Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Duque · 18 de Julio de 2019

2685

0

La semana pasada en un restaurante de Quibdó, Chocó, el Centro Democrático confirmó sus avales a la Gobernación y a la Alcaldía de la capital del departamento, pero no es claro que para octubre el partido siga montado en ese bus.

Las cartas son el abogado Melecio Quinto a la Gobernación, quien repite aspiración (en 2015, también por el uribismo, sacó 1.300 votos) y Miguel Becerra para la Alcaldía. Sin embargo, dos hechos que ocurrieron momentos después del evento de los avales mostraron que si Quinto no coge fuerza, el Partido tendría otros planes para ganar en octubre.

En ambos episodios hay un nombre en común: el del exgobernador Patrocinio Sánchez Montes de Oca, condenado por peculado, y quien este lunes inscribió su aspiración por el partido afro ADA.

(Si bien en su familia aseguraron en una historia anterior que entregarían 100 mil firmas, en la Registraduría en Bogotá nos confirmaron que hasta hoy no han llegado las firmas para su revisión).

El primer hecho fue que al evento de avales del uribismo llamado ‘Pacto por Chocó’ aparecieron dos aliados de Patrocinio: los excongresistas Odín Sánchez -hermano del candidato- y Édgar Ulises Torres.

Ambos son cercanos al uribismo desde la década pasada e hicieron campaña por Iván Duque en las presidenciales en el departamento. 

Como Odín es el encargado de hacer alianzas dentro del movimiento que lidera su hermano, cuatro de las seis fuentes consultadas para esta historia nos dijeron, por aparte, que leyeron su presencia allí como una pista de una futura alianza entre el uribismo y Patrocinio.

Sobre las razones de por qué estaban allí, obtuvimos dos versiones.

La primera es la de Odín y Édgar Ulises. Por aparte nos dijeron que estaban en el mismo restaurante del evento y que fueron a saludar al director político del partido, Daniel García Arizabaleta, porque son cercanos.

Ese breve encuentro fue registrado por un asistente, que rotó este video por grupos de WhatsApp del Chocó político, incrementando los rumores.

La otra, que nos contó el director del uribismo en Chocó, Rufino Córdoba, es que ambos estaban allí buscando una reunión con García Arizabaleta.

“Ellos (Odín y Édgar Ulises) llegan porque querían hablar con hablar con Daniel García como directivo nacional y plantearle la opción de un acuerdo con el partido”, nos dijo Córdoba, quien dijo que en otras ocasiones “por órdenes de la dirección política del partido”, que dirige García, ha tenido encuentros con Édgar Ulises Torres.

Incluso otra fuente uribista que dijo saberlo de primera mano nos dijo que ambos políticos antes del evento estaban buscando un acuerdo para que Patrocinio no llegara solo con el aval de ADA a la inscripción del lunes de esta semana.

Buscamos a García Arizabaleta para confirmar esa versión, pero no respondió a nuestras llamadas y chats. Otros dos políticos contradictores a Patrocinio nos confirmaron de la reunión pero porque la escucharon de terceros.

Al final los tres hablaron en el aeropuerto de Quibdó, tras el evento del restaurante, pero los excongresistas nos negaron adhesiones. 

“Hablamos sobre política, sin compromisos. Ellos tienen candidatos y nosotros también”, nos dijo Odín Sánchez; “al saber que se encontraba en Quibdó fui a saludarlo”, nos dijo Édgar Torres.

El segundo hecho hizo evidente la intención de dirigentes uribistas con el candidato y exgobernador Sánchez. 

“El Centro Democrático va con toda con Patrocinio”

Se trata de un audio de 3 minutos y 13 segundos de duración que comenzó a circular por redes sociales chocoanas y ocurrió el día después del evento del uribismo en Quibdó. 

En la conversación intervienen el exprecandidato a la Gobernación por el uribismo, Luis Arbey Ramos y el abogado liberal, Charly Moreno Mosquera. Su veracidad y los interlocutores la confirmamos con Ramos. 

Moreno, a quien dos fuentes nos dijeron que es cercano al candidato a la Alcaldía César García (con quien Patrocinio hizo alianza), no nos respondió.

En el audio quedó claro que los interlocutores plantean un acuerdo vía Ramos para que el uribismo apoye a Patrocinio.

A los 18 segundos de la llamada, en la que discuten la presencia de Odín y Édgar Ulises en el evento uribista, Ramos dice: “eso todo está amarrado. El Centro Democrático va con toda con Patrocinio Sánchez”.

Al minuto y dos segundos, Ramos indica que “lo más importante aquí es que ganemos esa Gobernación y podamos crecer política y económicamente hacia futuro”.

Este es el audio completo:

Según nos dijo el exprecandidato Ramos, la conversación la grabó y filtró Moreno Mosquera; nos dijo que habló a título personal, porque no es dirigente del uribismo.

“Como la familia Sánchez ha votado con las ideas uribistas desde 2002, planteé calar en el ciudadano de a pie (con candidatos propios) y si no, hacer una alianza estratégica con alguien que encarna nuestras ideas, que es Patrocinio”, nos dijo.

Ramos señaló que cuando habló de “crecer política y económicamente” no planteó una negociación burocrática. “Ratifico que no es una negociación de puestos, nunca lo busqué, solo busco que esta tierra y este departamento por fin aproveche que tenemos un Presidente que quiere ayudar”, nos dijo.

En una entrevista a un medio local, dijo que la frase iba dirigida a “las personas humildes que hay que llevarles todo lo que es, con Gobernación y Alcaldías; pero eso no es para un beneficio individual”.

Más allá de los episodios, lo cierto es que dentro del uribismo no descartan una alianza después del cierre de las inscripciones la próxima semana.

“No descartamos ningún tipo de coaliciones después del 27 de julio, en la medida en que nuestros candidatos después de mes o mes y medio no les dé para llegar (a octubre)”, nos dijo Rufino Córdoba, quien ya había intentado el año pasado un acercamiento con el grupo MIR de Torres y con La U donde estaba Patrocinio (renunció este año).

En esas instancias, faltará por ver si el candidato seguirá siendo Quinto, el que definieron la semana pasada, o si al final se montarán en un bus con más gasolina para llegar a octubre, como sería Patrocinio.

Y si bien el uribismo es débil en el departamento (no tiene cargos allá y en las presidenciales perdieron en las dos vueltas), en una carrera que pinta como una lucha entre poderes y maquinaria, cada voto podría contar.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia