Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Duque · 15 de Abril de 2019

1763

0

Para el Cali político, el nombre del publicista yumbeño Guillermo Lombana genera ruidos y división: están quienes dicen que es un estratega y publicista que tiene olfato político para montarse al bus ganador en campaña, y otros no lo bajan de ser el ‘JJ Rendón’ y rey de la campaña negra en época electoral, sobre todo desde una pelea pública que tuvo con el hoy alcalde Maurice Armitage, a quien ayudó a ganar.

Es por esos ruidos y fama que diez de las catorce fuentes consultadas para esta historia nos dijeron, por aparte, que en campaña “es mejor estar con él que en su contra”. Pero los políticos que han estado con él saben que tendrán a un polémico asesor de su lado que los hará sonar en medios y redes.

Hoy su apuesta es con el precandidato por firmas a la Alcaldía Roberto ‘Chontico’ Ortiz Urueña, quien como contamos, a punta de pago por firmas, sus empleadas de chance y voluntarios dice tener 150 mil firmas para inscribir su aspiración, que enfila baterías contra el legado de Armitage.

El del ‘corazón’ de Ospina y el ‘ángel’ de Armitage

El fuerte de Lombana es poner narrativas de campaña y estrategias para atacar la debilidad de los rivales de sus candidatos, que un sector político lee como campaña negra.  

Arrancó de lleno en lo público y las campañas políticas en 2007 tras varios años en agencias publicitarias en Bogotá. Entre otros, estuvo detrás de las publicidades de las gobernaciones del hoy destituido Juan Carlos Abadía y después en las atípicas con Ubeimar Delgado, además de varios congresistas uribistas, liberales, conservadores y verdes.

”Podrán decir lo que quieran pero yo no hago ni firmo cosas ilegales”

Guillermo Lombana

Pero su fama y ruidos vienen de lo que hizo con Jorge Iván Ospina en 2007 y Maurice Armitage en 2015.

Para un político que trabajó con él en una campaña pasada, Lombana “entiende que las narrativas de campaña ponen alcaldes, gobernadores, presidentes” y esa lectura hace que “el bus en el que él se monta gane o tenga muchas posibilidades de ganar”, como nos dijo su amigo y político, Alejandro Ocampo, otro crítico habitual de Armitage.

Así hizo con las imágenes que vendió de Ospina en 2007 y Armitage en 2015, quienes arrancaron sus campañas en esos momentos como unos desconocidos y por firmas. “Por eso hago una encuesta interna para ver su potencial” antes de contratar con sus clientes, nos dijo Lombana.

Y con ambos tuvo sus respectivas victorias con ruidos encima.  

”el bus que se monta gana o tiene muchas posibilidades”

Alejandro Ocampo, amigo de Lombana

Con Ospina creó el slogan ‘Puro Corazón por Cali’ con el que prometía cambios y mejorar el autoestima de los caleños luego de años de malas administraciones y herencia narco.

Según dos fuentes más fue Lombana el que puso “la narrativa de la pelea de ricos contra pobres” para enfrentar a su mayor oponente de entonces, el empresario Francisco Lloreda, de la tradicional familia conservadora caleña dueña del diario El País de Cali.

“Nos inventamos el slogan aprovechando que Jorge Iván es médico y a Cali le duele el corazón, por lo que necesita alguien que la salve”, nos dijo Lombana.

Y a punta de imagen pero también de cuestionadas alianzas políticas como la que hizo con Juan Carlos Martínez Sinisterra condenado por parapolítica, Ospina fue el alcalde más votado en la historia con 205 mil votos.

Con una fórmula similar de imagen y alianzas cuestionadas fue que su otro cliente, Juan Carlos Abadía llegó a la Gobernación ese mismo periodo.

Ya en la Alcaldía con Ospina arrancan los ruidos judiciales.

A través de su entonces Secretario General, Ospina le da a Lombana un contrato de 460 millones de pesos a dedo para hacer la imagen de su Gobierno. El problema es que lo hizo a través de una empresa creada dos días antes. Este caso está en la Fiscalía y hace parte de los ruidos judiciales que empañan la campaña de Ospina para regresar a la Alcaldía.

 

“Pedí crear una sociedad sin mi nombre y se creó Visión Digital. Por el cambio de razón social dicen que la empresa no tenía experiencia”, nos dijo Lombana, a quien después de disolver ese contrato se lo volvieron a dar.

Puro Corazón por Cali fue la imagen de la administración de Ospina y un slogan casi idéntico usó su hermano Mauricio Ospina para su campaña al Senado, que también hizo Lombana.

Con Abadía también contrató para publicidad, pero los ruidos fueron porque antes de su destitución el Gobernador gastó casi cinco millones de dólares para promover su imagen, a través de varias entidades.

Con Armitage la relación pasó de amor a desencanto en solo unos meses.

Arrancando la campaña y con menos del 2 por ciento de reconocimiento en las primeras encuestas, el entonces empresario siderúrgico Armitage llamó a Lombana, a quien conoció por su gerente de campaña, Alejandro Varela.

Fue Lombana el que creó el slogan ‘Armitage o Armitach, dígalo como quiera pero firme’ para acercarlo a los votantes que no sabían pronunciar su nombre; y cuatro fuentes le adjudican crear la narrativa de campaña del empresario que perdonó a sus secuestradores, que le dio fama nacional.

De la fama y ruidos de campaña negra

Según dos personas que hicieron parte de esa campaña y lo conocieron, las diferencias arrancaron porque Lombana “era problemático y proponía cosas poco transparentes, como poner a circular encuestas inventadas, pero Armitage siempre dijo no”, nos dijo una de las fuentes, que hoy sigue en la administración.

Por ejemplo, a dos meses de las regionales, comenzó a circular una encuesta de una exempleada de Armitage donde aparecía a solo dos puntos del entonces mayor contendor Angelino Garzón.

Precisamente las encuestas amañadas es parte de esa fama ganada de Lombana. “Quien lo contrate sabe que ese es su fuerte”, nos dijo un curtido periodista político caleño.

Lombana niega que haga encuestas amañadas y campaña negra.

“Yo no me meto en la vida privada personal de nadie. Hacer visibles los errores de los contendores no es hacer publicidad negra. Podrán decir lo que quieran pero yo no hago ni firmo cosas ilegales”, nos dijo

El publicista nos dijo que las peleas internas en la campaña entre su equipo y el primer círculo del Alcalde, en el que estaban su hija Christine y el hoy exgerente de Metrocali Nicolás Orejuela se debieron a que decidió sacar a Armitage de los debates “porque es muy malo hablando y al final ganó”.

Como contamos, fue su alianza con políticos tradicionales ayudado del saliente Rodrigo Guerrero y el hoy senador José Luis Pérez lo que le dieron la maquinaria para ganar y a la par con su imagen se convirtió en el fenómeno electoral de esas regionales.

La separación definitiva llegó por un tema de contratos: supuestamente porque a Lombana no le dieron el contrato del Plan de Medios para la publicidad de su administración, un rumor político desde entonces, corroborado por 11 de las fuentes consultadas, incluidas las tres de la campaña.

Una de ellas nos dijo que Lombana había pasado una propuesta de medios sin valor, lo que se leyó allá como una propuesta para que la Alcaldía le diera el contrato a dedo.

Lombana nos dijo que ese era un borrador de un proyecto que presentó a la Alcaldía pero que no ha pedido coimas.

“Maurice sabe que nunca lo llamé a pedirle un contrato y Christine también lo sabe”, nos dijo Lombana, quien nos dijo que lo que pasó es que la hija del Alcalde le propuso licitar en ese proceso, que fue al final muy polémico porque una de las empresas tenía una dirección falsa en Cali.

“Después de esa pelea lo cierto es que a Lombana lo vetaron de la Alcaldía”, nos dijo un Concejal que conoció del escándalo.

Incluso por presuntas irregularidades en esas licitaciones y las siguientes, Lombana demandó a la Alcaldía en 2018, en un proceso que sigue en un juzgado de Cali.

El debate pasó a las redes y a medios de aliados de Lombana.

En la Alcaldía creen que es Lombana el que tiene un ejército de twitteros o una bodega para trinar en su contra, e incluso que tiene aliados como Alejandro Ocampo (impulsor de la fallida revocatoria al Alcalde) para hacerle campaña negativa.  

Como prueba, una fuente de la Alcaldía que conoce del tema, nos dijo que varios de los perfiles que retrinan a favor de empresas con las que Lombana tiene contratos de publicidad también hacen campaña a sus aspirantes, como Roberto Ortíz recientemente.

En espacios radiales como Viva las Noticias del hoy aspirante Ortíz, Lombana se volvió un recurrente crítico de Armitage, y de exfuncionarios de su primer círculo, como el hoy representante Juan Fernando Reyes Kuri, a quien Lombana acusa de haberle pedido coimas, lo que el congresista niega.

“Con toda esa inversión publicitaria que tienen yo soy el que los tiene jodidos en vez ellos de tenerme jodido a mí. Cuando uno se hace respetar es beligerante”, nos dijo Lombana.

Con todo ese ruido encima que de vez en cuando vuelve a aparecer en las redes caleñas, la apuesta es volver a sonar de cara a octubre.

A sonar para octubre

Para la Alcaldía, Lombana fue contratado por el exsenador liberal y empresario del chance, Roberto Ortíz, quien va por firmas, pese a tener un espacio dentro del uribismo, vía el expresidente Álvaro Uribe, como contamos.

Y ya comenzó a sonar con encuestas y críticas contra Armitage.

Si bien la precampaña a la Alcaldía de Cali está aún dividida con más de 17 candidatos, Chontico apareció de primero en la intención de voto según una encuesta del Diario de Occidente y en otra de CM& de la semana pasada lo pone en segundo lugar detrás de Ospina.

Y Ya arrancó a criticar en redes el legado de Armitage, por “promesas incumplidas”, “aumento de inseguridad”, o retrinando críticas sobre los recientes nombramientos de funcionarios bogotanos en la Alcaldía.

Ortíz no será el único con el que Lombana quiere sonar: es asesor del precandidato cristiano Danis Rentería y a la gobernación asesora a la exdirectora de Coldeportes y aliada de Dilian Francisca Toro, Clara Luz Roldán.

Más allá de con quien vaya, muy seguramente la firma y estilo de Lombana se verá en campaña. En octubre se sabrá si dio frutos para sus clientes.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia