Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Duque · 01 de Febrero de 2018

1208

0

En las últimas horas la lucha por los votos en Chocó entre los candidatos a la Cámara Tito Torres de Cambio Radical, Nilton Córdoba del Partido Liberal y Bernardo Flórez de La U, terminó en en un tire y afloje de apoyos que pasan de uno a otro lado. Los más beneficiados hasta ahora son el vargasllerista y el del autodenominado Partido del presidente Santos.

Ayer en la tarde, Tito Torres (quien hereda los votos de su padre, el excongresista parapolítico Édgar Ulises Torres), confirmó que la exdiputada liberal María de Jesús ‘Machu’ Mosquera adhería a su candidatura.

Mosquera, quien fue diputada y presidenta de la Asamblea en 2011, y desde octubre del año pasado estaba buscando un cupo en la lista liberal a la Cámara, tomó la decisión luego de dos desplantes que le hizo el representante Nilton Córdoba Manyoma.

El primero fue que Córdoba no renunció a la curul en la Cámara para darle el espacio a ella, como contamos y el segundo fue cuando el actual Representante la sacó de la lista al Congreso en diciembre, pese a que Machu llevaba meses anunciando en medios locales que repetiría candidatura liberal (en 2014 sacó 5 mil votos, 13 mil menos que Nilton).

En vez de Machu, Córdoba puso de segunda en la lista a Nubia Carolina Córdoba, una abogada del Externado e hija de políticos (su papá fue congresista y su mamá cinco veces diputada) que tiene el apoyo de algunas alcaldías del departamento, como la de San Juan, según nos dijo un periodista local.

“Por esa despachada hubo un enfrentamiento muy duro entre Machu y Nilton y ella armó toldo aparte con Tito”, nos dijo un político chocoano que conoció de la pelea.

La llegada de Mosquera a donde Tito Torres, le permite a éste recuperar los apoyos que perdió la semana pasada cuando el grupo de la exalcaldesa Zulia Mena rompiera cobijas con él y se fuera para donde el congresista de La U, Bernardo Flórez, quien aspira a repetir los 11 mil votos que lo llevaron al Congreso en 2014 (en medio de denuncias de fraude electoral) y que tiene como principal competencia en su Partido a la exsenadora Astrid Sánchez Montes de Oca.

El pacto entre los de Zulia y Bernardo quedó sellado la semana pasada luego de una reunión del congresista y Mario Díaz Lorduy, uno de los más cercanos amigos de la exalcaldesa, hoy Viceministra de Cultura, y quien lidera su grupo político en Quibdó.

Así que por ahora lo único que queda claro es que en Chocó las maquinarias están cotizadas al mejor postor.

 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia