Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Soto · 24 de Noviembre de 2017

640

1

En la medida en que es cada vez más evidente que los azules no tendrán un candidato propio la precandidatura presidencial del ex gobernador del Valle, Ubeimar Delgado, cada vez tiene menos posibilidades. Y ante esta realidad, el político conservador está moviéndose para poner sus fichas en los directorios municipales del Partido Conservador para asegurar que por lo menos sus alfiles lleguen al Senado en el 2018.

La estrategia

Desde febrero, el directorio nacional conservador les dio la facultad a los directorios departamentales de formar los municipales porque los que existían finalizaron su periodo.

Aunque los directorios solo le importan a los políticos, les importan mucho puesto que son los que tienen contacto con los líderes locales y mueven los votos en los municipios.

 

Para su conformación, el Partido tiene unas reglas de cómo deben estar conformados: por derecho propio tienen cupo los concejales y dos exalcaldes, y diez elegidos por consenso (tres mujeres, tres jóvenes y cuatro de libre asignación).

Pero desde julio pasado, el directorio departamental del Valle, que en su mayoría pertenece al grupo político de Delgado, modificó esas reglas con una resolución y permitió que los congresistas y diputados azules tuvieran un representante en esos directorios.

Además, dejó que dos ex concejales y el último ex candidato a la Alcaldía de ese Partido hicieran parte de los directorios reemplazando los 10 que antes se elegían por consenso.   

Esto ha generado el rechazo y la inconformidad de varios azules del Valle porque consideran que con ese cambio, Delgado busca apropiarse de los directorios con su grupo político Fuerza Social.  

“Delgado tiene dos de los tres congresistas, dos de los cuatro diputados, tiene muchos concejales en los municipios en el Valle, ex alcaldes, ex concejales, ex candidatos. Quiere cooptar los directorios”, nos dijo el representante conservador valluno Heriberto Sanabria. Lo mismo nos dijeron otros dos concejales y dos líderes locales.   

Delgado nos aceptó que él tiene mayorías en todos lados, pero que eso se debe al trabajo de su grupo desde hace muchos años en el Valle. “Es una realidad política y lo de los directorios es incidental”, dijo. También negó que la resolución fuera una estrategia para apoderarse de los directorios.

Según él, con la resolución se “trató de ser ecuánime para que todos los grupos participaran y que los parlamentarios tuvieran una mayor representación en los municipios. También para que las bases se organizaran para sacar votos al Senado no sólo a mis candidatos, sino en general”.

Para Sanabria, esa medida es “una total usurpación de competencias de los grupos políticos locales” pues son ellos los que tienen que escoger sus directorios, como lo ordenan los estatutos, y no los parlamentarios de afuera.

“Esa resolución viola los estatutos del Partido y por las inconformidades no ha habido consenso en la creación de los directorios”, dijo. Un miembro de directorio Nacional coincidió y agregó que tomarán medidas al respecto.

Dobles directorios

A este malestar se suma que en los municipios de Roldanillo y Buga los pasados presidentes de los directorios (que no son del grupo de Delgado) formaron sus directorios en septiembre y julio, respectivamente, y tiempo después el Directorio Departamental en cabeza de su presidente, Alvaro López Gil, cercano a Delgado, formó otro bajo las reglas de la nueva resolución.

Si bien, los viejos directorios ya no están vigentes y no tienen la potestad para formar los nuevos, esta situación, según el concejal conservador de Buga, Gabriel Fontal,  está dividiendo al partido en el Valle en el peor momento político. Tres políticos locales más nos dijeron algo similar.

Porque aunque estos directorios son provisionales, estarán vigentes (si la dirección nacional no los tumba) hasta las legislativas de marzo y al estar a favor de Delgado pueden ser muy útiles para impulsar sus candidatos al Congreso.

Delgado espera que su sobrino, Mauricio Delgado, repita en el Senado y que su fórmula a la Cámara, el ex subsecretario de Educación del Valle Gustavo Padilla, se quede con la curul de Álvaro López Gil en la Cámara.

Además, con los nuevos directorios municipales de su lado puede contrarrestar en alguna medida la pérdida de apoyos que ha tenido recientemente.

 

Comentarios (1)

Martica Lopeira

24 de Noviembre

0 Seguidores

Los/as líderes/lideresas locales Directorios Municipales Partido Conservador ...+ ver más

Los/as líderes/lideresas locales Directorios Municipales Partido Conservador Valle tienen oportunidad, 2018, de SACUDIRSE DE LA POLITIQUERÍA que denuncian con el Señor Ubeimar Delgado, sin CLIENTELISMO, x dchos comunes. ¿PODRÁN?

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia