Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Sara Ruiz | Sara Lopera · 25 de Abril de 2019

2706

0

Desde que Federico Gutiérrez ganó las elecciones, en octubre de 2015, su amigo y exdirectivo de campaña, Santiago Gómez, le pidió ser un supersecretario: el de Gobierno y Gestión de Gabinete.

Es un cargo que no existía. Él se lo inventó. La idea era que él fuera quien tomara las decisiones administrativas en conjunto con los secretarios de despacho. Algo así como un vicealcalde. Un alcalde a la sombra.

A la sombra porque, según las doce fuentes que consultamos para esta historia y el mismo Gómez, es del círculo primario del Alcalde y le gusta tener un bajo perfil.

Es antagónico a la imagen de ‘Fico’: “es impenetrable, monosílabo”, nos dijo una persona que trabajó con él hace años. Responde lo necesario, a veces sin filtro.

No mueve su cuenta de Twitter, se estrenó en Instagram y Facebook hace tres meses, y usa fotos del Alcalde y suyas de cuando era funcionario. Sus seguidores, como los del Alcalde, han crecido en Facebook vertiginosamente.

El poder del segundo

“Cada que llegaba un secretario, yo siempre le decía: llámeme para todo, tomamos entre los dos las decisiones, yo le ayudo”, así nos describió Gómez su cargo, en un café en noviembre, poco después de haber renunciado para lanzarse.

Nos explicó que su rol era cubrir las funciones del alcalde cuando este tuviera compromisos públicos, y encargarse de asuntos “internos”. También “vigilar que los secretarios no estuvieran contratando mucha gente”.

El poder a la sombra de Gómez puede verse en que todas las veces que Gutiérrez se ausentó del cargo -unas 30- siempre lo dejó encargado, algo llamativo porque los gobernantes suelen rotar ese puesto entre sus secretarios de despacho.

Por ese poder, en parte, en la Alpujarra se ha rumorado que Gómez es el que escoge quién entra o no a la Alcaldía -cinco funcionarios que consultamos, todos con la condición de ser anónimos, coincidieron en eso-, pero la firma de Gómez no aparece en ningún contrato.

“La firma de él no la vas a ver en ningún lado, pero es el que reparte la torta burocrática. Me han dicho: ‘recibimos los nombres, pero Santiago los debe verificar’ “, nos dijo un concejal. Aunque eso lo hemos escuchado varias veces, nadie nos ha entregado pruebas de ello.

Él, por su parte, nos dijo que nunca se metió en contratación, más allá de revisar los costos de los contratos, y dónde y cómo se iban a ejecutar. En sus palabras, “me dediqué a empujar, a estar pendiente de las cosas”.

Cuando le pedimos ejemplos, dejó claro que su fuerte en la administración era programar eventos como la Navidad y la Feria de las Flores.

“Por ejemplo, ¿qué vamos a hacer en Navidad? Vamos a tener los alumbrados. Hacemos plazas de Navidad. Va a haber una plaza en el parque Juan Pablo II, otra en el parque de Los Pies Descalzos…”, describió.

También era el principal organizador de la Feria de las Flores. “Todas las plazas de flores (instalaciones temporales en sitios emblemáticos de la ciudad con música, juegos, espectáculos y muestras gastronómicas) fueron idea mía”.

Por ejemplo, uno de sus mejores momentos en la Alcaldía, nos dijo, fue estar al frente de la visita del Papa. Fue el encargado del montaje, del sonido, de coordinar el evento de la mano del poderoso obispo de Medellín, Ricardo Tobón.

Es que a Gómez, que es administrador de empresas de La Salle, siempre le ha gustado la publicidad y el marketing. Nos contó que algunos de sus estudiantes, en la Universidad Pontificia Bolivariana, han trabajado en la Alcaldía.

Por ejemplo, según nos contó, Daniel Palacio, director del Inder; a Manuela García, directora del Isvimed; a Daniel Zapata, el subsecretario de Bibliotecas; a Daniela Mesa, la delegada del Alcalde ante el Concejo; y a Valentina Aguilar, gerente del Banco de los Pobres, entre otros, fueron sus alumnos.

A pesar de que en los corrillos políticos se rumore repetidamente que empresas suyas se quedan con los contratos de la Alcaldía -algo que no hemos comprobado-, nos dijo que no tiene ninguna empresa, solo es asociado al club equino Asdesilla, donde conoció al gerente de EPM que nombró ‘Fico’, Jorge Londoño.

La confianza con el Alcalde se la ganó con los años. Gómez fue uno de los “Universitarios Haciendo Nación”, en los 90, cuando Gutiérrez empezó a tantear el terreno político, con el excongresista y exdirector del Fondo Nacional del Ahorro Augusto Posada, el concejal verde de Medellín Jaime Cuartas, y el pastranista Santiago Vélez Trucco, quien llegó al Concejo por ese movimiento en 1998.

De ahí, Gómez respaldó a 'Fico' en su trayecto político.

Fue secretario del Concejo cuando Gutiérrez era concejal por el Nuevo Partido de La U (2004-2007), y cuota suya en la alcaldía de Alonso Salazar (2008-2011) como gerente de Terminales de Transporte.

Participó en las campañas de Gutiérrez a su segundo periodo en el Concejo en 2007 y a la Alcaldía en 2011, a través de la organización de reuniones en los barrios y como estratega.

Gómez estuvo al frente de la campaña de 2015 en sus inicios, cuando estaba viva la alianza de “los Federicos” (Federico Restrepo, el fajardista, a la Gobernación, y ‘Fico’ a la Alcaldía), antes de que llegara el hoy candidato por firmas Juan David Valderrama a coordinarla.

También tiene buena relación con los políticos. Es amigo personal del senador de La U Germán Hoyos, que ha apoyado a ‘Fico’ en sus campañas. Gómez lo asesoró en marketing político en su campaña de 2014, según nos contó.

Además, se lleva bien con los concejales en general, según nos dijeron dos liberales por aparte.

Pero esas buenas relaciones políticas no alcanzan a llegar a las del uribismo, un actor clave para la continuidad de ‘Fico’ en la campaña que viene.

De ‘Fico’, mas no de Uribe (por ahora)

Gómez inscribió su candidatura por firmas ayer a las 8 de la mañana, sin bombos, y en compañía de una hermana y un primo del Alcalde, y de Javier Muñoz, gerente de Forjas Bolívar, una empresa que se dedica a construir piezas en acero, y que apoyó a ‘Fico’ hace cuatro años. 

No logró inscribirse por ‘Creemos’, porque otra persona de la que no tenemos detalles, Carlos Andrés Sánchez Molina, se inscribió en enero con el nombre “Creemos en Medellín 2020”.

Decidió llamar entonces a su comité promotor “Seguimos contando con vos”, enarbolando la bandera de la continuidad, algo que viene haciendo desde hace dos meses, utilizando fotos de la Alcaldía, como contó El Colombiano, y los mismos eslóganes institucionales de ‘Fico’, como "Medellín vamos por buen camino".

 

Aunque quiere hacer campaña con el mismo estilo del Alcalde, recorriendo calles y mostrando sus logros, desde noviembre que habló con La Silla tenía la idea de hacerlo con el espaldarazo de los uribistas.

“Yo no voy a hacer un concurso con el Centro Democrático”, nos dijo en esa ocasión, y nos lo reafirmó hace dos meses, cuando empezó a moverse por redes sociales.

 

La idea de Gómez, entonces, es que el fiquismo apoye el candidato a la Gobernación del Centro Democrático, y ellos a su vez, se adhieran al candidato del Alcalde.

Nos contó también que, “una vez, ‘Fico’ les mostró su gestión a toda la bancada antioqueña. Ahí Álvaro Uribe les dijo: si quieren ser alcaldes, busquen a Fico y aprendan de él”.

Un congresista, un concejal y un militante, todos cercanos a Uribe, le han confirmado a La Silla que la decisión del Expresidente es buscar Alcaldía de la mano de Gutiérrez.

Pero aún es incierto cómo van a llegar a esa alianza, pues el Centro Democrático tiene tres precandidatos -Alfredo Ramos, Ana Cristina Moreno y Jaime Mejía- haciendo campaña desde el año pasado.

Además, hay personas dentro del Partido, más que todo los purasangre, a quienes el nombre de Gómez les genera piquiña porque tiene un pasado cercano al fajardismo y porque sienten que es una imposición del Alcalde y de la senadora Paola Holguín, amiga personal del ‘Fico’.

También porque ha sido cercano al santista Germán Hoyos y “ha hablado mal de Uribe”, nos dijo otro purasangre, sin darnos ejemplos concretos.

De hecho, a inicio de este mes, un dirigente uribista daba por hecho que Gómez no sería el candidato de ‘Fico’, y que por esa resistencia de algunos, el Alcalde estaba poniendo a sonar otro nombre.

Ese nombre, en concreto, sería Mateo Restrepo, expresidente de la minera Continental Gold, a quién le preguntamos si va a aspirar a la Alcaldía y nos contestó que “no tengo ningún comentario al respecto. He sido muy cauto en este proceso”. Aunque se lo pedimos, no nos aclaró a qué proceso se refería.

Esa posible aspiración también nos la confirmó el director de Fenalco, Sergio Ignacio Soto, quien le contó a La Silla que Restrepo está en el sonajero y que “goza de altísimo reconocimiento por haber sido asesor y gran colaborador del Gobierno de Álvaro Uribe”.

Pero por ahora, como nos dijo Soto, Gómez es el único que representa la continuidad de ‘Fico’, y cuenta con el respaldo de gran parte de los empresarios que apoyaron al Alcalde hace cuatro años.

La fuerza de la aspiración de Gómez está por verse, pues ya otros cinco aspirantes, como contamos, están recogiendo firmas desde que empezó el año, y falta concretar si es una figura a la cual le apostaría Uribe.

Si pelecha, el “alcalde a la sombra” daría el paso, por primera vez, al centro de atención que implica ser un 'Fico'.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia