Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Sara Lopera · 11 de Noviembre de 2018

2043

0

Con el Acuerdo de Paz firmado y la Farc ya convertida en un partido político, acertar en la implementación de lo que se pactó en La Habana es uno de los principales retos del país en los próximos diez años.

En el Eje Cafetero el conflicto armado dejó 253 mil víctimas, en su mayoría de desplazamiento forzado. En ese contexto, hay personajes en esta región que se han preocupado por entender lo que ha pasado y por aportar a la atención de las víctimas y a la construcción de la paz.

Por eso, en La Silla Paisa armamos este listado -que no es un ranking- para el que consultamos 20 personas entre líderes de organizaciones sociales, víctimas, académicos, funcionarios y exfuncionarios.

#1
Oscar Arango Gaviria, coordinador de la Mesa de Gobernabilidad y Paz del Sistema Universitario Estatal

Es sociólogo y profesor universitario. Coordina, desde la Universidad Tecnológica de Pereira, la vinculación de las 32 universidades públicas con el Acuerdo de La Habana a través de la Mesa que creó el Sistema Universitario Estatal en 2016. 

Hace cinco años, en medio del proceso de paz, creó con otros docentes la Escuela de Liderazgo para la Paz en la UTP, de donde salió el ‘Diplomado por la Paz’; ha dirigido las nueve cohortes que lleva hasta ahora. Han participado alrededor de mil personas y su foco principal es la comprensión y el estudio del acuerdo firmado entre el gobierno y la guerrilla desmovilizada.

Hizo acompañamiento académico al informe de evaluación de la implementación del acuerdo de paz que realizó la Organización de Estados Iberoamericanos este año y está organizando el segundo seminario internacional de evaluación de la implementación del acuerdo de paz en Pereira entre el 15 y 16 de noviembre.

 
#2
Rocío Cifuentes, docente de la Universidad de Caldas

Es trabajadora social de la Universidad del Valle y docente en la Universidad de Caldas hace 32 años. Es una de las fundadoras del Centro de estudios sobre conflicto, violencia y convivencia social, Cedat, que trabaja hace 17 años con las víctimas de Caldas. Lo dirigó hasta hace unas semanas, cuando inició un año sabático para escribir. El grupo lo integran 24 estudiantes y 18 profesores de la Universidad de Caldas actualmente.

Uno de los focos del Cedat, al inicio, fue acompañar a la población desplazada que empezó a llegar a la ciudad a inicios de los 2000 fruto de la violencia en el Oriente y el Occidente de Caldas, y documentar sus casos. Entre 2006 y 2013 lideraron el proyecto ‘Hogar Tutor’ con la Unión Europea y el Icbf, donde trabajaron 92 casos de niños reclutados para la guerra y trabajaron en la reinserción de estos a la vida civil.

En los últimos años han documentado la desaparición forzada y las ejecuciones extrajudiciales en Caldas de la mano de las familias de las víctimas; su última investigación incluyó 85 casos en Samaná, al oriente de Caldas. Con el apoyo del Cedat se creó un restaurante dentro de la universidad para recuperar las recetas de las abuelas víctimas de desplazamiento, con mujeres que tienen jornadas de formación en memoria histórica y construcción de paz.

 
#3
Eisenhower Zapata, líder de tierras de la Mesa de Víctimas de Risaralda

Es abogado especializado en Derecho Internacional Humanitario, Derechos Humanos y Cultura para la Paz. Hizo parte de la comisión de víctimas que viajó a La Habana en el proceso de paz con las Farc y es de los que más le ha hecho seguimiento a la implementación luego de la firma en su departamento.

Entre 2013 y 2016 dirigió la Unidad de Restitución de Tierras en el Eje y atendió 3.500 solicitudes de víctimas. Ha trabajado con la ONU, el Pnud, la OEA y diferentes universidades ayudando a documentar los hechos victimizantes de la región. Realiza esa tarea desde inicios de los 2000, cuando fue juez de paz en Dosquebradas y, con otros abogados penalistas, construyó un mapa del conflicto de los barrios de ese municipio.

Cuando terminaron los diálogos en La Habana se dedicó a divulgar lo acordado en los municipios del Eje. Después de la firma, ha estado denunciando los retrasos en la implementación en diferentes espacios académicos. De la mano de la Comisión Nacional de Juristas, interpuso acciones de tutela a la Unidad de Restitución de Tierras para pedirle al Consejo de Estado que anule el decreto que pone un plazo para declarar qué tierras fueron afectadas por el despojo.

 
#4
Darío Eccehomo Díaz, presidente del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos de Caldas

Es el presidente y representante legal del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos en Caldas (que nació en 1986 y entre cuyos miembros han sido asesinados cinco) hace cuatro años y miembro del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, Movice.

Luego de la firma de la paz, a finales del 2016, el Comité impulsó la creación del Consejo Territorial de Paz, reactivado por el Acuerdo de Paz, y desde mayo se han conformado 14 comités municipales que hacen pedagogía para la paz.

El Comité ha sacado dos diplomados en derechos humanos y hace un año homenajeó a 22 líderes sociales, políticos, sindicales e indígenas que fueron asesinados en Caldas, en la exposición ‘Abre las puertas de la Memoria’.

Fue la única organización social que participó en la conformación de las mesas de víctimas, y con un miembro en la departamental y algunos en las municipales, acompañan y asesoran los procesos de acogimiento a la Ley de Víctimas.

 
#5
Yeisully Tapias, directora de la Red Nacional de Jóvenes Rurales

Tapias lidera una idea que logró el respaldo del Ministerio de Agricultura para la permanente interlocución y promoción del liderazgo de jóvenes campesinos de todo el país, y que se ha expandido en otros países de América Latina.

Creadora y representante legal de la Asociación de Jóvenes Emprendedores (Asoje), organización social de La Dorada, Caldas, a donde llegó desplazada con su familia hace 15 años.

Su labor consiste en que los jóvenes entre 16 y 30 años desplazados por el conflicto salgan adelante económicamente a partir de sus talentos y sus habilidades en el campo, a través de proyectos productivos, y que se apoyen y acompañen para sanar heridas como víctimas de la violencia. Ganó el Premio Cafam a la Mujer en 2016.

 
#6 #7
Yorlady Ruiz y Gabriel Posada, artistas 

En el 2008 estos dos artistas independientes de Risaralda se tomaron el río Cauca como escenario para plasmar el dolor de las familias -en especial de las madres- de los desaparecidos que fueron sepultados allí en los 80 y los 90, en la guerra por el narcotráfico y la pelea entre paramilitares y guerrilla. Lo llamaron 'Magdalenas por el Cauca', por la primera obra que realizaron ese año.

Los dos son artistas plásticos y se ganaron el Premio Nacional de Artes Visuales a Nuevas Prácticas Artísticas del Ministerio de Cultura en 2014.

Ruiz es además poeta y ganó el Premio Nacional de Poesía en el Festival de Poesía de Medellín en 2002. El trabajo del colectivo consiste en recorrer diferentes comunidades que viven a la orilla del río y realizar con ellos talleres, instalaciones, intervenciones, murales y dibujos para construir finalmente entre todos obras de gran formato puestas en balsas que navegan el río.

Año tras año han registrado los desaparecidos de Caldas, Risaralda y Quindío, y parcialmente los del Valle del Cauca. El pasado 2 de noviembre conmemoraron sus diez años y el día de los muertos con un acto simbólico en la Plaza Cívica de Pereira donde expusieron las fotografías de dos mil desaparecidos de estos cuatro departamentos registrados en la platagorma Hagamos Obligatorio Poder Encontrarlos, Hope, junto a una de sus obras más reconocidas, 'La Espera'.

En 2016, después de que ganó el No en el plebiscito, realizaron la obra 'Suturas de Paz' en Pereira, en la que recogieron mensajes de clamor por la firma de los acuerdos en la región a través de redes sociales, los plasmaron en pañuelos y luego tejieron dos grandes banderas que izaron en la Plaza de Bolivar.

 
#8
Mesas de Víctimas departamentales y municipales

Las mesas de víctimas del Eje, que conforman de 72 representantes de víctimas que le hacen seguimiento al cumplimiento de la Ley de Víctimas, son fundamentales para el aterrizaje de los Acuerdos.

Cada dos o tres meses se reunen en las capitales de los tres departamentos para sentarse con las gobernaciones y socializar las necesidades que tienen en sus territorios, así como coordinar proyectos productivos, ofertas económicas e inversión social. A nivel local, trabajan de la mano de Personería y tienen un papel importante en los Consejos Territoriales de Paz pues desde allí se le hace seguimiento al Acuerdo de Paz.

Algunos lideran procesos de memoria dentro de sus comunidades y trabajan por los derechos de otras poblaciones vulnerables, como Nora Elisa Vélez, representante de víctimas de Armenia, quien también es una abanderada de las causas Lgtbi; de hecho, viajó a La Habana y le pidió a la guerrilla y al Gobierno que se comprometieran con la reparación de esta población.

También representa la Asociación Comunitaria de Desplazados de Armenia, Asocodear, y de la mano del Centro Nacional de Memoria Histórica creó la exposición 'La procesión va por dentro' con 21 piezas fotográficas e imágenes de paisajes, personas y situaciones del conflicto.

Tienen la particularidad de que están conformadas en su mayoría por desplazados, pues el desplazamiento es el 77 por ciento de todos hechos victimizantes, con 196 mil casos reportados en el Registro Único de Víctimas.

 
#9
Sandra Cárdenas, Personera de Pereira

Personera desde 2016, es la presidenta de la Federación Nacional de Personerías, Fenalper, que ha sido fundamental para implementar la Ley de Víctimas y ahora para aterrizar el posconflicto.

Las fuentes que consultamos reconocen que es una buena representación de la institucionalidad y ha hecho una labor valiosa con las víctimas del departamento desligada de los intereses políticos.

Su plan de acción lo nombró “Personería en transición hacia la paz”, desde donde impulsó la creación del Consejo Municipal de Paz, uno de los primeros en el Eje y que articula la política pública de la ciudad con el Acuerdo de Paz. Desarrolla, de la mano de organizaciones sociales de la ciudad, el programa 'Pintando por la paz' en diferentes instituciones educativas de la ciudad para hacer pedagogía del acuerdo y el posconflicto con los más jóvenes.

Trabaja de cerca con organizaciones sociales. Por ejemplo, en los últimos meses del proceso de paz con las Farc, abanderó la iniciativa del colectivo artístico "Magdalenas por el Cauca" de construir una bandera con mensajes de apoyo al proceso de paz e izarla en la Plaza de Bolivar de Pereira hasta llegar al acuerdo final, según esa organización. 

Antes de llegar a la Personería fue docente en la Universidad Libre de Pereira y en la Fundación Universitaria del Área Andina, donde dirigió el programa de Derecho. Es abogada especialista en Derecho Administrativo, Derechos Humanos, magíster en Derecho Procesal y candidata a doctora.

 
#10
César Ramírez, abogado de la Defensoría del Pueblo de Quindío

Es abogado de la Universidad La Gran Colombia y lleva 22 años vinculado en la Defensoría departamental, donde es el encargado de promoción y divulgación de derechos humanos. Acompaña procesos de formación de estos temas en universidades, colegios y con población vulnerable.

Ayudó a crear y es quien coordina el primer diplomado con énfasis en Derechos Humanos en Quindío que ya lleva tres cohortes; está dirigido a víctimas del conflicto armado, presidentes de juntas de acción comunal y mujeres cabezas de familia y lideresas.

“César es una institución dentro de la institución”, nos dijo una de las fuentes del territorio, porque asegura que su labor de intermediación y compromiso va más allá de su puesto en la Defensoría.

 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia