Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Duque llega al Caquetá

Hoy por primera vez, como presidente, Iván Duque visita el Departamento del Caquetá y ha generado gran expectativa, Regional y Nacional, por las particulares circunstancias que gravitan actualmente con el presente y futuro del proceso de paz.

Alirio Calderón Perdomo
Alirio Calderón Perdomo
Abogado y Defensor de Derechos Humanos
211 Seguidores146 Siguiendo

0 Debates

17 Columnas

Columna

521

0

05 de Octubre de 2018

El presidente Duque llega al Caquetá. Su visita está marcada de expectativa frente a las realidades a las que se enfrenta el Departamento. Cuatro ejes deberían ser el meollo de esta importante visita presidencial. La primera: como parar el galopante y desaforado crecimiento de la deforestación en la puerta de oro de la Amazonia Colombiana, pues la creación del Consejo Nacional para la Deforestación, es un buen augurio, pero tal como están diseñadas  las políticas públicas para frenarla, no van en la dirección correcta de tan grave problema.

El revolcón de dichas políticas debe empezar con un ambicioso plan jurídico de demarcación y delimitación de las zonas de parques y  reservas. Coetáneamente iniciar procesos pedagógicos y concertados de expropiaciones sin indemnización, de quienes ilegalmente han venido a punta de motosierras, con tala indiscriminada de bosques, acumulando grandes fortunas con ganaderías extensivas y cultivos ilícitos.

Debe igualmente hacer un revolcón de los incentivos forestales y aterrizar en estas zonas el PNIS, acordado en el punto 4 de los acuerdos de paz; amen de dar igualmente aplicación inmediata del plan de nuevo inventario catastral, que por un lado frene  la frontera agrícola y por otro aumente la tributación de estas nuevas prosperas zonas.

La segunda: es como enfrentar la desconfianza que ha venido incrementándose en la comandancia de la antigua Farc; lamentablemente para nuestra institucionalidad no les faltan motivos y eso para el ímpetu de apostarle al regreso de las armas, es un enorme carburante y que  cunde con facilidad la psiquis de la guerrillerada y alentador para nuevos sectores, que movidos por el sentimiento de traición y de incumplimiento, podrían aumentar rápidamente estas nuevas estructuras armadas, quizás con mayor intensidad y crueldad en la confrontación.

Así que es urgente mensajes claros  de confianza y una inmediata y contundente intervención de las tropas, para que con audaz inteligencia y perspicaz despliegue, copen de inmediato los territorios que controlaban la antigua Farc.

La tercera: Es la intención Estatal de empezar a gran escala procesos extractivistas de petróleo a base de fracking en una zona tan sensible como lo es la Amazonia Colombiana y muchas de estas licencias en zonas de recargas hídricas, aunado ahora al momento actual de pleno vigor y desarrollo de la sentencia de la Corte Suprema de Justicia, que le otorga a la Amazonia ser sujeta de derecho fundamentales.

La cuarta: Es la difícil situación económica que vive la Región del Sur del País, por cuanto los cuantiosos recurso que circulaban legal e ilegalmente por la economía de guerra de los últimos 20 años, es cosa del pasado; sumado al bajísimo precio de compra a los productores de leche, el incumplimiento de los pagos a los programas de sustitución voluntaria de los cultivadores de coca, empeorado aún más este desolador panorama económico, con la ruptura de la única vía de comunicación que tiene el Caquetá, por el colapso de un puente de  tan solo 150 metros y que pasados más de 4 meses sigue aún sin una solución concreta.

Las pérdidas de las pocas empresas del Departamento son millonarias, por esta prolongada incomunicación y sin embargo no ha valido tan dramática situación, la visita de ningún Ministro, ni del pasado, ni del actual Gobierno y menos de los presidentes saliente y entrante; por lo que se requieren medias de choque y urgentes: Una es establecer por decreto presidencial de inmediato, que el precio de los combustibles en esta zona, tenga el mismo tratamiento de precios de las zonas de frontera, dado a que es efectivamente una zona de frontera; otra es un plan de choque de recuperación de la malla vial primaria, secundaria y terciaria; acabar con la feria de los chalecos y aterrizar clara y ágilmente los proyectos productivos y de desarrollo, establecidos en la política pública del posconflicto.

Amanecerá y veremos, si al menos alguno de estos ejes, son abordados por el señor Presidente y si esta anhelada visita, deja un legado de esperanza y de confianza para el pueblo del Caquetá; que de paso es bueno recordarle, que fue contundente y absoluto ganador, tanto en la primera, como en la segunda vuelta.

Interactiva: