Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Duque · 19 de Noviembre de 2018

2042

0

La ruptura entre el grupo de La U que lidera en Chocó la casa Sánchez Montes de Oca y el grupo liberal que gobierna a través del mandatario departamental Jhoany Palacios por incumplimientos en los pactos políticos, dejó a la principal ficha del clan, el exgobernador condenado por irregularidades en contratación, Patrocinio Sánchez Montes de Oca sin su plan principal para su campaña para repetir Gobernación que ya está en marcha.

Una ruptura anunciada (pero no oficial)

 

El pacto entre La U y los liberales cordobistas (la facción roja más fuerte del departamento cuyo jefe es el representante Nilton Córdoba), data de 2015.

Ambos grupos acordaron repartirse puestos en la Gobernación si los liberales la ganaban y que en 2019 La U ponía candidato a la Gobernación y los liberales a la Alcaldía de Quibdó.

Hoy ya ese pacto no existe, aunque dentro de La U nos dijeron que oficialmente no hay ruptura. Dos políticos que conocen de la movida nos dijeron que ahora los de Patrocinio y los del Gobernador “son amigos pero no socios políticos”.

En La U hay quejas de la falta de cuotas y que les hayan puesto competencia desde ya en la candidatura por la Gobernación.  

Quien salió primero a criticar de frente al Gobernador fue Odín Sánchez, hermano de Patrocinio y cuyo grupo maneja políticamente el directorio de la colectividad en Chocó.

El excongresista parapolítico envió hace dos semanas un mensaje en redes sociales en el que anunció su separación “a título personal” del acuerdo.

En el mensaje acusa a Palacios (a quien se refiere como Domingo, un apodo con el que el hoy mandatario hizo campaña) de no cumplir con las cuotas y hace una lista de ellas con porcentaje incluido de lo que, considera, le correspondía a su Partido en términos de puestos.

“40 por ciento en la Secretaría de Salud y 30 por ciento en las demás Secretarías, incluyendo el despacho”, dice.

De hecho, en la Secretaría de Salud hasta marzo de 2017 estuvo Siris Sánchez, hermana de Odín, Patrocinio y Astrid Sánchez, hoy representante por La U, quien renunció para no inhabilitar a su familiar. Y como contamos acá la familia tenía además las secretarías Jurídica y de Bienestar Social.

La otra línea del excongresista Bernardo Flórez, quien se quemó en su intento de reelección en marzo, tampoco siguió con el Gobernador.

“A Bernardo la Gobernación lo dejó solo en la campaña en marzo y el acuerdo era que lo ayudarían”, nos dijo un político local que conoce de la movida, pero que por no ser del Partido de La U nos pidió no citarlo.

”40 por ciento en Secretaría de Salud y 30 por ciento en las demás”

mensaje de Odín Sánchez

Aunque Patrocinio nos dijo que la pelea “es falsa” y que “como en todo no hay felicidad completa”, lo cierto es que ni sus aliados, ni sus rivales en La U están contentos con el manejo de Palacios en la Gobernación.

“Indudablemente sí hay malestar”, nos dijo el diputado Milton Moreno, de la línea de los Sánchez Montes de Oca.

Pero más allá de las cuotas lo que realmente golpearía a Patrocinio en su intención de regresar a la Gobernación es que dentro del liberalismo ya haya candidatos a ese mismo cargo, siendo que en 2015 pactaron que no lo harían.

De eso también se quejó Odín, quien nos confirmó el envío del mensaje por whatsapp.

“No iban a cumplir el acuerdo en cuanto la alternancia en la Gobernación”, en referencia al pacto de 2015.

Los tres precandidatos tienen vasos comunicantes tanto con el Gobernador como con el representante Nilton Córdoba, como contamos en esta historia.

Uno es César García, exdirector de comunidades negras del Ministerio del Interior y funcionario de la UTL de Córdoba; otro es el excontralor Marcos Sánchez, y el exgerente de la EPS Barrios Unidos de Chocó, Ariel Palacios

“Se supone que ellos no iban a lanzar candidato. No es fructífero que nosotros pidamos cumplir con el acuerdo, hay que manejar un orgullo en la política”, nos dijo el Diputado de La U.

Y esa movida golpea al grupo de Patrocinio porque si bien su clan familiar volvió al Congreso tras cinco años con su hermana Astrid y él comenzó hacer recorridos por los municipios y a hacer favores a sus votantes desde su casa en Quibdó como detallamos acá, no tendría de su lado al grupo de Córdoba quien reiteró este año ser el mayor elector de Chocó.

Mientras Astrid sacó 17 mil 499 votos, Nilton logró reelegirse por segunda vez con 23 mil, pese a los ruidos a su alrededor con investigaciones penales en la Corte Suprema de Justicia.

Por lo que, sin sus aliados de hace años, si continúa en carrera, otros amigos del exgobernador ya le buscan un plan B.

Plan B en ciernes

Según nos confirmaron dos miembros del grupo de la llamada Unidad, propuesta de la exalcaldesa de Quibdó, Zulia Mena, para impulsar aspirantes a la Gobernación y la Alcaldía de Quibdó, el excongresista parapolítico Édgar Ulises Torres propuso que Patrocinio fuera el candidato de esa coalición a la Gobernación y pelearle a los liberales.

A cambio, la Unidad presentaría un candidato a la Alcaldía de Quibdó y Patrocinio los apoyaría.

“Es una propuesta que Édgar Ulises considera electoralmente ganadora. Pero no ha sido presentada oficialmente, solo en conversaciones sueltas”. nos dijo Mario Díaz Lorduy, componedor de esta Alianza.

Patrocinio nos dijo que desconoce de la misma, aunque uno de los miembros de la Unidad nos dijo que fue su idea; hasta la publicación de esta historia, Édgar Ulises Torres no respondió a nuestras llamadas y chats.

Sin embargo, sin siquiera hacerse oficial, dentro de la Unidad ya la rechazan.

“De ninguna manera la vamos a apoyar”, nos dijo uno de sus miembros que pidió no ser citado por no actuar como vocero de esta coalición de partidos.

 

”Es una propuesta no oficial que Édgar Ulises considera electoralmente ganadora”

Mario Díaz, mesa de la Unidad

La propuesta más allá de eso parece cuesta arriba por varias razones.

La primera es que la Alianza ya tiene otras aspiraciones, como la de la exdefensora regional del pueblo, Nigeria Rentería, el exauditor Enrique Kike Abadía y más recientemente Francisco Wilson Córdoba, del uribismo, quien por medio de una carta pidió oficialmente la semana pasada entrar a la coalición.

La segunda es que estos precandidatos no tienen pensado bajarse de la aspiración de la Gobernación para buscar la Alcaldía.

Y la tercera es que dentro de la Unidad el grupo de Patrocinio no tiene aliados más allá de Torres, toda vez que la otra facción de La U, que lidera el excongresista Bernardo Flórez es su rival local.

Mientras el panorama se resuelve, ya sea entrando a la Unidad o solucionando las diferencias con el gobernador Palacios, Sánchez seguirá haciendo campaña pero sin claridad sobre con quién irá a 2019.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia