Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Duque · 11 de Abril de 2019

2377

0

En Cali hay 17 precandidatos a la Alcaldía y 10 de ellos apuestan a inscribir su aspiración por firmas, que es el partido de moda para las regionales de octubre, en parte porque permite hacer campaña desde temprano y no hay topes en los gastos. A dos meses de que venza el plazo para presentar las 50 mil firmas requeridas para aspirar a la Alcaldía de la capital del Valle y del Pacífico, revisamos cómo va el proceso, cuántas firmas llevan, quiénes las recogen y cuánta plata les está costando con las cuatro candidaturas más visibles.

Encontramos, hablando con ocho fuentes informadas del tema (gerentes de campaña, coordinadores, políticos y funcionarios públicos) que para recogerlas se valen de amigos, voluntarios y empresas. Una particularidad es que no hay una guerra de firmas como en las presidenciales. “Ahora casi no se ve gente recogiendo las firmas, en 2017 uno se encontraba con casi 10 equipos de campaña”, nos dijo un coordinador de recolección de firmas.

Esto se explicaría porque son grupos relativamente pequeños de recolección (no pasan de 150), porque por ahora no hay concejales prestando su maquinaria y porque, en general, si hay recursos, es relativamente fácil alcanzar la meta de 50 mil firmas.

.

Alex Durán

Con voluntarios, aliados y poca plata

Quién recoge sus firmas: Al exsecretario de Salud de Maurice Armitage le recogen firmas amigos, familiares y algunos voluntarios, según nos contó su esposa Paola Rivero, quien es la coordinadora de este proceso.

Nos dijo que tienen contratados con recursos propios a un grupo cinco personas: cuatro que revisan la validez de las rúbricas (que no sean planas, estén inscritas en Cali y no sean de muertos) y de un mensajero que lleva los formularios a quienes se ofrecen a llenarlos. Las personas están contratadas desde inicios de febrero cuando arrancaron la campaña.

Tanto la coordinadora como otra persona de la campaña nos negaron, por aparte, que funcionarios o contratistas de la Secretaría de Salud (donde Durán sigue teniendo conexiones, influencia y amigos, como el subsecretario Nelson Sinisterra) estén recogiendo firmas para esa campaña. Esa información nos fue corroborada por una alta fuente de la entidad que no es de la cuerda de Durán.

“No he visto a nadie que esté recogiendo firmas voluntario u obligado. He visto en videos a contratistas que van a sus reuniones, pero es que él tiene todavía mucha afinidad con la gente acá”, nos indicó la fuente que pidió reserva de su nombre por ser funcionario público.

Incluso para evitar acusaciones de participación en política, la Secretaría pidió a los funcionarios y contratistas no parquear carros con publicidad de Durán en las instalaciones de la entidad, toda vez que eso fue una constante en las últimas semanas.

Cuál es su meta: Según la campaña hasta ayer tenían 74 mil 668 firmas. Según nos dijo la coordinadora Rivero, quieren entregar 100 mil para estar seguros de la inscripción por si hay firmas anuladas por la Registraduría.

Cuánto le va a costar: Según nos dijo la coordinadora de la recolección de firmas, el costo es de aproximadamente 20 millones de pesos que salen de fondos de la familia del candidato, que van para pagar los salarios mínimos de las cinco personas con las que trabajan de febrero a junio. La coordinadora nos dijo que no están pagando por firmas recogidas y que a veces a los voluntarios les dan almuerzo.

Alejandro Éder

Con bases fajardistas y una empresa 

Quién recoge sus firmas: El exalto consejero para la reintegración está recogiendo sus firmas con cerca de 150 personas, entre voluntarios del movimiento fajardista Compromiso Ciudadano que son la mayoría, bases juveniles de partidos políticos como liberales, La U y el Centro Democrático (había gente del Polo pero “los llamaron al orden” y se salieron de la campaña), y una empresa especializada en recolección y revisión de firmas, que son aproximadamente 40 personas, según nos confirmó Federico Watenberg, gerente de la campaña.

Hace dos semanas, siete precandidatos le enviaron una carta al procurador Fernando Carrillo para que vigilara el proceso de recolección de firmas por una presunta participación en política de la Alcaldía de Cali, luego de que circulara un video en redes sociales en el que un coordinador de firmas de Eder advirtiera a los voluntarios no tomar fotos de funcionarios y contratistas firmando.

Desde la campaña nos negaron ayuda de la Alcaldía. De dos secretarías nos dijeron dos altas fuentes por aparte que “muy seguramente” en la Secretaría de Gobierno haya gente recogiendo firmas debido a la cercanía entre la secretaria Lina Sinisterra -una de las manos derechas de Armitage- y Eder, pero la funcionaria nos negó dicha ayuda.

Más allá de la especulación que escuchamos de cinco fuentes, por aparte, no obtuvimos pruebas - como planillas, chats, fotos que normalmente muestran la presión- del uso de funcionarios y contratistas para recogerle firmas.

Lo cierto es que sí hubo contratistas de la Alcaldía que renunciaron para entrar en esa campaña. Así ocurrió con Mateo Cardona, exasesor de Sinisterra, quien renunció en diciembre.

Cuál es su meta: Según nos explicó Watenberg, la meta es tener 100 mil firmas listas para entregar la primera semana de junio. A hoy llevan poco más de 60 mil. Según sus cálculos esperan que la Registraduría les valide alrededor de 80 mil firmas para inscribir la candidatura.

Cuánto le va a costar: El gerente de la campaña no nos dio una cifra sobre cuánto cuesta la recolección, entre ayuda -si la hay- para voluntarios y lo que les cobra la empresa por las firmas y su validación. “Cuando termine el proceso de firmas vamos a presentar una rendición de cuentas con ingresos y gastos”, nos dijo.

 

 

Michel Maya

A contrarreloj con voluntarios

Quién recoge sus firmas: El excandidato a la Alcaldía y exconcejal del Partido Verde (renunció el año pasado por sus diferencias con el candidato y director del partido, Jorge Iván Ospina) fue el último en arrancar la recolección hace tres semanas.

Sara Rodas, la esposa del precandidato es la coordinadora de esta tarea y nos dijo que tienen un grupo de 30 personas, entre voluntarios, mujeres, jóvenes y universitarios, que son “multiplicadores del mensaje”, como nos dijo, es decir, personas que además de llenar planillas de firmas, son los que transmiten la plataforma de campaña de Maya.

Cuál es su meta: A pesar de que llevan menos de un mes en la recolección, Rodas nos dijo que tienen la meta de recoger 70 mil firmas antes del 27 de junio, cuando vence el plazo para entregar las planillas a la Registraduría.

Cuánto le va a costar: Según nos dijo Rodas no están pagando por firmas recogidas. Los gastos de campaña por ahora consisten en las fotocopias e impresión de los instructivos de campaña y planillas para la recolección, que la coordinadora calcula en 500 mil pesos.

 

Roberto Ortíz Urueña

Con sus ‘Chonticas’ y empresa

Quién recoge sus firmas: Su recolección arrancó a inicios de febrero con el comité ‘Firme con el Chontico’. Su hijo es el coordinador de este proceso. No obstante, ninguno de los dos accedió a hablarnos para esta historia. Según nos dijeron dos fuentes, un político cercano a Ortíz y otro político que ha participado en varios procesos de recolección de firmas, el proceso de Ortíz lo realizan voluntarios, una empresa contratada para recogerlas y las ‘Chonticas’ que son las vendedoras del chance de Cali del que Ortíz es dueño.

Esa información nos la confirmó el asesor de campaña de Ortíz, Guillermo Lombana. “Todas las opciones están funcionando”, nos dijo. Sobre la empresa, nos dijo que “se contrató un grupo de personas que están supervisadas por un experto en el tema y esta persona es la encargada de hacer la depuración diaria de las firmas recogidas”.

Una de las fuentes consultadas nos dijo que ha escuchado en su labor de recolección que el precandidato “está ofreciendo muchísima plata. Hay gente que nos dijo que le ofrecieron un millón para recoger firmas, sin exigir meta”.

Lombana nos confirmó que la campaña sí está pagando por firmas recogidas, pero no tiene el dato exacto de cuánto.

Cuál es su meta: De acuerdo con Lombana la última cifra de firmas recogidas es 175 mil y esperan llegar a las 250 mil aproximadamente en un mes..

Cuánto le va a costar: La campaña no nos dio información sobre este tema.

 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia