Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Duque · 25 de Febrero de 2019

2955

0

Si bien a nivel nacional Cambio Radical, el partido del exvicepresidente Germán Vargas Lleras se ha mantenido independiente de la coalición del gobierno de Iván Duque, en las regionales sería a otro precio. Al menos en Cali, la distancia comenzó a recortarse.

 

Todo porque este Partido fue uno de los primeros que el Centro Democrático buscó por fuera de su coalición A (uribismo, godos y cristianos) para la posibilidad de una consulta interpartidista que defina a un candidato único a la Alcaldía de Cali que compita con los dos aspirantes por firmas Alejandro Eder y Roberto ‘Chontico’ Ortíz, que ya dijeron no irán a ninguna consulta -incluida ésta-, y a Jorge Iván Ospina, en la izquierda.

La vía de acercamiento entre Cambio y el uribismo es el senador caleño José Luis Pérez, un conocido componedor de alianzas políticas en esta época electoral. Quien participaría en esta contienda, si se da, será su concejal, el empresario Diego Sardi de Lima, quien le confirmó a La Silla Pacífico su intención de participar.

La decisión de buscar a Cambio Radical, y en especial a Pérez, la tomaron los miembros del Partido incluidos sus cuatro congresistas, diputados, concejales y el coordinador político de la colectividad, Daniel García Arizabaleta.

No es el único político al que están buscando. Aún tienen en la mira hablar con liberales, La U, ambos sin candidato a la Alcaldía, y con el exverde y aspirante por firmas Michel Maya.

Por ahora, la movida hacia Pérez y Sardi es llamativa en el Cali político por dos razones.

La primera porque Pérez tiene fama de apostarle al ‘caballo ganador’ y así ha sido en las últimas tres elecciones: apoyó a Ospina, a Rodrigo Guerrero y a Maurice Armitage. De éstos dos últimos es muy cercano.

La segunda es que el uribismo tiene la intención de armar una coalición más de centro que permita pelear ese voto -que en Cali viene en crecimiento- para así competir en octubre, especialmente con Ospina, a quien el expresidente Álvaro Uribe señaló como el de vencer en la capital, como revelamos en noviembre.

De empresario a apadrinado

Diego Sardi es un ingeniero primíparo en la política que durante más de 25 años fue el gerente de la cadena de restaurantes caleña Ventolini y que se lanzó en 2015 al Concejo de la mano de Pérez. Sacó 13 mil votos.

Como contamos, su familia era cercana al expresidente Juan Manuel Santos: su hermano Orlando, fue director financiero de la campaña en 2010 y Diego apoyó la reelección.

Hasta el año pasado, su intención era volver a su empresa y alejarse del ruedo político, pero la idea cambió hace pocas semanas.

Según dos fuentes políticas que lo supieron de primera mano, Sardi aceptó lanzarse porque en el Concejo adquirió experiencia en lo público. “Vargas Lleras le pidió hace cuatro años ser candidato a la Alcaldía pero él quería primero saber qué era estar en lo público”, nos dijo una de las fuentes cercana a Sardi.

Decidió lanzarse al agua tras una reunión con Vargas Lleras en Bogotá en las últimas semanas.

”Cali no merece que llegue tanto aspirante a octubre. Tenemos que unirnos”

Diego Sardi, concejal, precandidato

El Concejal nos dijo que la decisión la tomó para buscar una candidatura buscando el aval de Cambio porque “Cali no merece que llegue tanta gente (a octubre). Eso habla muy mal de la ciudad, tenemos que unirnos”.

De su lado tiene que con Pérez garantiza una maquinaria aceitada que ha funcionado y crecido en los últimos años en Cali.

Pérez pasó de concejal de Cali a Senador en 10 años, algo que como contamos, se explica porque apostó a las candidaturas ganadoras de Ospina, Guerrero y Armitage; en las tres alcaldías tuvo cuotas políticas y además tiene la capacidad de ser componedor de coaliciones y alianzas.

“Es muy bueno para las relaciones públicas”, nos dijo un periodista local que lo conoce.

En las últimas elecciones fue el senador más votado de Cambio en Cali con 24.883 votos.

Pero en contra de Sardi y Pérez estaría que, al ser un candidato desconocido, no tendría mayor aceptación en una posible consulta con otros aspirantes que podrían integrar esta alianza y que llevan años en la arena política.

Solo dentro de la coalición A del uribismo para la consulta hay azules como el concejal Jacobo Náder del grupo de Ubeimar Delgado que sacó 12 mil votos; el concejal uribista Roberto Rodríguez, elegido de una lista cerrada que tuvo 35 mil votos; y si el exverde Maya decide aspirar, ya tiene la experiencia en elecciones, pues en 2015 para la Alcaldía de Cali sacó 23 mil votos.

A eso se suma que, como muestran esas cifras, los que estarían en esa consulta no tienen tanta fuerza electoral como Ospina u Ortíz, por ejemplo, que ya pasaron por el Senado con votaciones nacionales (30.107 y 34.514 votos respectivamente en 2014).

Lo que hace que la consulta en sí misma sea, por ahora, una opción y no el plan definitivo.

“Tenemos dos caminos: o decidir entre Eder y ‘Chontico’ u organizar una consulta con bastantes fuerzas para un candidato de unión”, nos dijo a su turno el representante Christian Garcés.

”Tenemos una opción importante. La consulta fortalece la unidad”

Gabriel Velasco, senador CD

El senador Pérez nos dijo que su amigo se puede medir porque “sin salir a un solo barrio ya tiene el 2 por ciento de la intención de voto”, en relación a esta encuesta del Centro Nacional de Consultoría para el noticiero CM& en la que Ospina sacó el 33 por ciento.

Sardi nos dijo que solo participará si la consulta está confirmada por el uribismo, algo que todavía no está claro.

Más allá de la consulta en ciernes, lo que muestra la movida es que Pérez es el último de los vargaslleristas que tiende puentes con el uribismo.

En general, los tres senadores de Cambio Radical, que representan grupos políticos diferentes, han venido mostrando cercanía en lo nacional y regional.

Por ejemplo, el senador Carlos Motoa -uno de los consentidos de Vargas Lleras- y rival regional de Pérez, viene acompañando a los ministros uribistas por la región, como este encuentro hace un par de semanas con la Ministra TIC en Buenaventura; además es cercano a la precandidata a la gobernación uribista Juanita Cataño y “siempre ha sido cercano a nosotros”, confirmó el diputado uribista Julio César García.

Y ya está buscando candidatos para la lista al Concejo en Cali.

Además, como contamos la semana pasada, mantiene cuotas en lo regional con el gobierno Duque y tiene la regional del DPS en Risaralda.

A ambos y al senador Carlos Abraham Jiménez (del grupo político del exsenador de Cundinamarca, Juan Carlos Restrepo), los han visto cercanos en temas también nacionales.

“En algunos asuntos en el Congreso los tres congresistas nos han apoyado”, nos dijo el senador Velasco.

Aunque aún en lo electoral no hay nada claro y al senador Velasco todavía le falta hablar con otros sectores para conformar la consulta, lo que sí queda probado es que entre el uribismo y vargasllerismo valluno, vía Pérez y Sardi en Cali, hay más puentes comunes que diferencias de cara a octubre.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia