Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Duque · 17 de Diciembre de 2018

3600

0

El presidente del Partido Verde, Jorge Iván Ospina, cumple hoy tres semanas de recorridos a pie con comparsas por barrios populares de Cali como parte de su estrategia para volver a ganar la Alcaldía, que ganó en 2008. Es, con las apuestas en Bogotá, una de las cartas más visibles de la centro-izquierda para llegar al poder en 2019.

Su cantada aspiración ya había hecho que el uribismo la señalara como una de las que hay que derrotar en 2019 en Cali, y revivió los ruidos en su primera administración, por los que tiene procesos judiciales abiertos.

En medio de eso, Ospina arranca con un aval casi listo en los Verdes para hacer campaña y entra a la competencia por el apetecido voto alternativo y de opinión en Cali, que este año demostró que sigue en crecimiento.

Campaña cantada y ruidos cantados

 

La estrategia de campaña de Ospina por ahora se centra en hacer recorridos y conversatorios al aire libre. “La campaña hay que proyectarla desde ya”, nos dijo. Ha hecho 13 recorridos por las comunas del centro y oriente de Cali para preparar su propuesta política.

“Estoy haciendo una agenda de todo en consulta con la gente. Por eso hago estos conversatorios”, nos contó.

En redes, comenzó a tirar dardos a la administración de Maurice Armitage, advirtiendo líos con la contratación en 2019, criticando que haya secretarios foráneos que se irán de la ciudad pronto, y sacando pecho por obras que hizo en su primera administración, como la construcción de la ciudadela Nuevo Latir en el Distrito de Aguablanca.

Si bien solo hasta este mes arrancó a moverse, su aspiración era tan cantada que ya había despertado las críticas de viejos opositores sobre su mayor sombra: los procesos judiciales abiertos en la Corte Suprema y la Fiscalía por situaciones durante y después de la primera Alcaldía.

Según el registro de procesos de la Corte Suprema de Justicia, tiene tres casos abiertos que fueron remitidos a la nueva sala de instrucción; además aparece con otros 11 procesos que no han llegado a la nueva sala, y a los que La Silla Pacífico no pudo tener acceso.  

Aparte, en agosto a la Fiscalía llegó la investigación que desde 2015 tenía la Corte por presuntas irregularidades en la contratación de la remodelación del estadio Pascual Guerrero, que estaba proyectado para costar 30 mil millones de pesos y costó 100 mil millones.

Estos casos comenzaron a ser objeto de críticas este año, nuevamente, ante la inminencia de su candidatura.

“Personalmente haré todo lo posible para que Jorge Iván Ospina no vuelva a la Alcaldía de Cali”, dijo en un foro público Diego Martínez Lloreda, director de información del periódico El País de Cali, el más grande de la región y uno de los más críticos de la primera administración de Ospina.

(El diario es propiedad de la tradicional familia Lloreda, cuyo miembro Francisco Lloreda, fue derrotado por Ospina en las locales de 2008).

”Haré lo posible porque no sea Alcalde otra vez”

Diego Martínez, director información El País

Martínez recordó en una columna alianzas políticas que tuvo Ospina en su administración con cuestionados, como con el exsenador parapolítico Juan Carlos Martínez Sinisterra (quien admitió esa alianza en 2010) y el destituido gobernador Juan Carlos Abadía, además de de las 21 megaobras viales para Cali que prtopuso y licitó en su administración, pero que a hoy no están listas.

Ospina cree que esto hace parte de una campaña en su contra para evitar llegar al poder nuevamente.

Sobre los procesos, dice que tiene las pruebas para demostrar su inocencia y que en los cargos públicos “casi que el 100 por ciento de los funcionarios salen con investigaciones y no soy la excepción”.

“Hay procesos locos, desde que yo me reuní con cirujanos plásticos para restringir la cirugía en Colombia hasta que yo no hice un plan de ciclorrutas, u otra de propietarios de megaobras que no quieren pagarlas”, nos dijo.

Insiste que la ‘sacada en cara’ de dichos procesos es una táctica de sus opositores en campaña.

”Opositores harán campaña con mis procesos”

Jorge Iván Ospina

“Ninguna investigación es por dineros ilícitos, nexos con ilegales, manejos deshonrados. Mis opositores van a hacer campaña con mis procesos. Yo respondo con mis pruebas”, nos dijo.

Entretanto, al interior de su Partido su aval ya está listo, pese a que bases más inclinadas al fajardismo le han hecho oposición.

Con aval cantado, pero sin convergencia segura

Tan convencido está de ese aval que Ospina nos dijo que “no hay mayor discusión: yo voy a enarbolar esa candidatura”.

Esto porque la dirección nacional del Partido, que él preside hasta que le acepten la renuncia (su reemplazo podría ser Antanas Mockus), es la que define los avales. Ssegún nos confirmaron dos miembros del Directorio departamental, Ospina tiene las mayorías allá para conseguirlo.

En otras facciones verdes en Valle el aval lo dan como un hecho.

“Me hubiera gustado más proceso, así fuera que al final fuera él. Acá no ha habido un proceso donde se vean diferentes liderazgos, de jóvenes y mujeres. Eso no es bueno para un partido que crece en el Valle”, nos dijo la representante Catalina Ortíz, la única que ganó curul del Partido para el departamento y que viene de la facción fajardista.

”Me hubiera gustado más proceso (para el aval)”

Catalina Ortíz, representante

La división entre los que están més en el centro y suelen ser fajardistas, y los que están más a la izquierda como Ospina, es de vieja data. Se profundizó hace un año con la conformación de la lista Verde y en la campaña presidencial por el apoyo del exsenador a Gustavo Petro.

Todo eso hizo que uno de los posibles aspirantes por el verde, el exconcejal y candidato a la Alcaldía en 2015 Michel Maya, renunciara a la colectividad. Hoy impulsa su candidatura por firmas.

Aunque el aval es un logro temprano, no significa que una al Verde a su alrededor y prueba nuevamente que una posible convergencia con los sectores que apoyaron la campaña presidencial de Fajardo a nivel nacional sea difícil en lo regional.

Bases fajardistas lideradas por ediles del partido ya anunciaron su apoyo a Alejandro Eder, y Compromiso Ciudadano no ha definido si apoyará a Ospina.

“No hay más verde que yo. Jamás voy a proscribir mi derecho a elegir o ser elegido. (A los que están con Eder) no los molestaremos, los respetamos”, nos dijo el candidato.

”A los que se van con Eder no los molestaremos”

Jorge Iván Ospina

Por eso, si hay convergencia sería más a la izquierda, aunque todavía no es claro ni seguro el apoyo petrista.

El exsenador nos dijo que no ha buscado a Petro, y María Alejandra Ramírez, de los nodos petristas de Cali, nos dijo que el tema no se ha tratado dentro del movimiento, porque están modo movilización social.

Según supo La Pacífico por parte de otro miembro del petrismo en la capital, las primeras discusiones sobre el apoyo van encaminadas entre apoyar a Ospina o al exrepresentante Wilson Arias, quien no ha dicho si buscará la Alcaldía.

Con este panorama, Ospina termina el año con candidatura y aval cantado. Falta por ver si en 2019 los ruidos judiciales y las divisiones del voto de centro le quitan o no impulso a la aspiración.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia