Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Duque · 02 de Octubre de 2018

1974

0

Desde hace varias semanas en redes sociales y cadenas de whatsapp de políticos, concejales y diputados de Chocó circula una imagen de una supuesta campaña política del exgobernador de Chocó y dos veces alcalde de Quibdó, Patrocinio Sánchez Montes de Oca, con un supuesto logo y slogan.

La imagen, que en la casa Sánchez nos dijeron que no saben de dónde salió, es la última de las pruebas de un vox populi en el Chocó político, en torno a que el jefe del clan -y “el de los votos”, como nos lo refirieron cinco fuentes políticas en el departamento-, quiere volver a la Gobernación, de la que salió en 2011 cuando fue condenado por irregularidades en un contrato cuando fue Alcalde de Quibdó.

Pese a la condena, no está inhabilitado, a diferencia de su hermano el excongresista Odín Sánchez, quien fue condenado por parapolítica.

De acuerdo con cinco políticos que conocen la movida en Chocó, es un hecho que Patrocinio se lanzará. Incluso, uno de ellos nos dijo que lo supo de primera mano.

“Hace un mes en una reunión en su casa él me lo confirmó”, nos dijo este político que pidió reserva de su nombre porque su Partido tendrá un candidato propio que no será Sánchez.

“Hasta ahora todas las reuniones de Patrocinio con sus amigos para armar la campaña han sido privadas”, nos dijo a su turno un Concejal que conoce la movida por dentro.

En ese mismo sentido nos hablaron otras tres fuentes, dos de ellas incluso nos dijeron que tenía investigaciones pendientes, pero no nos dieron números de procesos ni pruebas al respecto.

A su turno, Patrocinio nos dijo que no ha tomado una decisión y que si decidiera lanzarse estaría habilitado. 

Independientemente de que a hoy haya decidido públicamente dar el salto, la casa política que maneja ha recuperado el campo que perdió durante los últimos años. 

Así fue con la elección de su hermana, Astrid Sánchez como representante a la Cámara por La U con 17.499 votos, 6 mil menos que el liberal Nilton Córdoba, el mayor elector del departamento.

Esa elección marcó la primera en cuerpo propio de la cuestionada casa política desde hace cinco años.

Que Patrocinio Sánchez y su hermano Odín salieran a recorrer el departamento durante esa campaña fue clave para la elección de su hermana. “Acompañó a su hermana en todos los recorridos y así solos llegaron a la curul”, nos dijo un político de La U.

 

En las elecciones a la Presidencia, como revelamos, su familia, a través de Odín y Astrid impulsaron la candidatura de Iván Duque y luego la Congresista fue una de las que votó para que La U fuera Partido de Gobierno.

Actualmente, en la casa de Astrid Sánchez en el barrio El Silencio en Quibdó, el exgobernador recibe “a una romería de gente a pedir favores y él se los da”, como nos contó un Diputado que lo vio.

“Por ejemplo, usted necesita un viaje a Medellín a hacer una vuelta, pagar un servicio, algo, él se lo da”, nos dijo esa misma fuente.

A tener congresista propia, pertenecer a la bancada de Gobierno y comenzar a conquistar votantes a través de gestionar favores, se le suma que los Sánchez Montes de Oca quedaron recargados políticamente luego de sufrir años el drama del secuestro, por parte del ELN.

Patrocinio fue secuestrado por esa guerrilla en 2013 y estando en cautiverio su hermano Odín se canjeó por él en 2016, por su grave estado de salud.

Una vez Odín quedó libre, luego de la presión del gobierno Santos, de los medios y los mismos chocoanos, ya existía el rumor en torno a la candidatura de Patrocinio, como revelamos en ese momento.

“El secuestro lo revivió a él y a su familia. Ellos ya no tenían nada acá”, nos dijo un Concejal en referencia a que durante el cautiverio y hasta el año pasado estuvieron disminuidos.

Que en estos meses les haya ido bien electoralmente no asegura que la buena racha continúe hasta 2019 por varios factores.

Primero porque porque Patrocinio Sánchez no tiene Partido. Renunció a La U poco después de salir del secuestro, pero sigue con conexiones en esa colectividad gracias a su hermana congresista y la dirección regional de La U, que es de la cuerda de esa casa.

“El aval dependerá de lo que defina la Dirección del Partido en Bogotá”, nos dijo un político de esa colectividad.  

Además, no tiene alianzas estratégicas todavía.

Según nos dijo una fuente que lo sabe de adentro, Patrocinio estaría distanciado del grupo político del gobernador liberal Johanny Palacios (quien le dio tres cuotas en la administración), porque esa corriente quiere tener candidato propio a la Gobernación, en contravía de un acuerdo político entre ambas casas hace cuatro años que decía que para 2019 sería el grupo del exgobernador el que pondría al aspirante.

También como contamos está en conversaciones con la mesa de La Unidad, la iniciativa de la exalcaldesa y exviceministra Zulia Mena para unir a las clases políticas del departamento alrededor de candidatos a la Alcaldía y la Gobernación.

Allí su nombre no tendría acogida como los de otros políticos con recorrido nacional y sin ruidos judiciales -en concordancia con el recién despertar contra el voto amarrado de las elecciones de este año- como la exdefensora del Pueblo, Nigeria Rentería o el exauditor Enrique Abadía.

Sin embargo, según nos dijo un político chocoano “aquí no hay voto de opinión, acá se vota con la barriga” en las regionales.

Saltar públicamente al agua sería el primer paso para saber si la recargada política del clan Sánchez les da para llegar solos a retomar la Gobernación.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia