Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Sara Lopera · 17 de Octubre de 2018

689

0

Hoy, mientras organizaciones sociales y de víctimas conmemoran los 16 años de la Operación Orión y piden que se vayan los militares de algunos barrios, el presidente Iván Duque llega a un consejo de seguridad y a recorrer con el Alcalde una zona de Medellín.

Esa visita, en una fecha clave para la historia de violencia en la ciudad y que es plataforma de algunos colectivos sociales para protestar contra la política de seguridad de Gutiérrez, que incluye una militarización que recuerda a Orión, puede leerse como un respaldo desde arriba para sus medidas.

Más, cuando el jueves pasado un grupo de ONG y grupos ciudadanos citaron formalmente al alcalde a una audiencia ciudadana en el Museo de Antioquia para hacerle control político, y este no les confirmó y tampoco les llegó.

Con la mano dura que en sus tres meses de gobierno ha demostrado el Presidente, y que le ha elogiado a Gutiérrez, lo más probable es que los soldados se queden en la ciudad un tiempo más y que los grupos sociales de derechos humanos y de víctimas se queden otra vez esperando.

La visita del parcero

Hace dos meses, Federico Gutiérrez fue a la Casa de Nariño a hablar con el presidente Duque sobre seguridad, extradición de jefes de bandas y proyectos de economía naranja para Medellín, como contamos aquí.

En la rueda de prensa que hubo al final de la visita, Duque dijo “pronto vamos a recorrer las calles de Medellín” y que va a “seguir apoyando la lucha valiente que el Alcalde ha dado contra la criminalidad”.

La cita para recorrer Medellín se cumplió hoy. Gutiérrez recibió al Presidente con la noticia de los megaoperativos en el centro de la ciudad, la comuna 13 y Barrio Antioquia, donde hicieron una rueda de prensa en la que informaron sobre 54 capturas de presuntos delincuentes y 700 dosis de droga incautadas.  

Pero además del paseo habrá un consejo de seguridad en el que, según le dijo el alcalde Gutiérrez a los medios, hablarán sobre la llegada masiva de venezolanos y de desplazados del Bajo Cauca a la ciudad.

La Secretaría de Seguridad le confirmó a La Silla que en el consejo harán un balance de los resultados de las operaciones de la Fuerza Pública y la Fiscalía en el marco del plan de choque ‘El que la hace la paga’, estrategia que comenzó con el mandato de Duque en todo el país y que consiste en golpear la criminalidad con operaciones grandes durante 100 días.

Según Gutiérrez, también hablarán de la militarización, un debate que está prendido no solo por el recuerdo de la Operación Orión, sino porque algunas ONG y grupos de ciudadanos vienen alegando desde inicios del año que la presencia de soldados en los barrios no ha traído seguridad sino más desconfianza a la población civil.

Además, la semana pasada la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, pidió ante el Concejo de Medellín retirar a los soldados de los barrios, que no están solo en la Comuna 13, sino también en Robledo y en el corregimiento de Altavista, los que más han dado de qué hablar por peleas entre combos este año.

Con respecto a esa petición de las Naciones Unidas, el alcalde Gutiérrez se pronunció ayer en medios y sostuvo que mantendrá la medida. “En los puntos donde el Ejército tiene presencia, lo seguirá teniendo”, enfatizó.

Gutiérrez también dijo en medios que durante el recorrido en las calles “vamos a hablar con la gente para enterarnos de lo que pasa en los territorios”.

Precisamente, ese diálogo con la ciudadanía es la que reclama la Medellín que la semana pasada lo citó al paredón.

El Alcalde por un lado, y las organizaciones sociales por el otro

Mientras que Gutiérrez y Duque estén hablando de la política de seguridad, las organizaciones sociales y de víctimas seguirán la agenda de conmemoración de Orión, que comenzó la semana pasada, pero que se celebra ayer y hoy.

Por un lado, colectivos artísticos y culturales de la comuna 13 continúan con la agenda en el barrio durante el día para recordar a sus muertos y desaparecidos.

Por el otro, hoy desde las 9 de la mañana, horas antes de que llegue Duque a la capital antioqueña, las víctimas de esa operación militar y de las ejecuciones extrajudiciales estarán en el Palacio de Justicia de Medellín siguiendo la audiencia de sometimiento del general retirado Mario Montoya, ante la JEP.

Allí harán un plantón para que acepte lo que llaman su responsabilidad penal en la operación, pues fue él quien la comandó con la IV Brigada del Ejército cuando esta se tomó la comuna 13 hace 16 años, con un saldo que alegan es de 88 muertes y más de 100 desaparecidos.

Adriana Arboleda, directora de la Corporación Jurídica Libertad, que asesora a víctimas y defensores de derechos humanos en la comuna,  le dijo a La Silla que espera que el Presidente respalde a las víctimas y apoye desmilitarizar la ciudad pues, según ella, la conmemoración de la Operación Orión también es para denunciar que la actual presencia militar en la comuna genera desconfianza y más violencia.

Además, ayer, esta corporación y tres víctimas de la operación militar le entregaron documentos que han recopilado en los 16 años desde la operación a la Sala de Reconocimiento de la JEP, y le pidieron comprometerse a esclarecer la verdad de lo que pasó.

“Hoy, 16 años después, no se ha dicho la verdad, no se han encontrado los cuerpos ni se han condenado a los responsables”, dijo Arboleda explicando que conmemoran la impunidad, porque aún se sigue hablando del éxito de la operación y de la eficacia del Ejército.

Lo mismo pide Luz Elena Galeano, quien hace parte de la organización Mujeres Caminando por la Verdad, que reúne a 180 familiares de víctimas de desaparición forzada de la comuna 13. Galeano dice que las medidas del Alcalde las está revictimizando porque no reconoce el daño que causaron los militares en la comuna.

Las dos víctimas de la operación y tres organizaciones sociales que consultamos para esta historia coinciden en que Gutiérrez no tiene una agenda clara para el posconflicto ni para el tratamiento de las víctimas, y que muestra de ello es que en dos años y medio no se ha avanzado en las excavaciones de La Escombrera -un terreno ubicado en la comuna 13 donde paramilitares aceptaron que enterraron cuerpos de personas desaparecidas-, que comenzaron en 2015 con la anterior alcaldía sin resultados. 

Al respecto, Aiza Pichott, coordinadora del equipo de dignidad humana de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Alcaldía, le dijo a La Silla que en la actualidad no hay orden judicial para excavar allí y que la decisión de continuar sólo está en cabeza de la Fiscalía, pero que ellos han mediado con la empresa propietaria de los terrenos para que sigan cerrados hasta que la autoridad determine su curso. 

Hasta ahora, la única condena que existe por las víctimas que dejó la Operación Orión es la de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que declara al Estado colombiano responsable de las detenciones ilegales de cinco defensoras de derechos humanos y la muerte de una de ellas.

Así, mientras el Alcalde y el Presidente recorren la ciudad y cuentan los logros en materia de seguridad, organizaciones sociales y víctimas siguen indignadas con las políticas del mandatario y con preguntas sin respuesta luego de la operación militar.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia