Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Duque | César Pachón · 26 de Septiembre de 2019

3852

2

A un mes de la elección de la Alcaldía de Cali las tres candidaturas más visibles en la capital del Valle cimientan sus campañas con aliados políticos, ideólogos, empresarios y familiares.

La Silla Pacífico consultó a siete fuentes entre miembros de las campañas de Jorge Iván Ospina, Roberto Ortíz y Alejandro Eder, además de periodistas y políticos cercanos para conocer quiénes influyen, ya sea por su ideología, maquinaria o peso político, en la tras escena de los aspirantes.

 

Dos fuentes dentro de su campaña, así como un periodista nos confirmaron, por aparte, que el aspirante “no responde a jefes políticos” y la mayoría de las decisiones trascendentes -como las adhesiones- las toma con un reducido grupo de amigos y familiares siempre presentes en su carrera política.

En ese grupo son claves tres personas: el comunicador y exmiembro del M19 Alfredo Valenzuela, amigo del candidato y de su familia, quien es visto como un ideólogo del movimiento ‘Podemos Cali’, que lidera Ospina. Está encargado de la organización de ‘los Gatos’ (grupos de apoyo y transformación social) que son las bases de Ospina en barrios y comunas; además de ser el enlace con los políticos. “Ospina escucha a mucha gente, pero le hace caso a Alfredo”, nos dijo una fuente que lo conoce. 

El segundo es el trabajador social Jesús González, quien maneja temas políticos e ideológicos dentro de la campaña. Fue asesor de Ospina en la Alcaldía en temas de participación ciudadana; También su hermano Mauricio Ospina, exsenador del Polo Democrático, y su jefe en la actual campaña, cargo que tuvo hace 12 años cuando Ospina ganó la Alcaldía por primera vez.

Dentro del Directorio Verde, una fuente del primer círculo de Ospina nos dijo que consultaba al exsenador Antonio Navarro y al director nacional Verde, Carlos Ramón González. Tanto este último, como el secretario general Jaime Navarro -hermano de Antonio-, han sido claves para la candidatura de Ospina: primero porque cerraron filas para que Ospina no tuviera contendores en la búsqueda del aval para Cali -que era cantado porque era presidente del partido-, y más recientemente, por respaldar desde la dirección del partido controvertidas movidas de Ospina, como su alianza con La U de Dilian Francisca Toro, que generó una polémica esta semana con la candidata de Bogotá, Claudia López, la otra apuesta fuerte del Verde para octubre.

A pesar de que Ospina es el candidato más fuerte que respalda Gustavo Petro en el Pacífico, el Senador no tiene influencia en la campaña, más allá de la “cercanía ideológica” entre ambos, desde el M19. Lo que sí hace la figura de Petro con Ospina, y no es menor, es impulsar la imagen del candidato como la ficha alternativa que congrega a la izquierda, así como el mismo Petro hizo en 2018 al ganar la segunda vuelta en la capital valluna.

Tampoco es menor el apoyo de la maquinaria de La U que cerró el todo vale de Ospina camino a octubre -que dentro de la campaña ven como un ‘blindaje institucional’ para una candidatura alternativa-, en la cual fue puente el representante Jorge Tamayo, quien ya es cercano a Ospina desde su primera Alcaldía.

Tres fuentes (una de la campaña, un congresista aliado y un asesor de campañas caleñas) nos dijeron, por aparte, que la familia del empresario del chance es poderosa en su campaña por dos razones: vender la imagen de que hombre de familia (como se presenta en las últimas vallas que puso en Cali); y además su hijo mayor Roberto, es su verdadero filtro en la agenda. 

Si bien el propio Chontico niega ser el candidato de Álvaro Uribe, la imagen del exmandatario lo ayuda dentro de un sector electoral de voto de opinión de derecha donde no habría tenido fuerza. 

Quien hace ese trabajo de acercamiento es el representante Christian Garcés: lo ayuda con los estratos altos de las comunas 2 y 22 de Cali (donde Garcés ganó en las legislativas), y al grupo de empresarios uribistas caleños que Garcés coordina para la campaña, entre ellos Octavio Quintero de Fedesarrollo Valle y Andrés Echeverri del Hotel Torre de Cali.

En que Ortiz tenga maquinaria de su lado hay dos claves: el senador José Luis Pérez, quien además de ser componedor de alianzas para los últimos tres Alcaldes de la ciudad, es consejero del candidato en temas políticos y de alianzas; el otro es el concejal azul Fernando Tamayo, también con estructura propia con votos en Cali.   

También es poderoso el publicista Guillermo Lombana, quien maneja la imagen de la campaña. Como contamos, es un viejo conocido de las campañas caleñas y muy controvertido: por un contrato firmado entre la alcaldía de Ospina y su empresa, el hoy candidato tiene una imputación de la Fiscalía; además, Lombana tiene ruidos de presuntos manejos de noticias falsas en redes y encuestas falsas. Recientemente, Ospina acusó directamente a Chontico y a Lombana de crear el video falso que lo relacionó como candidato de las Farc, que la campaña de Ortiz niega.

La principal influencia tanto ideológica como política es el excandidato presidencial Sergio Fajardo, a quien consulta constantemente, y es referenciado por una fuente del primer círculo del aspirante como el componedor político. Tiene voz y voto en las decisiones de alianzas con políticos y “da hasta consejos sobre cómo hablar”, nos dijo esa fuente. 

Así mismo, el empresario Camilo Lema funge como asesor estratégico en publicidad y además es esposo de la candidata al Concejo liberal, Diana Rojas. Fue Lema el que propuso al candidato subir el tono en la recta final contra sus opositores punteros Ospina y Ortiz.

Otro clave en temas públicos es el argentino Ángel Becassino, experto en comunicación política, quien trabajó en la campaña de Santos 2014 y en la de Petro 2018 (pero se alejaron). Apoya en temas de análisis y comunicación política.

Aunque no tiene votos propios, el alcalde Maurice Armitage también es un poderoso tras escena. Como revelamos, directivos de la campaña se han reunido con el mandatario (pero él niega que sea para tirar línea). A eso se suma que exempleados suyos como el exsecretario de Deporte, Silvio López y su exestratega de campaña en 2015, Fernando Sánchez, llegaron a donde Eder.

Esas movidas hacen que el fajardista sea visto como el de Armitage, que es usado por sus contendores. Pero ha hecho que empresarios cercanos al mandatario como Juan Ramón Guzmán, respalden esa candidatura.

Otro ‘cacao’ valluno es el empresario Ernesto de Lima, quien es un músculo financiero para la campaña. 

Los exalcaldes Rodrigo Guerrero y Ricardo Cobo también influyen en temas de estrategia política. Guerrero propuso una alianza con José Luis Pérez (como hizo en su Alcaldía y la de Armitage), pero Fajardo la habría descartado. No obstante, ayudó a acercar a empresarios a la campaña, como Alfredo Carvajal exmiembro de la junta directiva del grupo Carvajal. 

En una línea similar trabaja Cobo, quien ayuda a consolidar alianzas con aspirantes a la Gobernación, como la que está en ciernes con el aspirante independiente Óscar Gamboa (aunque al parecer a Fajardo no le gustaría esa unión).

 

Comentarios (2)

Diego A. Cruz

26 de Septiembre

0 Seguidores

Campaña curiosa en Cali, porque hay muchos problemas por resolver, y aún así no se logró crear un hilo conductor en el que se centrara la campaña y diferenciara a los candidatos. Es más una diferencia sobre las personas en sí y sus compañías o que sobre propuestas claras y definidas.

Campaña curiosa en Cali, porque hay muchos problemas por resolver, y aún así no se logró crear un hilo conductor en el que se centrara la campaña y diferenciara a los candidatos. Es más una diferencia sobre las personas en sí y sus compañías o que sobre propuestas claras y definidas.

fran

29 de Septiembre

0 Seguidores

Aunque la paz no sea objeto de debate en las elecciones regionales, debería ser claro no votar por ningún candidato que sea apoyado por Uribe o el CD.

Aunque la paz no sea objeto de debate en las elecciones regionales, debería ser claro no votar por ningún candidato que sea apoyado por Uribe o el CD.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia