Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Soto · 19 de Abril de 2018

5205

3

A seis semanas de primera vuelta, el único bastión de la izquierda y del Partido Verde del Pacífico concentrado en Nariño no se mueve a favor de su candidato oficial, Sergio Fajardo.

 

Un hecho curioso porque a estas alturas maquinarias de otras gobernaciones como en Cauca y en Valle están alineadas, en ese caso, con Germán Vargas Lleras.  

Nariño es clave para la izquierda porque pone cerca de 533 mil votos a las presidenciales (como pasó en 2014) e históricamente ha estado a la izquierda con tres de sus últimos gobernadores de esta corriente, por lo que en teoría, allí Fajardo con sus partidos Polo y Verde debería tener una ventaja.

Según seis fuentes el gobernador Camilo Romero, y su padre y alcalde de Ipiales, Ricardo Romero, que encabezan el movimiento Nueva Ciudadanía, están comprometidos con la campaña de Fajardo.

Pero dos fuentes cercanas a ellos nos dijeron, por aparte, que no están entusiasmados con esa candidatura.

Las razones apuntan a que el Gobernador era más partidario de una coalición más amplia que incluyera a Petro y De la Calle, porque Fajardo tiene una amistad muy estrecha con el exgobernador de Nariño, Raúl Delgado, (ambos fueron gobernadores de 2012 a 2015 y alcaldes en 2004) con quien Romero rompió cobijas desde el año pasado. Y por el lado del alcalde de Ipiales y Aulo Polo ellos vienen de la corriente política del M-19 y por eso tendrían más afinidad con Petro.

Por eso en esta ocasión los Romero no han tirado línea a sus bases a favor de Fajardo, según nos dijeron las fuentes, por lo que sus bases están en libertad para elegir.

Si lo hicieran en las próximas semanas no la tendrían fácil porque sus bases e incluso personas cercanas que los rodean como asistentes, asesores y contratistas, que son los que buscan los votos en los municipios, ya están con Petro.

Una persona cercana al Gobernador nos confirmó esta división y nos dijo que el grupo Nueva Ciudadanía dejó en libertad a sus electores pero nos negó que las razones sean por diferencias con Fajardo, sino que es por respeto a “los afectos que cada persona del grupo ha manifestado”.

El hecho de que el grupo de Romero no tire línea probablemente lleve parte de los 25 mil votos que sacó en Nariño su candidato al senado, Aulo Polo, donde Petro. Votos que provienen de la estructura burocrática de la gobernación y de la alcaldía de Ipiales y de opinión que Romero aún arrastra (aunque la investigación de la Fiscalía por el caso del aguardiente Nariño lo ha golpeado).

Hay una parte de esos votos que aún no definen candidato y que provienen de Tumaco, a través de los 7 mil que le puso el destituido exrepresentante Neftalí Correa.

Si bien María Antonia Velasco, fundadora del M-19, exconcejal y exdiputada que hace parte de la coordinación de la campaña de Petro en Nariño, nos dijo que Correa no está con ellos, no descarta de tajo que se pueda dar en los próximos días. Una fuente cercana a Correa nos dijo que él aún no se define pero que hay acercamientos con Vargas, Duque y Petro.

Fajardo, sin fuerza en Nariño

Si bien tanto el director del Partido Verde, Jorge Iván Ospina, como el grupo de Romero nos confirmaron que las cabezas del partido verde como el diputado, Álvaro Bastidas, y los dirigentes Ítalo Pantoja, Armando Carvajal, entre otros, están con Fajardo esta candidatura no despega en ese departamento.

Fajardo ha ido tres veces a Nariño y ha tenido reuniones con grupos pequeños pero “les ha quedado muy dificil sumar gente y convocar a grandes eventos”, nos dijo una persona de la campaña de Fajardo.

Incluso la campaña solo empezará en forma este viernes tanto en Pasto como en los municipios, según nos dijo la concejal verde, Lucia del Socorro Basante, que integra la coordinadora de la Coalición Colombia en el departamento junto a 30 personas más.  

Aunque aseguró que grupos de jóvenes ya han venido trabajando en algunas universidades.

Otro de los encargados de esa campaña en Nariño es el exgobernador de Nariño y candidato del Polo a la Cámara que se quemó con 40 mil votos, Raúl Delgado. Él nos dijo que los dirigentes del Polo como el secretario del partido, Fernando Ruiz, están con Fajardo, pero dos fuentes por aparte nos dijeron que casi todas las bases del Polo están con Petro incluidos gran parte de los seguidores de Delgado.

Por otro lado el senador electo, Aulo Polo, aún no le ha organizado ningún evento a Fajardo y la concejal Basante nos dijo que no desde la coordinación de la campaña no han tenido ningún acercamiento con él.

Incluso el mismo senador Antonio Navarro que tiene influencia en Nariño tampoco ha ido a impulsar a Fajardo el departamento en parte porque, como contamos, está concentrado en hacerle campaña en Bogotá.

La única esperanza que tienen desde la campaña de Fajardo es despegar en los próximos días y  hacer un evento grande en fechas cercanas a la primera vuelta con Navarro para tratar de arrastrar algunos votos.

El fenómeno Petro

Según cuatro fuentes políticas, (dos cercanas a Petro, una independiente y una de Fajardo) Gustavo Petro tiene ganados a muchos grupos sociales como jóvenes, indígenas, campesinos y militantes del Partido Verde, del Polo e incluso del Liberal y Conservador.

“Es que en Nariño pasan dos fenómenos: en las legislativas le caminan a los candidatos tradicionales porque tienen acuerdos desde hace muchos años. Los congresistas les dan contratos, plata, remesas, estufas, empleo y la gente les vota. Pero para las presidenciales y la gobernación esa misma gente vota independiente y aunque los congresistas les pidan los votos no se los dan”, nos explicó un político del departamento. Dos fuentes más nos dijeron algo similar.

Eso se refuerza con el hecho que los congresistas creen que mueven solo el 30 por ciento de su electorado a favor de los candidatos presidenciales.

Esos apoyos a Petro se mostraron, por ejemplo, el día que llenó con 18 mil personas la plaza de Nariño en Pasto en febrero de este año donde llegaron delegaciones de varios municipios.

“La gente se ha ido organizando sola, hace rifas, mingas, reuniones, murales, programas de radio, eventos y nosotros y los 200 integrantes que coordinamos la campaña en Nariño solo tenemos que ir a aclarar algunos puntos de las propuestas de Petro y a agradecer su apoyo”, nos explicó la exdiputada Velasco.

De todos modos ese apoyo se verá reflejado el 25 de este mes que Petro visitará las dos ciudades principales del departamento, Pasto e Ipiales, y el 28 de abril que irá a Tumaco, a solo dos días de la marcha que convocaron los tumaqueños justamente para pedir que los candidatos y el presidente Santos se manifiesten sobre la situación del puerto.

Incluso en esa visita se podría concretar una eventual alianza con el barón electoral de Tumaco Neftalí Correa, que de hacerse sería una señal directa del apoyo de los Romero hacía Petro.

Comentarios (3)

Carlos

19 de Abril

0 Seguidores

Si bien el titular arranca diciendo que los Romero están con Fajardo, queda c...+ ver más

Si bien el titular arranca diciendo que los Romero están con Fajardo, queda claro que en realidad están más hacia el lado de Petro

Kamilo Gaviria

20 de Abril

0 Seguidores

Romero hizo campaña de la mano de Petro en 2010 cuando salio electo senador, ...+ ver más

Romero hizo campaña de la mano de Petro en 2010 cuando salio electo senador, y fue su mayor escudero en el Senado,acompaño las marchas en Bogota contra la destitucion del ex Procurador y solamente termino en con los verdes porque Petro como alcalde no podia interferir en Politica , ahora la historia es otra, sus bases vuelven al Progresismo.

Ana

20 de Abril

0 Seguidores

El fenómeno Petro tiene que ver con el espíritu de la anarquía que existe e...+ ver más

El fenómeno Petro tiene que ver con el espíritu de la anarquía que existe en Colombia y el cual este nefadto personaje exalta donde vá. Recordemos que hubo muertos en la sprotestas de las corridas de toros, donde vá causa extragos sus seguidtoes !!!

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia