Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Soto · 27 de Agosto de 2019

11242

0

Hoy habrá una reunión entre los integrantes del Consejo Directivo de la CAR de Chocó, Codechocó, para hablar, entre otros, del proceso de elección del nuevo director que reemplazará al actual Teófilo Cuesta Borja, que será en unos meses. 

La reunión y la elección pasarían bajo el radar político chocoano de no ser porque dos de los 14 integrantes del Consejo, el representante de las comunidades negras, Jorge Andrés Quinto, y el de las comunidades indígenas, Giovanni Fonseca, interpusieron, el martes pasado, una denuncia en la Fiscalía contra Cuesta por haberlos amenazado de muerte con una arma de fuego, según indica la denuncia. 

Denuncia Fiscalía by Laura Soto on Scribd

Todo esto ocurre mientras se eligen los nuevos consejeros, que a su vez elegirán al director de una entidad clave en el departamento con más biodiversidad del país, que maneja anualmente 2.500 millones de pesos en inversión y tiene a su cargo temas de alto impacto como la protección del río Atrato como sujeto de derechos, además del control de la tala de bosques y minería ilegal. 

Además, es un fortín político y económico importante del Chocó, por lo que detrás de la pelea está la puja por mantener el poder en ella.

Lo ha tenido por seis años el director Cuesta, quien llegó al cargo impulsado por el exrector de la Universidad Tecnológica del Chocó, Eduardo García Vega. 

Según tres fuentes políticas del departamento, del mismo grupo político hacen parte la contralora departamental, Pazleida Murillo,  el ex gobernador de Chocó en juicio por corrupción, Efrén Palacios. 

Eso significa que la denuncia penal llega cuando el grupo de Cuesta tiene a candidatos propios para las elecciones de octubre: Patrocinio Sánchez a la Gobernación y César García a la Alcaldía de Quibdó. 

El comienzo de la pelea...

El conflicto que terminó en denuncias penales comenzó porque los dos representantes afro e indígena no pudieron inscribir su candidatura para relegirse el 4 de septiembre.

La tarde del viernes 16 de agosto, en la Secretaría General de Codechocó no le recibieron los papales al representante afro Quinto, como denunció en un video ese día (Ver video del min 13:27 al 19:04). 

A unos metros de ahí, en la portería, estaba Fonseca (integrante de la junta directiva por las comunidades indígenas), quien nos dijo que le negaron la entrada para dejar sus papeles para inscribirse “por orden del Director”. 

Tampoco pudo hacerlo el representante del Consejo Comunitario mayor del río Pepé, Deyler Mosquera Martínez, quien fue a inscribir su consejo para votar en la elección, pero no hubo nadie quien los recibiera, según nos dijo. 

Según los tres líderes, el viernes estaban dentro del plazo para entregar papeles, que según la convocatoria pública de la CAR era entre el 5 y 16 de agosto hasta las 6 p.m. 

Convocatoria para los indígenas:

Convocatoria para las comunidades afros

Como ese día vencía el plazo para inscribirse la CAR, la Personería, la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría local firmaron un acta verificando la legalidad del proceso. 

Como ante esa resolución los tres líderes quedaban por fuera de la elección, fueron el martes de la semana pasada a reclamarle al director Cuesta. Y ahí fue la pelea.

...con un final con arma incluida

Los tres argumentaron hace ocho días que no pudieron inscribirse el viernes porque no hubo una amplia difusión de la convocatoria, que la misma no era clara porque habían dos fechas (el 16 y 20 de agosto) y que el viernes no alcanzaron a entregar los papeles por factores externos a ellos. 

Según nos dijo Fonseca, cuando Quinto, Mosquera y él llegaron a Codechocó, Cuesta los mandó a llamar a su oficina, a donde entraron con cámara en mano para dejar constancia de lo que fuera a suceder. 

Ahí fue cuando la situación se tornó agresiva, pues cuando Cuesta se percató de la grabación decideió no atenderlos y sacarlos de ahí, como se ve en este video. 

 

Los tres salieron de la oficina de Cuesta y fueron a la del Secretario General. 

Según Fonseca, Cuesta llegó allí y lo empujó, le tiró sus papeles al suelo y lo amenazó con una pistola. Además según nos dijo Fonseca, lo amenazó con matarlo.

El líder afro Mosquera coincide en que el director los amenazó, y dice que fueron funcionarios de la misma Corporación quienes lograron “salvarles la vida”, según dice en otro video de la denuncia pública. 

“Los líderes sociales están siendo masacrados por armados, pero más grave es que las entidades que deben garantizar nuestros derechos sean hoy los que nos intimidan y amenazan”, le dijo Fonseca a La Silla.  "Si algo me llega a pasar a mí o a mi familia o a los tres que denunciamos responsabilizamos al director de la CAR”. 

Los tres líderes denunciaron a Cuesta en la Fiscalía por la amenaza; y la semana pasada hicieron lo mismo en Bogotá ante la Procuraduría y Defensoría. 

Por la amenaza, la Procuraduría regional de Chocó ya abrió una indagación preliminar a Cuesta. 

El director le dijo a La Silla que tanto las denuncias de irregularidades en la convocatoria como la amenaza con el arma son falsas.

“No es cierto que se les impidió ingresar a las instalaciones y sí hubo convocatoria pues se lograron inscribir 64 cabildos indígenas y 27 consejos comunitarios para la elección”, explicó. 

Reconoció que sí hubo forcejeo con los líderes, pero que la situación fue menos grave de lo que denuncian los lídres. “Les quité el celular para que no sigan grabando y nos empujamos con el de las comunidades indígenas, pero porque defendía mi espacio”, dijo. “No pasó de ahí”. 

Así mismo nos confirmó que porta un arma desde 2014, cuando la UNP le puso un esquema de seguridad por unas amenazas. “Lo que sucede es que quieren enlodar mi nombre”, le dijo a La Silla. 

No obstante, un funcionario de Codechocó que estuvo presente en la discusión del martes confirmó que Cuesta sí sacó un arma.

“El director sacó un arma y los amenazó a los líderes directamente diciéndoles que los va a matar. Como funcionarios nos deja preocupados la situación porque (Cuesta) es la cabeza visible de la entidad y eso afecta nuestra imagen” le dijo el funcionario a La Silla, a quien no citamos por seguridad. 

El funcionario y otras dos fuentes de la entidad nos dijeron que el episodio no es aislado."Hace unos años también amenazó con un arma a un funcionario del almacén, Alexander Agualimpia”, dijo el funcionario.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia