Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Sara Ruiz · 25 de Octubre de 2018

795

0

El jueves se agitó en forma la precampaña con dos renuncias: la de Santiago Gómez, el secretario de Gobierno de Federico Gutiérrez y su enlace con los concejales y el gabinete; y la de Mauricio Tobón, el gerente del Instituto para el Desarrollo de Antioquia Idea, el segundo cargo más poderoso de la Gobernación de Antioquia.

Gómez será el caballo de batalla del Alcalde para sucederlo el año que viene, según le confirmó a La Silla; y Tobón buscaría una alianza entre el uribismo y la clase política, al estilo luisperista.

Por eso, aunque falta un año para llegar a las urnas, esos dos nombres seguramente serán protagonistas.

Gutiérrez sacó a su llave a pelear

Santiago Gómez va a ir por firmas, por el movimiento Creemos, el que llevó a ‘Fico’ a la Alcaldía, lo que le deja muy clara la marca fiquista.

“La idea es llegar a un acuerdo para que  el Centro Democrático tenga candidato a la Gobernación y nosotros a la Alcaldía”, nos explicó el saliente Secretario. Eso mismo le han contado a La Silla por aparte cuatro dirigentes del Centro Democrático.

Gómez, administrador de empresas de la universidad de La Salle, ha sido el coequipero de Gutiérrez en toda su carrera política, aunque nunca antes se había lanzado al ruedo electoral.

Armaron equipo político cuando estaban en la universidad. Gómez fue el subsecretario y luego secretario general del Concejo en el primer periodo de Gutiérrez como concejal, del 2004 al 2007, respaldado por él, y en la Alcaldía de Alonso Salazar, fue su cuota como gerente de Terminales de Transportes, entre el 2008 y el 2010.

El recién renunciado gerenció la campaña de Gutiérrez a la Alcaldía en el 2011, por el Partido de La U, y en el 2015 por su movimiento Creemos.

Cuando arrancó la administración, le pidió ser el segundo al mando: quedó de Secretario de Gobierno, ya no con funciones de espacio público y convivencia, como era antes y que manejaron Caludia Wilches, Wilson López y Mauricio Faciolince durante la alcaldía pasada, sino de gestión política y del gabinete.

De hecho, siempre que Gutiérrez estuvo por fuera de la Alcaldía en estos casi tres años (30 veces, según Gómez), fue su alcalde encargado, cosa que prueba aún más su cercanía, porque los gobernantes suelen rotar ese puesto entre sus secretarios de despacho.

En La Alpujarra todos conocen a Gómez como el escudero de Gutiérrez.

Unos dicen que es quien da el visto bueno a todas las decisiones burocráticas y administrativas de la Alcaldía, y por eso sería su gallo de pelea para cocinar la alianza con el uribismo y poner alcalde de Medellín, una alianza muy probable, como hemos contado.

Aunque un directivo del Centro Democrático -que nos pidió reserva para no generar roces- le dijo a La Silla que si bien todavía no hay nada claro sobre esa alianza, esa puerta no está cerrada.

“Hemos sido muy cercanos al Alcalde. Si él es el que respalde, nos sentaremos a conversar”, explicó.

En eso coincidió un congresista uribista que nos habla off the record: “Si el alcalde lo pidiera, tendría más chance”.

El otro renunciado sí va a caer directo al uribismo para buscar aval.

Una posible bisagra se mete al parche

El otro que se tiró al agua hoy es Mauricio Tobón, gerente del Instituto para el Desarrollo de Antioquia, Idea.

Desde que llegó Luis Pérez a gobernar, en enero de 2016, Tobón maneja la entidad más poderosa de la Gobernación. Es el de mayoría accionaria en Hidroituango, por ejemplo, y es el que pone la plata y la cara para el Ferrocarril de Antioquia, las pequeñas hidroeléctricas y los puertos en Urabá.

Aunque tres diputados y tres congresistas nos dijeron por aparte que aún no se está moviendo mucho entre ellos, Tobón ya tiene el capital inicial para la campaña por haber tenido ese cargo que lo mantuvo en contacto permanente con los alcaldes, diputados y concejales, pues le presta plata a los municipios para hacer obras, y eso le puede ayudar a mostrarse como un benefactor en sitios que recibieron obras financiadas por el Idea.

Tobón, economista de Eafit y especialista en Ciencias Políticas, también es uribista. Fue gerente de la campaña a la Alcaldía de Juan Carlos Vélez en el 2015, candidato del Centro Democrático a la Cámara en 2014. Antes fue concejal de Medellín por el fajardismo, entre 2004 y 2007.

Su idea, nos confirmaron tres dirigentes uribistas, es competirle al excandidato uribista Andrés Guerra por el aval del Centro Democrático, pero, por otro lado, reunir apoyos de otros partidos para armar una coalición grande, según nos dijeron los corporados con los que hablamos.

Eso podría tener éxito entre la clase política uribista y no uribista, y darle fuerza, como contamos.

Precisamente por eso, Tobón podría ser la bisagra entre Luis Pérez y el uribismo. Pero, al contrario de ‘Fico’, que escogió a su gallo de pelea, queda trecho para que el Gobernador dé la bendición.

 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia