo Petro otros 238 mil, y ahora son justamente quienes les hicieron campaña los que se mueven por la consulta.

Causa verdeamarilla, plataforma costosa

La Alianza Verde y el Polo registraron dos comités ante la Registraduría para impulsarla. A ellos se unió gente de la Antioquia Humana, algunos del Directorio Liberal de Medellín, Compromiso Ciudadano y unos 200 jóvenes voluntarios más.

En manos de ellos estuvo la marcha de antorchas del pasado viernes a la que asistieron alrededor de 800 personas y la maratón en vivo en la que hicieron pedagogía durante 24 horas en diferentes puntos de la ciudad.

Para Saúl Úsuga, diputado verde, el proyecto anticorrupción que llevó Iván Duque al Congreso un día después de su posesión (y que retiró la semana pasada el Ministerio del Interior por el “mico” que denunció la representante verde Juanita Goebertus) deja un sinsabor en el ambiente porque, dice,”la gente piensa que no vale la pena votar si el Presidente lo va a hacer”.

Úsuga le suma que los gobiernos departamentales y municipales no han ayudado a informar a la gente, como sí ha sucedido en Cali o Bogotá. Además, en zonas de conflicto como el Bajo Cauca los grupos armados les han impedido hacer pedagogía en los territorios.

Por esas condiciones otra fuente del Verde, que prefiere no ser citada porque no quiere que su Partido lo vea pesimista, cree que es casi imposible cumplir la meta y que como mucho se lograrán 800 mil votos.

En todo caso, los diputados y concejales de esos dos partidos, y quienes se están posicionando para las elecciones del 2019, han impulsado la campaña. Aunque no tienen recursos y los mueve la causa anticorrupción, también es una plataforma para ganar visibilidad.

Por ejemplo Camilo Calle, coordinador departamental de la campaña y aspirante a la Asamblea, está trabajando en la campaña sin ninguna remuneración desde que el Partido presentó la propuesta a la Registraduría en enero de 2017 y empezó a recoger firmas para avalar la consulta.

Esa situación se parece a la de los excandidatos verdes a la Cámara, Daniel Duque (con 22 mil votos) y Alexander Rúa (cerca de 2 mil votos), el primero coordinador nacional de la campaña y el segundo parte del comité departamental. Los dos aspiran a ser concejales de Medellín.

Duque ha gestionado recursos y convocó un equipo de casi 200 jóvenes que se han encargado de hacer pedagogía voluntariamente. Rúa fue quien estuvo en la coordinación de la marcha de antorchas.

El Polo también ha estado en las calles desde que comenzó la campaña hace unos dos meses. Javier Gaviria, secretario del comité ejecutivo de Medellín, calcula que, entre donaciones de organizaciones y el bolsillo de los militantes, han invertido 10 millones para material de difusión y para movilizarse en el departamento.

Concejales, diputados, congresistas y alrededor de 200 voluntarios del Polo Joven han hecho brigadas pedagógicas en todos los municipios de Antioquia, según Gaviria. “Nuestras jornadas son de 8 de la mañana a 9 de la noche”, asegura.

Los dos precandidatos a la Alcaldía por el Polo también le apuestan a la consulta.

Una, la concejal Luz María Múnera, asegura que por medio de vacas han recogido la plata para imprimir 100 mil volantes y entregar únicamente en Medellín. Ella misma entregará cinco mil volantes esta semana en la ciudad.

El otro, el exrepresentante Víctor Correa, ha volanteado y ha hecho conversatorios sobre la consulta, como el del miércoles pasado con el diputado Luis Peláez.  

El fajardismo también se está moviendo por redes sociales y con volanteos pero, a diferencia de las otras dos patas de la Coalición Colombia, no inscribió comité promotor.

Fajardo se manifestó públicamente el pasado viernes en el foro en Plaza Mayor con el senador del Polo Jorge Robledo. Según Santiago Gómez, miembro de la campaña presidencial, el movimiento apoya la consulta porque la anticorrupción "siempre ha sido la bandera de Fajardo" y también es una plataforma para mantenerse vigentes.

Esto demuestra que con la campaña sus líderes buscan quedar bien parados y mantenerse vigentes para las elecciones que se avecinan, aunque el precio puede ser alto si el próximo domingo las votaciones son un fracaso.

Los demás no le creen o les da igual

Aunque 84 congresistas avalaron la consulta anticorrupción el 5 de junio de este año, luego de que Iván Duque ganó las elecciones, la mayoría se bajó del bus.

El Centro Democrático ha sido el más evidente. Así lo ratificó uno de sus diputados en Antioquia, José Luis Noreña, quien no la apoya y está invitando a sus allegados a no salir a votar.

El argumento de Noreña es que quienes la promueven “no tienen cara para hacerlo cuando ellos fueron los que aprobaron todas las leyes de Santos, el gobierno más corrupto que ha tenido Colombia”.

Se refiere al partido Verde y a la exsenadora Claudia López quien, según él, le dijeron sí a los proyectos corruptos de Santos como su reforma tributaria y el proceso de paz.

Tres políticos conservadores antioqueños, dos de La U y dos de Cambio Radical coinciden en que no hay una directriz nacional o departamental que los anime a apoyar la consulta directamente y varios de ellos desconfían de su eficacia o no están de acuerdo con ella.

Por ejemplo, el diputado de La U Norman Correa no la va a votar porque dice que ya le jugó a la anticorrupción cuando votó por Iván Duque.

Tampoco lo hará un diputado conservador que nos habló off the record pues espera que en los próximos días el partido exprese su apoyo a la consulta. Según él, no lo hace porque sus promotores (refiriéndose al Verde) tienen intereses políticos y porque confía “plenamente en que el Presidente va a hacer las leyes necesarias para luchar contra la corrupción”.

Incluso entre quienes ven la consulta con buenos ojos, hay más apoyo que entusiasmos.

Por ejemplo Ricardo Yepes, concejal de Medellín por Cambio Radical, apoya la consulta y la votará, aunque no le gusta la reducción del salario de los congresistas porque le parece una táctica populista de los promotores, por lo que le dirá no a ese punto.

Lo mismo nos dijo sobre el salario Alexander Osorio, diputado de Cambio Radical. Tampoco cree que la consulta sirva de fondo para atacar la corrupción, pero saldrá a votar porque considera valiosa cualquier manifestación en contra de ese problema.

Dos dirigentes liberales y uno de la Alianza Social Independiente nos dijeron que aunque creen que la consulta es necesaria y la votarán positivo, no se han sumado a hacer campaña ni pedagogía. Aunque Andrés Mesa del Directorio Liberal de Medellín sí ha hecho volanteo con el Verde y el Polo. 

Ese ambiente de tibio acompañamiento afecta a quienes se montaron en el bus de la consulta, que encima están agotados y sin plata. Aunque todos dicen que van a darle el último empujón en las calles y redes sociales durante los siete días que faltan.

Nota del editor: Daniel Duque es la pareja de Sara Ruiz, periodista de La Silla Paisa. Ella no reporteó, escribió ni editó la nota, labores que hicieron Sara Lopera y Juan Esteban Lewin.

Comentarios (1)

Armando Lugo Martínez

24 de Agosto

0 Seguidores

Solo en Colombia existe una consulta ANTICORRUPCIÓN, a sabiendas que millones...+ ver más

Solo en Colombia existe una consulta ANTICORRUPCIÓN, a sabiendas que millones de personas por instinto desprecian la corrupción. La corrupción es un tema netamente jurídico y efectuar una consulta anticorrupción es solo para promotores sin oficio. Va ser otro plebiscito fallido y si millones de pesos a la basura.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia