Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Duque | Laura Soto | Kerly Andrea Murillo | César Pachón · 30 de Octubre de 2019

1627

0

Mientras hay políticos en todo el país que esperan los últimos conteos de votos para arañar curul en Asambleas y Concejos, otros están más cómodos y contra muchos pronósticos alcanzaron el primer puesto dentro de sus partidos. Ese es el caso de casi una treintena de novatos del Pacífico que ganaron las listas de sus partidos: unos destronaron a viejos barones electorales; son delfines políticos; o tienen trabajo social en universidades, cabildos y grupos animalistas.

Los primíparos de opinión: de fuertes en Cali a extenderse por la región

Una de las sorpresas de Cali, principal centro electoral del Pacífico, fue la derrota de Clementina Vélez, una veterana concejal que hace 40 años no perdía una elección y tenía grupo propio. La razón de su derrota es la debutante de 31 años Diana Rojas, quien venía de ser secretaria privada de Maurice Armitage y aliada al representante Juan Fernando Reyes. Con su lema de ‘desatornillar’ a los políticos (como Clementina), ganó el primer puesto (16.215 votos).

En Cali y Popayán debutarán defensores animalistas.

Terry Hurtado, activista muy conocido en Cali, venía de quemarse en la Cámara y el domingo fue el más votado de los Verdes (16.119 votos), superando a tradicionales de ese partido, como Flower Rojas (13.363 votos).

La otra es la electa concejal conservadora payanesa Constanza Arango (2.662 votos), quien desde hace dos décadas es una destacada líder animalista de la capital. 

Y también habrá representantes del movimiento estudiantil: Ana Erazo (Polo, Cali 3.639 votos) fue integrante de la Mane y venía de ser asesora de un poderoso sindicato de Emcali; y Andrés Felipe Velasco (coalición, Popayán 2.380 votos), quien fue representante de los estudiantes de la UniCauca. Ambos ganaron el primer puesto en sus listas.

Dos primíparos diputados en Valle y Chocó siguen la misma línea.

En Valle, Paola Arenas es la cara del pulso ganado por los verdes fajardistas a los verdes afines al electo alcalde de Cali Jorge Iván Ospina. Quedó primera con 16.276 votos.

En Chocó, la única curul en la Asamblea para el partido ADA la ganó John Jairo Córdoba, (2.019 votos) cuyo triunfo se debe, según dos políticos chocoanos, al trabajo social que hizo en los barrios populares de Quibdó con problemas de bandas criminales. 

Una labor social similar en la comuna 1 de Quibdó, el apoyo de fundaciones y el voto de la colonia de Bojayá que vive en Quibdó hicieron que el debutante Jhon Arley Chaverra conocido en la capital como ‘Chombito’ ganara la única curul que hasta ahora tienen los Verdes en el Concejo (1.352 votos). 

En Pasto llegaron los de las firmas.

Uno es el líder comunal y sicólogo Berno Ismael López (movimiento Cambiemos Pasto) quien sacó 2 mil 32 votos y se había dedicado al trabajo social con el deporte en la comuna 8 de la capital nariñense; y el administrador Darío Guerrero (Compromiso Ciudadano), quie sacó 1.638 votos y tenía experiencia en varias administraciones en Pasto como funcionario técnico y exsecretario de Hacienda de Nariño.

La maquinaria con delfines, grupos propios y apadrinados

Doce de los primíparos ganadores de las listas de asambleas y concejos de la región vienen de estructuras políticas tradicionales que pusieron delfines, apadrinaron a otros o tenían grupos propios. 

Los delfines: El caso más visible es el de Jesús Eraso, quien con solo 26 años es la mayor votación a la Asamblea de Nariño (33.992 votos). Tuvo el apoyo del senador conservador Eduardo Enríquez, uno de los más veteranos del Congreso; En Valle está Daniel Hoyos, primer diputado del partido afro Colombia Renaciente (15.962 votos), del grupo que desde La U lidera el senador Roy Barreras.

En Chocó, Carlos Eduardo García es debutante del partido Verde (4.280 votos) y ganó su lista en la Asamblea con la maquinaria que por 15 años montó su padre, Eduardo García, como rector de la Universidad Tecnológica de Chocó.

En Quibdó, la tradicional casa política liberal cordobista puso a debutar -con victoria- a Luis Camilo Córdoba y quedó de primero con 1.037 votos. Su papá fue representante a la Cámara, su hermana viene de ser candidata a la Cámara y su mamá es una vieja conocida de la política roja.

Los que tenían grupos políticos propios: En Nariño, Julio Vallejo (20.118 votos) viene de ser el mayor elector de Pasto y ahora en la Asamblea sacó la primera votación de su partido, La U impulsado también por directivos de la EPS Emssanar; una historia similar es la de Franky Almario en Cauca (10.398 votos), quien después de dos reelecciones como concejal en Popayán, llegó a la primera votación de la Asamblea por los godos.

Los debutantes con padrinos: En Pasto, William Meneses venía de quemarse como candidato a la Cámara y hoy es el concejal más votado de su ciudad del partido Conservador (4.318 votos), bajo el madrinazgo de la baronesa nariñense Myriam Paredes y los directivos de la EPS Emssanar. .

Algo similar pasó con Jesús Rentería, la mayor votación del partido afro ADA en Quibdó (1.013 votos), quien venía de quemarse hace 4 años por La U. Su victoria se debe a la estructura aceitada del exgobernador Patrocinio Sánchez y de Eduardo García, el exrector.

Y en el Concejo de Popayán están Rosa Sinisterra, quien siendo cabeza de lista mantuvo el primer lugar por La U (1.480 votos) y venía de quemarse con los verdes hace cuatro años; y el expolicía William Campiño (2.659 votos), quien contó con el apoyo de la maquinaria liberal del senador Luis Fernando Velasco y su hermana Ximena, excandidata a la Alcaldía.

Una maquinaria no tan obvia, como es la del Centro Democrático en Chocó logró una curul en la Asamblea con José Nemesio Mosquera (5.134 votos), quien ganó gracias al crecimiento burocrático que le ha dado el gobierno de Iván Duque a su partido en ese departamento, según nos dijeron dos fuentes conocedoras por aparte.

Cristianos e indígenas mostraron su disciplina

En la Asamblea del Cauca debutará Rosalba Ipia Ulcué, una de las súper poderosas intelectuales de los indígenas en el país. Indígena Nasa, es la coordinadora de la Universidad Autónoma Indígena Intercultural que nació en 2013 en Cauca, como iniciativa del Cric. Ganó el primer puesto en la lista del Mais y el Polo con 7.453 votos.

En Nariño, la representación indígena correrá por cuenta del debutante de Aico Jairo Tulcán (8.996 votos), un médico veterinario con experiencia técnica en temas agrícolas. Caso similar ocurre en Chocó con Falder Chami, de Mais (1.469 votos), quien viene de ser concejal en Bojayá. Su curul peligra porque saldría de la Asamblea si Patrocinio Sánchez (segundo en la Gobernación) acepta la curul que le corresponde por el estatuto de oposición.

Y en Pasto el gobernador indígena José Criollo ganó con 2.223 votos, que vienen mayoritariamente de su cabildo en Genoy, corregimiento de la capital nariñense.

Tanto en Chocó como Valle los movimientos cristianos mostraron su disciplina.

El Mira mantuvo su curul en el concejo de Quibdó con Luz María Ríos (848 votos), quien además de su trabajo cristiano es presidenta de una junta barrial. 

En Valle el partido Colombia Justa Libres ganó con sus debutantes cabezas de lista: Natalia Lasso, una abogada en el Concejo de Cali (33.129 votos en lista cerrada); y el pastor Farid Larrahondo en la Asamblea (64.332 votos en lista cerrada).

 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia