Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 27 de Mayo de 2019

892

0

“Si te preguntan, responde Pacho Lourido en la consulta”, es la frase con la que termina una grabación de 30 segundos del precandidato del Centro Democrático a la Gobernación del Valle, Francisco Lourido, que aparece automáticamente cuando se contesta una llamada de un número desconocido.

Las grabaciones, o bots, son un método usual de campañas proselitistas y hacen parte de la estrategia del empresario y exgobernador para ganar la encuesta con la que el uribismo definirá en los próximos días a su candidato para la Gobernación del Valle del Cauca, puesto al que compite con la diputada Juanita Cataño.

Las llamadas no salen solamente a los celulares de los militantes uribistas del departamento (que el partido calcula en 22 mil), sino también a periodistas en Bogotá, al equipo de La Silla Pacífico, políticos no uribistas en Valle, exfuncionarios del gobierno Santos, veedores del partido y no militantes.

Esta tarde hubo quejas en redes de quienes han recibido las llamadas porque no entregaron sus datos para esa campaña, lo que sería una violación a la ley de protección de datos o de habeas data, ya que los números estarían siendo usados para fines proselitistas.

A la misma Cataño le llegó una llamada, por lo que se quejó informalmente dentro de la colectividad por la estrategia.

Sobre cómo llegaron los datos de no militantes y periodistas, las fuentes no dieron respuesta.

El representante Christian Garcés, quien está en campaña por Lourido, nos dijo que había enviado mensajes a sus simpatizantes y que no entregó su base de datos, que la tiene una empresa con la que firmó confidencialidad y no la usan de esa forma; dos altas fuentes del partido nos dijeron por aparte que su base de datos de militantes las tiene la Secretaría General y no las entrega para precampañas.

A su turno, Emma Berón, gerente de la campaña de Lourido, nos dijo que el candidato la semana pasada grabó 10 mensajes pidiendo apoyo a su campaña "que hemos estado compartiendo en nuestras redes y con contactos y líderes".

Nos dijo que ella también ha recibido llamadas y que cree que las llamadas a no militantes provienen de "alguno de nuestros seguidores (que) usó los mensajes y ha estado llamando" a otros contactos.

Solo hasta la otra semana se sabrá si la estrategia le funcionó a Lourido o si creó resistencia entre quienes se sienten invadidos por ese tipo de llamadas.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia