Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Sara Ruiz | Sara Lopera · 02 de Octubre de 2018

3985

0

La Fiscalía reveló ayer un presunto carrusel de corrupción, en el que 19 funcionarios de la Secretaría de Movilidad de Bello habrían cobrado coimas a cambio de borrar multas.

Ese escándalo salpica a la exsenadora Olga Suárez Mira y al excandidato a la Cámara y nuevo funcionario de Coldeportes Mauricio Parodi, pues una de los capturados habría comprado votos para ellos.

Suárez es la heredera de los votos de su hermano Óscar, condenado por parapolítica y prófugo por presunto enriquecimiento ilícito; y su otro hermano, César, investigado por falsedad en documento público, es el alcalde de esa localidad del norte del Valle de Aburrá.

Esos cuestionamientos terminaron golpeándola tanto en la última campaña al Congreso que se quemó y el clan se quedó sin curul tras 16 años.

El nuevo escándalo, que apenas empieza a cuajar porque la Fiscalía no ha revelado los nombres de los capturados ni ha dado detalles de cómo la funcionaria compró votos, sí revela que ese clan político no escapa de los cuestionamientos, a pesar de que hace dos meses la Corte Suprema archivó una investigación contra la exsenadora por presuntos nexos con "La Oficina".

Tampoco se le escapan al nuevo funcionario del gobierno Duque, el vargasllerista Mauricio Parodi.

Aunque tanto Parodi como Suárez le negaron a La Silla tener nexos políticos actualmente -algo esperable, pues la primera es conservadora y el segundo de Cambio Radical-, hay vasos comunicantes que podrían explicar los hallazgos que ha revelado la Fiscalía.

Parodi fue Secretario de Salud en la alcaldía de Óscar Suárez entre 1995 y 1998. Luego llegaron al Congreso en 2006, aunque no en fórmula, y por esas elecciones estuvieron envueltos en una misma investigación preliminar de la Corte Suprema por parapolítica, de la cual Suárez salió condenado, pero Parodi libre de que se le abriera investigación penal.

Además, ya quemados, este año Olga Suárez y Parodi hicieron campaña en Bello para Vargas Lleras en la primera vuelta presidencial.

Más allá de eso, según coincidieron tres políticos de tres partidos distintos (dos del municipio y otro cercano a Parodi), el jefe del excandidato, el exalcalde rojo destituido e inhabilitado Rodrigo Arango, sigue teniendo cuotas en la Alcaldía.

Aunque La Silla Paisa no pudo encontrar el nombre de la funcionaria que estaría haciéndole campaña a ambos, uno de los consultados nos lo describió así: “Algunos funcionarios votan por Olga al Senado porque es exalcaldesa y la hermana del Alcalde, pero a Cámara votan por Parodi porque son del equipo de Rodrigo Arango”.

Con el anuncio de la Fiscalía, el barranco por el que el clan Suárez se cayó en marzo es más empinado de la cuenta.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia