Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Duque · 21 de Febrero de 2018

1086

0

Esta mañana la candidata presidencial Marta Lucía Ramírez estuvo por segunda vez en menos de dos semanas en Cali y se reunió con los azucareros de Asocaña, que llevan semanas reuniéndose con los candidatos presidenciales (ya pasaron Germán Vargas Lleras e Iván Duque ) y en los próximos se reunirán con Sergio Fajardo y con Gustavo Petro, que encarna uno de sus principales miedos hacia el futuro.

 

Petro fue un duro crítico de la represión de militares a indígenas del norte del Cauca que estaban invadiendo unos predios sembrados de caña (la hacienda Miraflores en Corinto) y pidió en esa ocasión la compra y titulación de tierras, algo que va en cotnravía de la defensa de la tierra de los cañicultores, ques es uno de los puntos de honor del gremio.

“Petro ha hecho unas manifestaciones y afirmaciones que queremos que nos explique”, dice un miembro de la junta directiva de Asocaña que ha estado presente en todas las reuniones.

Ellos quieren exponerle lo que piensan sobre la defensa de la propiedad privada y el rechazo a las vías de hecho en terrenos privados, puntos en los que habría sintonía con Ramírez, Vargas, Duque y Fajardo, pero que en el caso de Petro alimentan el fantasma del castrochavismo que la derecha dice que él representa.

A menos de tres semanas de las legislativas y dos meses largos para las presidenciales, ese casting puede servir para que los candidatos obtengan apoyos económicos que serán clave.   

 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia