Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Sara Ruiz · 15 de Marzo de 2019

2785

0

No solo la publicación de la hoja de vida de la exsenadora Sofía Gaviria como embajadora en Suiza saca a relucir su apellido por estos días.

Su hermano, el exgobernador de Antioquia (2004-2007) y exalcalde de Medellín (2012-2015) Aníbal Gaviria, aunque no es precandidato, está en boca de los políticos antioqueños desde hace meses.

Aunque Gaviria le ha dicho a La Silla Paisa que no ha decidido qué va a hacer, los rumores de que se lanza al ruedo cada vez son más fuertes, y esa posibilidad tiene expectantes a los candidatos a Alcaldía y Gobernación; y el Partido Liberal, -la segunda fuerza electoral en concejos y Asamblea en las elecciones de hace cuatro años- espera por él.

Una campaña invisible, pero ruidosa

Hablamos con doce políticos liberales, conservadores, uribistas y fajardistas; tres personas del círculo cercano de Gaviria; cuatro precandidatos a Alcaldía y Gobernación; dos analistas políticos antioqueños y un periodista local. Para la mayoría, los rumores de que Gaviria se lanza cada vez crecen más y esa posibilidad puede cambiar el tablero para octubre.

Gaviria había permanecido silencioso desde que salió de la Alcaldía, en 2015, y empezó a regresar a la vida pública en la recta final de la campaña de Iván Duque, declarándole su apoyo.

Hizo parte de su comité de empalme en temas de Defensa, como contamos, e incluso estuvo sonando para algún cargo en el Gobierno, algo que nunca se cocinó. También acompañó al Presidente a su primera visita a Urabá.

Desde entonces se habló de su regreso a la política, y miembros de su gabinete 2012-2015 empezaron a reunirse para hablar de las elecciones de este año, como mostró, por ejemplo, un trino de Luis Fernando Suárez, quien fue su vicealcalde de Gobernabilidad.

Otro amigo de Gaviria, que nos pidió no nombrarlo porque ostenta un cargo directivo en el sector privado, nos contó que ante las dudas de Gaviria, 42 de sus exfuncionarios le pidieron al exdirector de la Andi en Antioquia, Juan Camilo Quintero, -el director del centro de innovación Ruta N en la alcaldía de Gaviria-  que fuera el candidato de ese grupo a la Alcaldía o a la Gobernación.

Pero a Quintero le salió un cargo directivo en la minera multinacional AngloGold Ashanti y descartó aspirar.

Según coincidieron Suárez y esa fuente, ahora lo que espera ese grupo es que Gaviria diga si se lanza y a qué cargo para “enfilar baterías”.

Tanto suena Gaviria que el Centro Nacional de Consultoría lo incluyó en enero en una encuesta para la Alcaldía y apareció liderando; y los precandidatos se han estado preguntando por su fuerza si se lanza.

“Hemos hecho mediciones internas y no lo vemos muy fuerte a la Alcaldía. Puede ser más fuerte para la Gobernación”, cuenta Santiago Gómez, precandidato del grupo de Federico Gutiérrez, lo que muestra que Gaviria está en el radar.

En eso coincidió un congresista uribista, que nos dijo que aunque hasta ahora solo ha escuchado rumores, “Gaviria es un exalcalde y un exgobernador, un reconocimiento con el que no cuenta la baraja actual de candidatos a Alcaldía ni Gobernación”.

Un fajardista nos dijo lo mismo: que su candidatura puede revolver el tablero porque “tiene mucho más reconocimiento que todos los otros, que no son tan conocidos”.

Mientras se rumora sobre sus aspiración en otras campañas, Gaviria ha permanecido hermético, algo que nos dijeron casi todas nuestras fuentes.

Pero sí ha estado activo en redes sociales, mostrando reconocimientos por sus proyectos en la Alcaldía; criticando decisiones de Federico Gutiérrez como la política de seguridad, la implosión del edificio Mónaco y la suspensión de una de sus obras bandera como alcalde, Parques del Río. También ha mencionado sus gobiernos pasados.

Además, los líos recientes de Hidroituango expusieron más a Gaviria. Ha salido a los medios nacionales a hablar de sus responsabilidades como exalcalde frente a EPM y a defender la empresa y el proyecto.

En una entrevista en W Radio sobre sus decisiones frente al proyecto, no negó que se lanzaría de nuevo a la Alcaldía de Medellín, y dijo que en otro momento hablaría del tema.

Aunque no fue posible comunicarnos con Gaviria para esta historia, Juan Esteban Álvarez, su mano derecha en la Alcaldía y exgerente general del Grupo 20, que reúne las empresas de la familia Gaviria Correa, dice que lo más probable es que se lance y busque una alianza de varios colores y movimientos, más allá del aval liberal, el partido por el cual siempre ha aspirado.

Aclaró, eso sí, que no define si irá por Alcaldía o por Gobernación y que, sea cual sea su decisión, la tomará después de Semana Santa. Es decir, dentro de al menos un mes.

Los que esperan por Gaviria

Lo que está claro, según Álvarez, es que no busca por ahora aval uribista. “El apoyo de Aníbal a Iván Duque fue circunstancial. Es clarísimo que el Centro Democrático tiene sus candidatos a Gobernación y a Alcaldía”, dijo.

En cambio, la pista en el Partido Liberal parece despejada, más que todo para la Gobernación.

El viernes 8 de febrero, Aníbal se reunió con el presidente del partido, César Gaviria, según nos confirmaron un concejal de Medellín, dos congresistas y un político cercano al Expresidente.

Aunque no conocimos detalles de la reunión, las cuatro fuentes coinciden en que el exalcalde no pidió el aval, pero sí quedó la expectativa del jefe liberal de tenerlo como candidato.

“Le planteó a Gaviria que quiere tener el apoyo liberal, pero con una alianza con otros sectores”, nos dijo una de esas fuentes.

El exalcalde también se ha sentado con el senador liberal Iván Agudelo, quien nos contó que lo buscó porque “tendría vocación para triunfar”. Y le coqueteó públicamente al día siguiente del encuentro con el Expresidente.

Según nos contaron por aparte un precandidato a la Gobernación y otro congresista rojo, Gaviria también se ha sentado con el gamonal de Envigado, Héctor Londoño, y con el concejal de Medellín Fabio Rivera, que quiere aspirar a la Alcaldía.

Aunque de esas reuniones tampoco han salido conclusiones, según nos dijo el concejal Rivera, el espaldarazo liberal ubica más a Gaviria del lado de la Gobernación que de la Alcaldía de Medellín.

Eso porque no hay una ficha roja para el máximo cargo del Departamento. “El aval liberal, si él alza la mano, se lo dan”, nos dijo el congresista que no da su nombre. Añadió que en el Partido va a esperar su decisión final para ver cómo se mueve.

En eso coincidió el diputado rojo Braulio Espinosa: “En el partido no se toma ninguna decisión esperando a Aníbal”.

Más allá de eso, hay expectativa porque Gaviria no solo ha sido afín a la derecha que representa el uribismo y a las maquinarias liberales que lo han acompañado desde hace años, sino también con Sergio Fajardo, con quien se hizo llave en el 2011 -llamada “alianza AMA”- para llegar al poder.

Por eso, una candidatura de Gaviria a la Gobernación le entra a disputar votos a candidatos uribistas como el luisperista (con vínculos uribistas y pasado fajardista) Mauricio Tobón, o el uribista Andrés Guerra, sino también al fajardista Iván Mauricio Pérez.

Gaviria no tiene que salir todavía al ruedo porque es no necesita darse a conocer y podría obtener el aval en mayo, mientras que Guerra Tobón y Pérez sufren el desgaste de una campaña más larga que necesitan para darse a conocer.

Para la Alcaldía, carrera en la que hay por lo menos 12 aspirantes decantando sus apoyos y saliendo a hacerse notar, también arranca con esa ventaja.

“Aníbal, con esa dicotomía entre Alcaldía y Gobernación, nos tiene haciéndole campaña a todos sin gastarnos un peso”, nos dijo un congresista.

Ya los mismos corrillos políticos, su indecisión y su hermetismo se encargan de armarle la campaña hasta que dé el probable sí.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia