Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Sara Ruiz · 14 de Noviembre de 2019

2546

0

En un mes exactamente, a dos semanas de que arranquen los nuevos gobiernos locales, habrá una consulta popular en 13 municipios de Antioquia para aprobar -o no- el Área Metropolitana de Oriente, un proyecto con sello uribista, que tiene como principal impulsor al gobernador Luis Pérez, y al que el Congreso le dio alas en agosto pasado. 

Pero el plan ya se empezó a enredar por dos cosas.

Primero, porque ocho de los 13 alcaldes electos de los municipios que van a salir a las urnas el próximo 15 de diciembre le dijeron en una carta al gobernador entrante Aníbal Gaviria que en sus pueblos la gente no está de acuerdo con que esa figura sea la que los una, y le piden revisar la propuesta cuando arranquen sus gobiernos.

Segundo, porque los ánimos de promover esa consulta están caídos en los municipios y dentro de sus mismos promotores.

Por eso, aunque las votaciones se den, es probable que el área metropolitana de Oriente, que podría ser una medalla para Pérez y una palanca para el alcalde uribista de Rionegro -el municipio donde vive el expresidente y senador Álvaro Uribe- no sea tan grande como lo esperan sus promotores.

El proyecto que arrancó disparado...

El jueves pasado, el gobernador Luis Pérez invitó a desayunar en su despacho a los alcaldes actuales y electos del Oriente antioqueño. El tema central de la reunión fue uno de los proyectos regionales que puede dejar listo Pérez antes de salir del cargo.

Se trata de conformar la segunda área metropolitana de Antioquia (la única que existe es la del Valle de Aburrá, que une a Medellín con otros nueve municipios), y que tendría como eje central a Rionegro, que alberga el aeropuerto internacional de la capital, y por eso es polo de desarrollo en la región.

Rionegro sería el primer beneficiado en el corto plazo, pues siendo epicentro podría apalancar su sistema de transporte público “Sonrío”, que ha tenido dificultades para despegar porque, entre otras cosas, hace más costoso el ingreso a su casco urbano desde los municipios vecinos.

La idea de un área metropolitana para Oriente se venía cocinando hace años con el liderazgo de la Cámara de Comercio, la Universidad Católica de Oriente, Asocolflores y otros gremios, y la fue impulsando Luis Pérez de a poquito durante su administración.

Esa propuesta cuajó por cuenta del uribismo, pues el representante Esteban Quintero, primo del alcalde de Rionegro, Andrés Julián Rendón, logró en el Congreso reducir el umbral de votación que necesitan esas áreas metropolitanas para crearse, pasando del 25 al 5 por ciento del potencial electoral de cada municipio que la quiera integrar.

Con ese impulso, Pérez pidió a las comisiones de Ordenamiento Territorial del Congreso el aval para convocar a una consulta popular antes de fin de año; algo que logró, y que en agosto agendó la Registraduría para el 15 de diciembre.

El área metropolitana sería autoridad de transporte, de planeación y ambiental entre esos municipios.

Como contamos, los primeros interesados eran Rionegro, La Ceja, El Retiro, San Vicente Ferrer, Guarne y Carmen de Viboral; y este año Luis Pérez logró convencer a otros siete alcaldes de que se sumaran a la idea: los de Granada, El Peñol, Guatapé, El Santuario, Abejorral, Concepción y San Rafael.

Pero el grueso de esos municipios se están bajando del bus.

El mismo día del desayuno con el gobernador Pérez, algunos alcaldes electos se reunieron en Marinilla, y ocho de ellos acordaron enviarle una carta al gobernador electo, Aníbal Gaviria, en que le cuentan que no están de acuerdo con que la consulta se haga 15 días antes del fin de este gobierno, y que quieren revisar mejor la figura para asociarse.

Eso quiere decir que, si bien la Registraduría tiene todo listo para la consulta y por eso es seguro que se haga, puede que el Sí al área no gane en los 13 municipios que en principio se querían juntar.

... ya tiene resistencia

La carta para el gobernador Gaviria la redactó el alcalde electo de El Santuario, Juan David Zuluaga. Él es conservador, pero ganó las elecciones con los coavales del Centro Democrático, Cambio Radical, Colombia Justa Libres y Aico.

El propósito de la carta, nos dijo el mandatario entrante, es que Aníbal Gaviria “nos ayude en este periodo de empalme para que de alguna forma se pueda detener el proceso de la consulta, porque el tema no ha gozado de mucho consenso”.

Una de las razones de más peso que tienen los nuevos alcaldes y la gente en general es que creen que la figura de asociatividad no debería ser área metropolitana sino provincia, porque las provincias no tienen un municipio núcleo.

Eso nos dijo Néstor Fernando Zuluaga, el alcalde actual del Carmen de Viboral, que quiere entrar al área, pero todo el Concejo se opone: “Yo la cosa la veo difícil, porque han dicho que apoyar el Área Metropolitana es perder autonomía frente a Rionegro, donde se vienen tomando en los últimos meses decisiones que generan desconfianza regional. La comunidad tiene un celo de que Rionegro sea el municipio núcleo”. 

“Lo que pedimos es que los nuevos gobiernos hagamos los estudios necesarios para encontrar la figura que mejor se acomode a la integración regional”, nos dijo Nolber Bedoya, alcalde electo de El Retiro, uno de los primeros que firmó la carta para Gaviria, según nos contó.

Zuluaga, el alcalde electo de El Santuario, nos contó que, aunque la carta ya está circulando en medios locales, el gobernador Gaviria no la ha respondido; y aclaró que, en todo caso, “no es una pelea, sino una manifestación de que en los pueblos no hay ambiente para la medida”.

En El Santuario, los tres candidatos a la Alcaldía hicieron campaña en contra del área metropolitana. Lo mismo pasó en El Peñol, El Retiro y El Carmen de Viboral, nos contaron los electos. 

El alcalde actual de Granada, Omar Gómez, quien está de acuerdo con hacer parte del área metropolitana y con quien hablamos hace cuatro meses cuando el proyecto estaba a punto de cocinarse, nos dijo que allí los ánimos para la consulta están caídos.

“La Registraduría ya tiene montado todo para la consulta, pero si alcanza el umbral de votos, que son apenas 500, gana el No”. 

Nos explicó que, aunque está haciendo pedagogía para explicar los beneficios de esa asociación de municipios, “uno no puede irse en contra de la gente”.

Más allá de lo que llegue a responder el gobernador electo Gaviria y cómo puedan moverse los electos para promover el No, no hay mucho entusiasmo por parte de los promotores del Sí para impulsarla. 

Los más interesados están fríos

Al área le juega en contra, además, que sus máximos promotores -el uribismo y la Gobernación- no han arrancado a hacer campaña en forma para lograr convencer a los habitantes del Oriente. 

Por el lado del uribismo, tres de los cuatro alcaldes electos que están avalados por el Centro Democrático y que entrarían al área, no apoyan la idea.

Ellos son los de El Santuario, El Retiro y Abejorral. Los primeros dos coincidieron por aparte en que el partido no le está haciendo fuerza al Sí para la consulta popular.

“Cuando el presidente Uribe fue a visitar El Santuario en campaña, le dijimos que no estábamos de acuerdo con el área metropolitana, y nos dijo que él era respetuoso de que cada comunidad tomara esa decisión”, nos contó el de El Santuario.

Al respecto, el representante Esteban Quintero -primo del alcalde uribista de Rionegro, Andrés Julián Rendón, y quien más ha movido el proyecto en el Congreso- nos dijo que, aunque “le han metido mucha política a la cosa y han desvirtuado el área metropolitana”, bastaría con al menos dos municipios en que gane el Sí para que se pueda constituir esa figura.

Algo que es muy probable porque, así en la mayoría de municipios gane el No, queda esperanza en La Ceja, San Vicente Ferrer y Guarne, porque sus alcaldes electos no se han manifestado a favor ni en contra hasta ahora. 

Solo está abiertamente a favor el de Rionegro, Rodrigo Hernández, quien representa el continuismo del actual alcalde Rendón.

El lío es que Rendón no tiene entre sus planes hacer campaña por ahora.

Diego Mora, jefe de comunicaciones del Alcalde, nos dijo que en el municipio no hay directrices para hacer campaña por el Sí al área metropolitana, y que esa causa la está liderando la Gobernación directamente.

Pero la Gobernación tampoco ha arrancado.

Según información oficial de la administración departamental, hoy mismo arrancará la campaña, que consistirá en que funcionarios de Planeación Departamental y de la Secretaría de Participación Ciudadana viajen a cada municipio para explicar cuáles son los mitos y las realidades de la conformación del área.

Hasta ahora, solo la Cámara de Comercio de Oriente, que es uno de los principales privados que promueve el área junto con Asocolflores, la Universidad Católica de Oriente y la Corporación Empresarial del Oriente Antioqueño, está haciendo ese trabajo por su cuenta. 

La Silla Paisa habló con Rodrigo Zuluaga, el director de la Cámara, y nos contó que desde allí han estado haciendo pedagogía con diferentes grupos de interés como gremios y medios de comunicación locales, para explicar los beneficios del proyecto.

Intentamos hablar con el alcalde electo de Rionegro, Rodrigo Hernández, y con el gobernador entrante Aníbal Gaviria, pero hasta el cierre de esta historia no nos habían respondido las llamadas ni mensajes.

Queda un mes para medirle el pulso al proyecto que hace unos meses pintaba prometedor y ahora se empieza a enredar; y que puede ser un trofeo para el gobernador Pérez y un corrientazo para el uribismo de Rionegro, o ser una decisión que le toque asumir a una mayoría en desacuerdo.

Nota: A las 11:30 de la mañana, casi seis horas después de publicada esta historia, la oficina de prensa de la Gobernación dio la noticia de que la campaña para la consulta popular iniciaría hoy mismo y no la próxima semana, como nos lo había dicho cuando la consultamos en nuestra reportería. Por eso actualizamos la información.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia