Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Duque · 02 de Mayo de 2018

927

0

Sergio Fajardo tiene previsto hacer dos giras más por Valle en la recta final de la campaña, en donde espera sacar 400 mil votos en primera vuelta. Para lograrlo, buscará captar al voto de opinión y de centro, capitalizando su imagen en lo local con aliados en el departamento: la electa representante Catalina Ortíz (32 mil votos), y el nuevo senador Antanas Mockus (540 mil votos). Además, insistir en el discurso de que como tercería, puede llegar a segunda vuelta.  

 

El reto es grande toda vez que su coalición en Valle no cuajó (los principales electores del Polo acá votarán por Gustavo Petro) y además porque no es el único aspirante que pelea el voto de opinión de centro en la región.

La calle y 'la marca Mockus'

Para el último tramo de campaña, los fajardistas del Valle recrearán la estrategia de las elecciones al Congreso de marzo, en la que dieron el golpe de tener la mayor votación de la lista Verde (que sacó 101 mil votos), de la mano de la electa congresista Catalina Ortíz, a pesar de las diferencias de los fajardistas con la conformación de la lista con la dirección Verde en Bogotá a cargo del saliente senador Jorge Iván Ospina.

“Lo que nos dejó el 11 de marzo fue que el Verde le gusta a la gente, es un crecimiento de fuerza alternativa y eso es lo que aplicaremos acá”, nos dijo Duvalier Sánchez, gerente de campaña de Fajardo en el Valle.

Para eso priorizarán -aún más- en las visitas de Fajardo el acercamiento uno a uno con la gente con caminatas, volanteos, reuniones al aire libre y en universidades.

Lo mismo harán figuras de la coalición Colombia (que conforman los Verdes, el Polo y Compromiso) del Valle como el exconcejal Michel Maya; el directivo Verde, Nicolás Suárez; la representante Ortíz y el polista y sindicalista Jhonson Torres, todos fajardistas.

“Nos fue bien en marzo porque salimos a la calle. En eso hemos sido exitosos y por eso lo repetimos”, nos dijo, a su turno, la representante Ortíz, una de las personas que le habla al oído al candidato.

”Los votos de Mockus son endosables y duplicables”

Duvalier Sánchez, gerente campaña en Valle

Lo que la campaña considera como el as bajo la manga no es local (donde mediáticamente el Verde es débil), sino nacional. Y es la figura del electo senador Antanas Mockus. Por eso en afiches, volantes y vallas de la capital del Valle tendrán fotos del candidato y el congresista.

La imagen de Mockus le servirá a la campaña para varias cosas: una es incentivar el discurso del ‘Presidente profesor’ que Fajardo ha manejado en las últimas semanas y que es el eje discursivo de sus cuñas en televisión.

En plaza pública con el mismo discurso toma preguntas de los asistentes a sus reuniones, recordando que antes de aspirante y mandatario ha sido maestro, e insistiendo que antes de prometer soluciones hay que “entender el problema” de cada uno.

Así hizo este fin de semana en Cali en el que estuvo reunido con 300 personas en una plaza en el centro, además de un conversatorio en Cartago y una caminata en Palmira el viernes. En el último mes había estado en Univalle en Cali y en un recorrido por Buenaventura.

Además, la campaña de Fajardo cree que Mockus atrae más votos, teniendo en cuenta que acá sacó más de 40 mil. Aún así son mucho menos de los que tuvieron maquinarias aceitadas como los de La U que superaron los 100 mil.

“El jugador más importante en este tramo es Mockus. Sus votos son fácilmente endosables y duplicables”, cree Duvalier. “Nos queremos colgar de Antanas y Claudia que tienen buena acogida en la región”, dice Ortíz.

Así las cosas, la campaña en Valle tratará de traer a Mockus para el cierre de campaña que sería en un par de semanas en Cali junto con la candidata vicepresidencial Claudia López, otra figura reconocida y mediáticamente fuerte en la región.

Finalmente, en el plan de la campaña esperan que la imagen de Mockus con Fajardo replique la ola verde del 2010, cuando el hoy candidato era fórmula vicepresidencial del electo senador.

Una imagen que quieren explotar para además mostrar unidad del fajardismo en torno a su candidato, tras la deserción de petristas del Polo y Verdes, que arrancó por el Valle.

“Cuando todo el mundo está polarizado, ellos dos (Mockus y Fajardo) crean empatía, no hay recelos, no es forzada, ni se ve mal hecha”, nos dijo el gerente de la campaña.

Cuesta arriba para la tercería

La meta de la campaña en Valle es llegar a los 400 mil votos, una votación similar a la que tuvo la fórmula Fajardo-Mockus hace ocho años en la segunda vuelta contra Juan Manuel Santos.

Aunque en ese momento no tenían estructura en el Valle -Catalina Ortíz y Duvalier, con otros más fueron parte de la fundación de la Alianza Verde en la región en esa época- y hoy hay más partido, varios factores hacen que la meta sea todo un reto.

”No es verdad que la suerte esté echada”

Catalina Ortíz, congresista

El primer factor es que no todos los votantes del Polo están con la campaña fajardista y en votos este Partido supera a los Verdes, como por ejemplo, el mayor elector del departamento, el senador electo Alexander López (45 mil votos), quien ya hace campaña por Petro, y tiene de su lado una estructura fuerte entre sindicalistas, magisterio y el comité del paro en Buenaventura, donde la antigua fórmula Mockus-Fajardo ganó en 2010.

Hoy esa base está con el candidato de izquierda, en parte porque, como contamos en esta historia a inicios de abril, las bases polistas en general nunca se identificaron con Fajardo como candidato.

El segundo es que no es el único candidato que pelea por un electorado de opinión de centro. También lo lucha Iván Duque, cuya candidatura está impulsada por los electos congresistas Christian Garcés en la Cámara y Gabriel Velasco en el Senado (40 mil votos y 33 mil votos respectivamente), dos novatos en elecciones nacionales con apoyos empresariales.

El tercer reto es cambiar la perspectiva de que la segunda vuelta -si la hay- es entre Duque y Petro, una idea que la campaña cree que es más fuerte a medida que se acerca la primera vuelta, y contra la que quieren pelear con el discurso de que Fajardo representa una tercería (una estrategia que también ha usado en sus acercamientos con cacaos de la región).

“Ese cuento de que la suerte está echada no es verdad y eso es lo que tenemos que impulsar en esta recta final, para que la gente decida”, nos dijo Catalina Ortíz.

Así las cosas, el fajardismo del Valle toma impulso para estas últimas semanas, con la idea de que nada está definido.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia