Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Soto · 30 de Enero de 2019

1992

0

Desde ayer está recluido en su casa el alcalde de Popayán, César Cristian Gómez, luego de que un juez ordenara su detención por la supuesta irregularidad en la firma de un contrato de más de 4 mil millones de pesos a una empresa que no tenía la experiencia para las labores de la Secretaría de Tránsito.

Que se le rayara el teflón al mandatario más votado en la historia reciente de la capital del Cauca (más de 70 mil votos), que llegó al cargo con banderas anticorrupción podría impulsar a los movimientos alternativos para las regionales de este año.

El caso de contratación que tiene hoy en prisión domiciliaria al Alcalde viene de tiempo atrás.

 

El 28 de marzo de 2017 firmó un contrato con la empresa de telecomunicaciones Emtel para subcontratar los servicios de la Secretaría de Transporte. Emtel, a su vez, subcontrató la mayoría de los servicios con la empresa antioqueña Quipux S.A.

De acuerdo con la Fiscalía, la Alcaldía debió hacer licitación pública y no entregar el contrato de 4 mil millones de pesos a dedo. Por eso, lo acusa de interés indebido en celebración de contratos y contrato sin cumplimiento de requisitos legales porque la empresa Emtel no tenía experiencia y estaba en liquidación.

A eso se suma que la Procuraduría lo suspendió por 11 meses en primera instancia desde julio de 2018 por irregularidades en la contratación de los eventos de la semana santa en 2016. El proceso también está en juicio penal.

Se viene el impulso de la captura...

Si bien Mais, ASI y el Partido Verde avalaron al Alcalde en 2015, estos dos últimos rompieron cobijas con el mandatario a partir del primer año de Gobierno por ruidos en torno a su administración, que tenían que ver no solo por los ruidos de corrupción, sino porque comenzó a gobernar con aliados de La U y Cambio Radical.

“Nosotros ganamos para perder, porque no tuvimos la más mínima participación ni gabinete, ni en las decisiones políticas. Él gobernó con los de siempre como los liberales y Cambio Radical”, le dijo a La Silla el presidente de la ASI en Cauca, Gerardo Tenorio.

De hecho, el año pasado hubo denuncias de supuestas presiones desde la Alcaldía para que votarán por el excandidato presidencial, Germán Vargas Lleras y el senador, José Luis Pérez, como contamos acá.  

 

“El Partido Verde sí lo avaló pero hace dos años le retiramos el respaldo político y lo hicimos públicamente por estos escándalos de corrupción que comenzaron desde el inicio”, le dijo a La Silla el presidente del Partido en Cauca y actual precandidato a la Alcaldía de Popayán, Oscar Ospina.  

“Desde entonces le hemos hecho oposición e incluso el año pasado denunciamos que estaba participando en política y la comunidad sabe eso”, agregó.

Por ese alejamiento es que los partidos alternativos como ASI, los Verdes y Colombia Humana, creen que más que un descrédito para las regionales, la situación de César Cristian los puede impulsar y ya tienen planes para una unidad entre los sectores que apoyaron el centro y la izquierda en las presidenciales, donde el hoy senador Gustavo Petro ganó en las dos vueltas sobre Iván Duque.

El exgerente de la campaña de Petro e integrante de la Colombia Humana, Edgar Papamija cree que esta captura le abre una mayor posibilidad a una convergencia de sectores políticos más de centro izquierda que se identifican con el discurso anticorrupción.

...Con el riesgo de que Gómez puede seguir mandando

Aunque los Verdes se distanciaron en sus directivas de César Cristian, no hubo ruptura total pues los dos concejales verdes continuaron apoyando al mandatario, quien hasta su captura tuvo las mayorías del Concejo, lo que le daba casi que una carta blanca para aprobar proyectos y cupos de endeudamiento.  

A eso se suma que los escándalos de corrupción que se destapen de acá en adelante podría dejar “mal parados” a los que lo apoyaron.

“Si se logra comprobar que hubo desorden administrativo, eso nos dejaría muy mal parados porque fue avalado por nosotros y nosotros hablamos de principios de transparencia y honestidad”, le dijo a La Silla el exgobernador indígena de Corinto e integrante del partido Mais, Hilario Guejia.

Por eso es que buscan desligarse de esa sombra. 

“Es un riesgo que tenemos y sería un costo político que tendríamos que pagar por haber avalado al Alcalde. Por eso vamos a tener un perfil bajo en las campañas del 2019, no mostrarnos mucho”, dijo Tenorio, el presidente de la ASI.  

Lo otro es como se muevan las otras campañas.

Como contamos, en el uribismo viene impulsando una alianza con otro sector liberal que incluye a dos representantes a la Cámara; y lo mismo ocurre con los planes del barón electoral y senador vargasllerista, Temístocles Ortega, quien aspira a mantener la Gobernación del Cauca y entrar con fuerza a Popayán.

Pese al riesgo, los alternativos ya se están moviendo de cara a la convergencia. Así lo están haciendo.

El plan de la convergencia

Desde octubre del año pasado dirigentes del partido Verde, Polo y seguidores de los movimientos Colombia Humana y Compromiso Ciudadano arrancaron a reunirse para lograr una convergencia y lanzar candidatos únicos a la Gobernación del Cauca, la Alcaldía de Popayán y de otros municipios.

A esos cuatro partidos ya se han sumado otros como la UP, Mais, ASI, Marcha Patriótica, Farc, algunos sectores liberales, y La U con el representante John Jairo Cárdenas, entre otros.

La última reunión ocurrió el 19 de enero -10 días antes de la captura- en el Club Leones de Popayán en el que cerca de 60 personas eligieron a dos compromisarios por partido que se encargaran de construir una agenda programática común, definir los mecanismos de elección de los posibles candidatos en el que está como prioridad lograr un consenso, definir la financiación de las campañas y hacer acercamientos con otros sectores sociales y gremiales.

Algunos puntos clave en los que deben coincidir es la lucha contra la corrupción, la inclusión de diversos sectores sociales, no ser gobiernistas, ni tener relación con grupos armados, entre otros.

Los retos de esta coalición según los siete consultados para esta historia que hacen parte de esta iniciativa serán estar de acuerdo en las bases mínimas y frente a los posibles candidatos pues cada sector tiene sus propios intereses y generar confianza entre las partes.

Hasta el momento hay más de siete precandidatos a la Gobernación y Alcaldía que han manifestado su interés por lanzarse, pero todavía no hay nada definido.  

A la primera están, entre otros, el exrector de la Universidad del Cauca, Juan Diego Castrillón, de Compromiso Ciudadano; el abogado y exdiputado, Amadeo Cerón, de la Colombia Humana y el exsenador y líder indígena, Jesús Piñacué de la ASI.

A la Alcaldía están, entre otros, Oscar Ospina, presidente del partido Verde en Cauca;  el abogado, Jorge Bastidas por Colombia Humana (ya está inscrito por firmas) y Juan Carlos López Castrillón, exgobernador del Cauca e integrante de un sector liberal.

“Lo que pasó con el Alcalde nos deja la enseñanza para esta nueva convergencia de que debemos avalar a candidatos que sean líderes comprometidos, que no abandonen el sendero”, le dijo a La Silla uno de los compromisarios de la Colombia Humana y precandidato a la Gobernación, Amadeo Cerón.

Por ahora, al Alcalde le queda la apelación de su medida de aseguramiento, lo cual ocurrirá en las próximas semanas. Si el juez mantiene el encarcelamiento, los partidos que lo apoyaron deberán enviarle una terna al gobernador Oscar Campo, para elegir su reemplazo hasta diciembre.

A los alternativos, por ahora, les queda tiempo para lograr su apuesta y que los otros partidos no los alcancen.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia