Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Duque · 24 de Octubre de 2018

3249

0

Si nada cambia, hoy en la mañana en un juzgado de Popayán se formularán cargos contra el alcalde de la ciudad César Cristian Gómez Castro por presuntas irregularidades en contratación, un proceso por el cual ya fue suspendido por 11 meses por la Procuraduría en primera instancia.

 

Este, junto con una contratación en telecomunicaciones cuya audiencia de imputación será en 6 días, es el proceso penal más avanzado contra el Alcalde -tiene otras por ejemplo por exigir votos a favor del excandidato Germán Vargas Lleras como contamos acá-.

Pese a eso, el mandatario más votado en la historia de la capital del Cauca (70.284 votos) ha sabido mantenerse con poder en lo local con una sólida coalición en el Concejo que le ha aprobado la gran mayoría de proyectos, y en lo nacional con contactos con congresistas del vargasllerismo -aunque fue avalado por la ASI-.

Lo que pase hoy con el proceso penal y lo que venga en las próximas semanas con la definición del caso disciplinario ponen a prueba el teflón del Alcalde, quien llegó al puesto prometiendo ser ‘el del cambio’.

En lo judicial el teflón le ha funcionado (pese a los ruidos)

El caso por el cual al Alcalde le formulan cargos se remite a una contratación de eventos de la primera Semana Santa a su cargo, en 2016, con una fundación.

La historia es así. En 2017 el propietario de una empresa de logística denunció ante la Fiscalía una supuesta sobrefacturación y falsificación de su firma para un cobro superior a los que fueron pagados esos eventos .

En julio de este año, la Procuraduría encontró una falta gravísima y suspendió a Gómez del cargo por 11 meses, pero el Alcalde apeló y no ha habido decisión de segunda instancia.

Paralelamente, la Fiscalía cerró un proceso penal por los mismos hechos porque no pudo demostrar que había una “empresa criminal” desde la Alcaldía, como lo había dicho en su momento.

Buscamos al abogado del Alcalde, Iván Cancino, y al mandatario Gómez para conocer su versión, pero ninguno de los dos respondió a nuestras llamadas y mensajes.

No es por lo único por lo que el Alcalde ha ido a instancias judiciales. En 2017 también acudió para tratar de censurar a la prensa local.

Entuteló al periodista Camilo Fajardo Cabrera por presuntamente faltar a la honra de su familia, luego de que en un noticiero local Fajardo probara que el Acueducto contrató con una empresa de la esposa del Alcalde. Un juzgado falló a favor del periodista.

(En febrero de este año, nuestro columnista Héctor Riveros denunció en La Silla que Gómez también trató de censurar al diario El Nuevo Liberal amenazando con quitarle la pauta oficial).

Para los aliados del Alcalde en el Concejo, los casos judiciales hacen parte de una persecución política.

“Hay abogados enfocados en oficiar en todo momento contra la administración (...) muchos parlamentarios caucanos le han cerrado las puertas”, nos dijo el concejal Alejandro Muñoz, verde y parte de su coalición.

Para los opositores, hay dilaciones en los procesos, como los tres meses que ha tomado la para definir la segunda instancia. Eso, según cinco fuentes por aparte, se debe a sus contactos políticos en Bogotá.

“Eso es evidente y todo el mundo lo sabe. Sus alianzas lo mantienen vivo porque le ayudan en Bogotá con la Fiscalía y la Procuraduría”, nos dijo un concejal que pidió no ser mencionado porque teme represalias judiciales.

Es el mismo ruido del llamado ‘Factor Fiscalía’ que denunció hace un año la entonces senadora Claudia López y que, como contamos en esta historia, es imposible de probar.

Eso no quiere decir que sí tenga vasos comunicantes con congresistas sobre todo del Valle.

Teflón con el vargasllerismo (también con ruidos)

En el Popayán político es conocida la cercanía entre César Cristian Gómez y dos congresistas: el senador vargasllerista José Luis Pérez y su fórmula a la Cámara, Oswaldo Arcos; y en menor medida con el senador de La U, Roy Barreras.

La principal alianza actual es con el vargasllerismo.

La relación entre el Alcalde y el senador Pérez arrancó vía al representante Arcos, oriundo del municipio caucano de Bolívar. De allí también es la mamá del Alcalde, que además es familiar de la mamá del congresista.

Por eso, los grupos políticos de Arcos y de Gómez se ayudaron mutuamente en sus respectivas elecciones.

Otra prueba de la cercanía es que el exsecretario privado y de Gobierno de Gómez, Ricardo Montilla, fue coordinador de la campaña del senador Pérez en marzo y trabajó unos meses en su UTL a inicios de año.

En Cauca, Pérez sacó poco más de 9 mil votos -5 mil de ellos en Popayán-.

El Senador nos negó que esa cercanía con el Alcalde significara favores judiciales. “Nunca pediría un favor al Fiscal General y al Procurador no lo conozco”, nos dijo.

Con el senador Barreras hubo una alianza política desde las elecciones regionales, en las que apoyó a Gómez. Según un periodista y dos concejales, ese apoyo se reflejó en la Procuraduría regional y la Secretaría del Deporte.

En el primer caso las tres fuentes, por aparte, señalaron que el senador Barreras ayudó a poner en el cargo al hoy exprocurador José Dagny Rodríguez, lo que a su juicio explica la demora en la segunda instancia en la Procuraduría.

En el segundo, dicen que la actual secretaria del Deporte, Jeanette Sotelo, es cuota de Barreras en la Alcaldía.

El Senador negó las dos cosas.

“Yo no respaldo ni ataco a ese Alcalde”, nos dijo Barreras, quien además señaló que sí conoce al Rodríguez y a Sotelo, y que esta última “es amiga del Alcalde y no mía”.

Y con el Concejo de su lado

A las conexiones nacionales de Gómez se suma que cuenta con 13 de los 19 concejales de Popayán, lo que le da casi una carta blanca para aprobar proyectos. Lo ha logrado con el estatuto y plan de valorización y con un cupo endeudamiento, que sumados le dan 150 mil millones de pesos para invertir.

“Como el Alcalde fue el más votado en la historia le votábamos casi todos, al principio lo apoyamos”, nos dijo un concejal de la oposición. “Le aprobamos un endeudamiento racional de 40 mil millones, luego creció a 75 mil millones”.

Aunque los proyectos han sido criticados y han enfrentado hasta demandas legales, en general el Alcalde sale victorioso de esas peleas políticas.

“Muchos de los proyectos los han votado negativo no porque sean inconvenientes sino porque para ellos (la oposición) es muy fácil sacar réditos políticos en esa situación”, nos dijo a su turno el concejal Muñoz, aliado del Alcalde.

Con mayorías a su favor, aliados en el Congreso y un proceso judicial en ciernes, a César Cristian Gómez le quedan poco más de 15 meses para seguir en el cargo, si el teflón se mantiene en los estrados judiciales.

 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia