Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Soto · 18 de Julio de 2018

5671

0

Esta semana se concretaron los nombres de los primeros precandidatos que quieren tener el aval del Centro Democrático para tratar de llegar a la gobernación del Valle.

Se trata de los dos diputados uribistas que encabezaron la lista cerrada en el 2014, Julio César García y Juanita Cataño, que quieren llegar a la Gobernación motivados, en parte, por los buenos resultados del Centro Democrático en las legislativas pasadas en Valle donde pasaron de dos curules a cuatro (y que podrían crecer más si el Consejo Nacional Electoral le da la curul al pastor de Justa Libres, John Milton Rodríguez).  

El diputado García es de la línea de la saliente y única senadora uribista del Valle, Susana Correa, quien le dio el visto bueno a esta candidatura, según nos dijo el diputado.

García, que es oriundo de Roldanillo en el norte del Valle, llegó a la política en el 2015 de la mano de la senadora Correa (también del norte) que lo puso en el número uno de la lista cerrada a la Asamblea.

García, en principio, tiene a su favor su cercanía con la Senadora porque ella preside el directorio departamental del Partido que da el aval para la candidatura y porque fue uno de los fundadores del Centro Democrático en Valle en 2013 y coordinador departamental de Juventudes.

Sin embargo, dos fuentes uribistas del Valle nos dijeron que esto no es garantía de nada.

En parte, porque la Senadora termina su periodo este 20 de julio y si la nombran ministra de Transportes, como ha sonado en el Valle, no podría seguir al frente del directorio. Y porque quedó golpeada en las legislativas porque su candidato a la Cámara Edwin Ramírez se quemó con 13 mil votos.

Sin embargo, Correa aún tiene poder dentro del uribismo porque es muy cercana al expresidente Álvaro Uribe, su familia es dueña del ingenio Mayagüez y hoy hace parte del equipo de empalme de Iván Duque.

Además de este apoyo, a García también le suma que es más abierto a hacer alianzas y recibir el apoyo de maquinarias sobre todo en el norte del Valle, según nos dijo el concejal uribista de Cali, Roberto Rodríguez. Esto es clave para el Centro Democrático porque el partido es débil frente a La U que actualmente tiene la Gobernación.

Por ahora García espera que el directorio aplique un mecanismo de consulta interna o abierta para que el candidato elegido tenga el apoyo de todas las fuerzas uribistas, según nos dijo él, y buscará la bendición del expresidente, Álvaro Uribe.

Por el lado de la diputada Cataño, ella llegó al uribismo también de la mano de la senadora Correa en 2015 luego de darse a conocer en redes sociales por las críticas que le hizo a la entonces candidata a la gobernación, Dilian Francisca Toro.  

El control político ha sido uno de sus fuertes . Ha denunciado, por ejemplo, irregularidades en el programa de Alimentación Escolar en el departamento y solicitado al Fiscal que acelere las investigaciones en curso en contra de la gobernadora. .  

Cataño es cercana a los electos congresistas de Centro Democrático Christian Garcés (opositor de Susana Correa) y Gabriel Velasco, que integrarán el Directorio Departamental, pero aún no tiene el apoyo de ellos.

“Mi objetivo es poner a sonar mi candidatura y es la ciudadanía la que me dará el impulso que necesito. Después de eso espero que el Centro Democrático y los políticos apoyen mi candidatura”, nos dijo Cataño.

“Su fuerte lo tiene en el voto de opinión, pero tiene en contra que no sería una candidata que le haga juego a las maquinarias y que haga alianzas”, nos dijo un político uribista del Valle. Además, Cataño hoy no cuenta con el apoyo de la senadora Correa.

Pero la precandidata dice que sí está dispuesta a hacer “acuerdos programáticos con otros partidos políticos como lo hizo el presidente electo Iván Duque, pero sin amarrar puestos ni contratos”, nos dijo, porque reconoce que la candidata a vencer de la gobernadora, Clara Luz Roldán, es muy fuerte.

La Diputada también cree que puede llegar a ser la más opcionada porque podría jalonar el voto de centro, teniendo en cuenta que en Valle ganó Petro en segunda vuelta y porque antes de ser uribista, Cataño fue más cercana a la izquierda y crítica del uribismo.  

“Yo invitaría a mi proyecto a los verdes e incluso al Polo”, dijo.

Aunque por ser crítica al uribismo le tocó pedir disculpas al partido y al mismo Uribe y tuvo que retractarse.

Los retos

Uno de los cuatro congresistas uribistas electos, que nos pidió no citarlo para no tener problemas en su Partido, nos dijo que aún no es muy claro que estos precandidatos tengan posibilidades reales de pelearle a la candidata de la Gobernadora, hoy directora de Coldeportes, Clara Luz Roldán.  

“Hay que esperar a ver si el Centro Democrático se va ir con candidato propio o si se va con otro que agrupe el sentir de los vallecaucanos para poder quitar la Gobernación a Dilian. Ir solos no sería nada fácil, debemos ir en una gran coalición”, nos dijo.

Para el único concejal uribista de Cali, Roberto Rodríguez, si bien la balanza se puede inclinar a favor de uno u otro por los aliados que logren en estos meses, si se hace una consulta “ahí gana quien mejor se mueva”, dijo y “el que quede tendrá que combinar opinión, maquinaria y alianzas políticas”.

Por ahora, los dos diputados seguirán posicionando su nombre y buscando el apoyo de los cuatro congresistas electos y del Partido.  Pero, sobre todo, de Uribe.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia