Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Duque · 01 de Noviembre de 2018

895

0

Todos los aspirantes con conexiones políticas en el Concejo de Cali que estaban aspirando al puesto de Contralor de la capital por 15 meses no aprobaron el examen de conocimientos que el domingo hizo la Universidad Libre y cuyos resultados fueron revelados anoche en la página del Concejo de la ciudad.

Esta elección es clave porque en ella están interesados muchos de los políticos con intereses electorales en la capital del Valle para 2019, ya que el nuevo funcionario podría actuar a favor o en contra de la actual administración de Maurice Armitage, si tenía padrinazgos políticos. 

 

Por ahora, esas intenciones quedaron en suspenso. Así ocurrió todo. 

Sin la participación de la abogada María Fernanda Amaya que más de 10 fuentes consultadas daban como favorita para ganar -porque hace cuatro años tenía las mayorías y al final fue inhabilitada y seguía teniendo apoyos dentro del Concejo- porque decidió lanzar su nombre para el puesto en 2020, la carrera estaba abierta para quienes ya estaban haciendo lobby y con alianzas en ciernes.

No quedó el exconcejal y excandidato a la Cámara José Fernando Gil quien pese a que contamos que no fue habilitado para presentar el examen, un día antes recusó y lo pudo presentar. Él venía apoyado por el sector de La U que controla la gobernadora Dilian Francisca Toro (cuatro concejales) y ya había logrado una alianza con los concejales de Cambio Radical lo que le daba al menos 7 de los 12 votos requeridos.

Sin embargo de 75 puntos que necesitaba para pasar solo logró 65.

Por ahora detiene los planes que tenía para llegar ya que, como nos confirmaron tres fuentes (dos concejales y un político que conoce la movida), el alcalde Maurice Armitage habría cambiado su opinión inicial de no apoyarlo por su cercanía con la Gobernadora, luego de la reunión de ambos del lunes pasado con el Fiscal General donde acordaron trabajar por la seguridad de Cali.

Tampoco quedó el excongresista Fabio Arroyave, quien le heredó en la Cámara la curul a su hijo y que había decidido lanzar su nombre como plan B si no cuaja su plan para la Gobernación del Valle vía el aval de su partido, el Liberal. Él, según el concejal Oscar Ortíz, de su cuerda, tenía de ocho a diez apoyos en el Concejo (aunque Ortíz no nos dijo quiénes eran).

Sacó 68 de los 75 puntos necesarios para pasar.

Tampoco pasó el corte el exsecretario de Bienestar Social de Rodrigo Guerrero, el abogado Luis Alfredo Gómez, de quien como contamos tenía ruido a su alrededor por ser supuestamente el señalado por el alcalde Armitage (algo que tanto Guerrero y Gómez negaron).

Sacó 69 de los 75 puntos necesarios para pasar.

Por fuera también quedó el abogado John Vanegas Luján, quien dentro del Concejo se veía cercano al excontralor Ricardo Rivera -porque trabajó con él- y tenía el apoyo del próximo presidente del Concejo, Fernando Tamayo, de quien es muy amigo.

Sacó 67 de los 75 puntos.

Y finalmente se quemó el exsecretario del Concejo Wilmer Guerrero Penagos, quien ya había adelantado trabajo de lobby con varios concejales que lo conocían por su trabajo anterior.

Sacó 50 de los 75 puntos.

Según el reglamento que sacó el Concejo para esta elección, hoy los que se rajaron pueden reclamar los resultados ante la Universidad y volver a entrar en carrera, lo que solo se sabrá hasta el 6 de noviembre cuando la Universidad responda los reclamos.

Y como lo supo La Silla Pacífico de parte de dos políticos que tienen interés en el proceso y un tercer aspirante quemado, habrá reclamación sobre todo porque durante los últimos días hubo quejas por la prueba, como que no hubo preguntas específicas sobre el rol de la Contraloría en Cali.

Los que sí pasaron

La lista de los que sumaron los mayores puntajes y que sigue en carrera la encabeza el administrador y con especialización en gerencia, cultura de paz y administración pública Jorge Plaza Satizabal, quien lleva 16 años trabajando en la Auditoría General de la República.

Le siguió el contador con maestría en derecho Diego Mauricio López Valencia, quien lleva dos años trabajando en la Contraloría del Valle.

Le siguen Alexander Salguedo, de quien no encontramos registro de su vida laboral; la especialista en derecho administrativo Paula Isabel Ramírez Caicedo, quien lleva 15 años trabajando en la Auditoría General.

También quedó la contadora con maestría en gerencia de salud Rosa Belisa Góngora García, quien en 2016 fue directora de Asuntos para Comunidades Afro del Ministerio del Interior.

El listado lo cierran Carlos Conrado Pfizenmaier Giraldo (de quien no encontramos registro laboral) y el contador con maestría en gestión de empresas Wilson Vargas Abello, quien es profesor de la Universidad del Tolima.

La elección de Contralor de Cali será el viernes 16 de noviembre.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia