Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Soto · 31 de Marzo de 2019

6292

0

Justo cuando la alcaldesa encargada de Buenaventura, Maby Yineth Viera, cumple sus primeros 100 días al frente de la Alcaldía, que estaba inmersa en una crisis financiera y administrativa por la captura del Alcalde Eliecer Arboleda, estalló una puja entre en el uribismo en el Puerto que desde diciembre tiene una puerta de entrada para crecer electoralmente de cara a las elecciones de octubre.

 

Como contamos, pese a que Viera fue ternada por la gobernadora Dilian Francisca Toro, su designación como Alcaldesa encargada en diciembre fue vista en el Buenaventura político como un empujón de Duque al uribismo local vía la familia de la mandataria encargada; además tiene el apoyo del único congresista bonaverense, Milton Angulo, un escudero de la directora del Departamento para la Prosperidad Social, Susana Correa, exjefe uribista del Valle y actual madrina del Puerto por orden de Duque.

Incluso, según supo La Silla Pacífico por parte de un alto funcionario del Gobierno Nacional, el Presidente dio la orden a sus ministros de que cuando vayan a Buenaventura hablen primero con la Alcaldesa antes que con el Comité Cívico del Paro, para “devolverle la institucionalidad a la Alcaldía”, según nos dijo esa fuente.

Por tal razón, el uribismo local creía que con esos empujones el Partido podría crecer en votos e incluso pelear la Alcaldía en octubre.

Sin embargo, desde enero de este año y hasta el día de hoy el Partido está dividido en torno a la gestión de Viera.  

De un lado está la cabeza del uribismo en Buenaventura, la excandidata a la Cámara y a la Alcaldía, Elvia Lucy Abonce; por el otro el representante Angulo, otrora aliados políticos.

Según supo La Silla por una fuente del uribismo del Puerto los roces entre los dos sectores comenzaron en enero cuando la Alcaldesa encargada empezó a hacer nuevos nombramientos de gabinete y a ratificar a algunos funcionarios.

Angulo nos dijo que no tenía roces con su antigua madrina política.

“Ella tiene unas posiciones y yo otras, a veces no coincidimos, pero no es cierto lo de la división”, le dijo a la Silla.

Sin embargo, Abonce se quejó públicamente de los nombramientos con el jefe uribista Álvaro Uribe, en su visita del 14 de marzo a Cali.  

Uribe le preguntó a Abonce por la gestión de la alcaldesa encargada, a lo que respondió que “ella les está dando juego a los mismos de siempre, tiene compromisos con gente de la Gobernadora” y dio como ejemplo el nombramiento del nuevo gerente del Hospital Luis Ablanque La Plata, Juan Carlos Corrales, que según Abonce es aliado de la gobernadora Dilian Francisca Toro.

Corrales, un médico con maestría en salud pública, había sido nombrado dos días antes del encuentro del uribismo en Cali. Viene de ser gerente encargado del Hospital Universitario del Valle, designado por Dilian en 2016.

Aparte de esa designación, al uribismo de base encabezado por Abonce no le gustó los nombramientos de Boris Cabezas como director de Inderbuenaventura y la ratificación del secretario de Desarrollo Rural, Derwin Rosero.

Cabezas es licenciado en educación física con maestría y amigo cercano del aspirante al Concejo Arley Riascos, de la cuerda de Angulo; Rosero es agrónomo, especialista en gerencia de proyectos y estuvo en la campaña de Angulo.

No solo a Abonce le molestó que trabajaran con la anterior administración, sino porque son cercanos ahora al representante Milton Angulo, quien los habría presentado como cuotas suyas y no del Partido, según nos dijo una fuente que dice saberlo de primera mano. Las bases del uribismo leyeron estos nombramientos como una crecida del congresista Angulo de cara a las regionales

“Puso a gente de él, cercana a él y no a otra gente del Partido”, nos dijo la fuente uribista en el Puerto.

El Representante nos confirmó que los dos funcionarios son sus amigos y que los recomendó ante la Alcaldesa, pero dijo que son “personas independientes” y fueron nombradas por su trabajo.

Los funcionarios de la Alcaldía no son los únicos nombramientos de gente afín al congresista.

Hace algunos días, fue nombrado su hermano Edgar Angulo, como director de Bienestar en la Universidad del Pacífico; Ambos son amigos al actual rector encargado Dagoberto Riascos, según nos dijo el Congresista.

La crecida de Angulo y la molestia de Abonce alejan la posibilidad de presentar una candidatura fuerte a la Alcaldía que le pelee a la del Comité del Paro (que tendrá el apoyo de la izquierda y los movimientos alternativos) y aprovechar los impulsos que Duque ha dado desde afuera a su Partido.

Abonce pinta como la única del uribismo para repetir la candidatura, que hace cuatro años solo le dio para tener 13 mil votos y quedar en cuarto lugar.

Incluso, en la reunión de Cali, el senador Uribe le dio su apoyo y le dijo públicamente que suponía que ya estaba inscrita en el Partido para recibir el aval.

Abonce le dijo al Expresidente en ese escenario que no lo había decidido porque tenía miedo de la actual situación de seguridad en Buenaventura.

Aparte, una fuente cercana a Abonce nos dijo que otro factor es que no está clara aún la unidad del Partido alrededor de su candidatura.

La dirigente le dijo a La Silla que su relación con Angulo es buena y que a veces tienen "puntos de vista diferentes sobre lo que más le conviene a Buenaventura", pero que suelen resolverlo rápido. 

Frente a las críticas a los nombramientos dijo que lo hace por "significarle [a la alcaldesa] que no puede mirar con buenos ojos toda participación que se le de a actores políticos que son responsables de la postración de la ciudad". 

Para el congresista Angulo lo que él llama rumores sobre los roces vienen de sectores que ven fuerte al uribismo para octubre y quieren dividir el Partido.

“La gente empieza a decir eso porque Abonce es fuerte y quieren dividirnos, pero estamos unidos para octubre”, nos dijo.

Solo en las próximas semanas se sabrá si Abonce decide aspirar y si en ese bus de la campaña Angulo tomará el volante.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia