Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Soto · 17 de Julio de 2019

9411

0

Tal y como anticipamos en La Silla Pacífico, el precandidato a la Alcaldía de Cali por el Centro Democrático, el concejal Roberto Rodríguez no continuará con esa aspiración. 

“Tenía que hacerme una evaluación (...) para saber hasta dónde podemos llegar solos y el partido no tiene una opción ganadora. Por eso les he dicho a las directivas que es necesario buscar una alianza, prefiero decirlo con tiempo y además no quiero terminar lesionado”, le dijo a La Silla el concejal Rodríguez, quien buscará ahora la cabeza de lista al Concejo de su partido.  

 

Hasta ayer el senador y coordinador de la estrategia de campaña del uribismo en Valle, Gabriel Velasco, no había recibido la renuncia formal de Rodríguez, pero otros dos congresistas uribistas le dijeron a La Silla que ya daban la renuncia por hecho.

Rodríguez insiste en que el partido no lo acompañó con bases ni apoyos.

Sin embargo, los dos congresistas y otros dos políticos nos dijeron por aparte que el partido sí lo apoyó, pero “él no logró fortalecer su candidatura y para no quedar en el aire prefirió solicitar aval al Concejo”, según nos dijo una de las fuentes. 

Eso sí, reconocen que de todos modos sí había bases en las campañas del fajardista Alejandro Eder y la del excandidato liberal al Senado,  Roberto ‘Chontico’ Ortíz; e incluso que desde el inicio sabían que iban a aterrizar en otra campaña. 

Lo que en un principio se esperaba era que Rodríguez creciera para tener con qué negociar con otras campañas, algo que finalmente no pasó. 

Ahora el Centro Democrático podrá aterrizar en otra candidatura y sin muchos votos propios con qué negociar, por lo que Cali se suma a la tendencia nacional del partido de Gobierno de ir acompañados para octubre.

Todos los caminos conducen a ‘Chontico’

Desde mayo adelantamos que lo más probable era que el Centro Democrático terminara en la campaña del exsenador y empresario del chance Roberto ‘Chontico’ Ortiz por varias razones. 

La primera porque hay afinidad de varios integrantes del Partido en Valle con Ortiz como los diputados Juanita Cataño y Julio César García (del grupo de la poderosa directora del Departamento de Prosperidad Social, Susana Correa), el senador John Harold Suárez y el representante Milton Angulo. 

La segunda, y tal vez de más peso, es que al jefe único del uribismo, el senador Álvaro Uribe, esa candidatura le gusta, principalmente porque ha apoyado las aspiraciones presidenciales de Óscar Iván Zuluaga en 2014 y de Iván Duque el año pasado.

Según el diputado García, es recurrente escuchar a Uribe decir que “sería muy difícil para el Partido no acompañar a un amigo como Roberto Ortiz”. 

Incluso otra fuente del Partido que pidió no citarla le dijo a La Silla que Uribe ya se habría reunido en varias ocasiones con Ortiz para cuadrar esta alianza política, pero no pudimos comprobar estas reuniones con más fuentes.

Y el gusto es recíproco. Como contamos en marzo, ‘El Chontico’ pidió el apoyo de Uribe en un evento en Cali y militantes reconocidos del uribismo caleño ya estaban con él.

En últimas, el uribismo ve en Ortiz al único que le podría hacer frente al candidato verde, Jorge Iván Ospina, ya que ya se midió en campaña (en 2015 quedó de segundo, detrás de Maurice Armitage, con 176 mil votos) y porque ahora está punteando las encuestas, según nos dijeron cuatro fuentes del partido. 

A eso se suma que se esfumó la posibilidad de acercarse a la otra aspiración que veían cercana, a del fajardista Alejandro Eder.

Así nos lo dijeron, por aparte, tres fuentes políticas del partido en Valle. 

Si bien en un principio el senador Gabriel Velasco y el representante Christian Garcés demostraron más afinidad con él, porque son amigos y vienen del mismo círculo empresarial, dentro del Partido ya no habría ambiente para apoyarlo porque Eder es el candidato de Sergio Fajardo. 

El uribismo no quiere ir de la mano con Fajardo porque lo ven como su competencia en las presidenciales de 2022 y, dado que Eder es su mayor apuesta propia en el país, en caso de ganar, lo fortalecería.

Además, las fuentes argumentan que entre las bases apoyar al de Fajardo se vería como si el partido apoyara a otras candidaturas que son críticas al uribismo y tienen el apoyo del excandidato presidencial verde, como la de Claudia López en Bogotá.

Por eso, el único aspirante que funcional al partido uribista en su intención de no dejar ganar a la izquierda es ‘El Chontico’. 

Eso no quiere decir que ya con eso sean protagonistas de la campaña. 

De hecho Ortíz ha indicado que no quiere depender solo del uribismo para ganar, por lo que busca apoyo de otros sectores. Eso podría dejar al partido en un papel secundario, como le ocurrió hace cuatro años con Armitage, cuando se montaron al bus en la recta final de la campaña.

Le consultamos al aspirante Ortiz sobre sus acercamientos con el uribismo, pero hasta el momento de publicar la historia no nos había respondido nuestras llamadas ni mensajes.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia