Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

¿Un VAR para Hidroituango?

Muchos ojos vigilantes de pobladores afectados, de ambientalistas y de defensores de derechos humanos pueden ayudar a impedir muchos goles al medio ambiente y a la población afectada por Hidroituango. 

Fredy Cante
Fredy Cante
Profesor de la Facultad de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario
50 Seguidores94 Siguiendo

0 Debates

21 Columnas

Columna

969

5

03 de Julio de 2018

 

La orden de suspender obras en Hidroituango:

 

Como acontece en las novelas de Kafka (con gente supeditada a trámites exageradamente prolongados y mensajeros que se pierden en los laberintos de la burocracia), con casi un mes de retraso,  llegó una noticia que apenas deja en puntos suspensivos la posible culminación de la más grande hidroeléctrica que tendría el país.

 

El viernes pasado se supo que desde el 1 de Junio, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla), ordenó frenar las obras de llenado, embalse y operación que no estén relacionadas con atender el desastre ya causado por Hidroituango, el cual arrancó el 28 de abril. La continuidad de las obras de la hidroeléctrica depende de que Empresas Públicas de Medellín (EPM) contrate a un conjunto de expertos quienes logren determinar,  científicamente,  si existen condiciones de estabilidad para culminar el proyecto hidroeléctrico sin riesgos de algún nuevo y más grande desastre ambiental. Ver más en:

 

Los cisnes negros:

 

Sintomáticamente los tecnócratas quieren ver el mundo en escenarios de control, sujetos a certezas (conocimiento pleno de todas las variables), y riesgos (conocimiento de unos escenarios futuros sujetos al cálculo de probabilidades). Grandes estudiosos y críticos del determinismo, como Keynes, Hayek, Shackle y, actualmente, Taleb, han mostrado que en muchos campos de la vida las situaciones dominantes son de incertidumbre (ignorancia de todos los posibles escenarios futuros, sorpresas como cisnes negros, e imposibilidad de calcular probabilidades). Temas como el mundial de fútbol en Rusia, la creciente falta de controles sobre la energía atómica y los virus biológicos y, en nuestro caso, Hidroituango, abundan en incertidumbres.

 

Algunos datos estrictamente económicos:

 

Los inversionistas y los defensores del proyecto hidroeléctrico se centran en las variables estrictamente económicas (ignorando los graves daños sociales y ecológicos). Para un convencional economista ambiental: “… Hidroituango no es una hidroeléctrica más; una vez terminada (de lograrse), sería la central hidroeléctrica más grande de Colombia, con 2.400 Megavatios de capacidad (superando con creces los 1.240 MW de El Guavio, los 819 MW de Hidrosogamoso o los 400 MW de El Quimbo); y para ello, ha desviado el río Cauca, que tiene un caudal promedio de 2.400 m3/s (200 veces lo que consume de agua una familia promedio colombiana en un mes). Este proyecto es una megaobra que busca contener 20 millones de m3 de agua en una gran área de terrero, a una altura de 225 metros, para que turbinas enormes aseguren la generación de energía que Colombia requerirá en los próximos 10 años o más. Han sido $11,4 billones de inversión estimada y cerca de 5 mil empleos directos durante la obra… ¡Nada es pequeño en Hidroituango!) Ver:

 

La exitosa puesta en operación de Hidroituango implicaría abastecer un 16% de la demanda energética del país. No obstatante, la demanda de energía eléctrica es bastante heterogénea y desigual: geográficamente se concentra en las regiones Centro, Antioquia y Costa Atlántica; por sectores económicos la mayor participación recae en industrias manufactureras (42%), explotación de minas y canteras (25%), más modestamente en construcción y servicios, poco en agricultura e ínfimamente en consumo de hogares. Ver:

 

Por lo pronto no se prevee escasez energética. Algunos expertos afirman que sin Hidroituango la oferta energética sería insuficiente desde el 2022:

 

Costes enterrados y aversión a perder de los inversionistas:

 

De los 11.4 billones de inversión estimada, hasta el momento se han invertido unos 8.3 billones de pesos, esto sin contar los onerosos costes adicionales a causa de los daños que ha sufrido la obra de Hidroituango a causa del imprevisto e incontrolado desbordamiento de las turbulentas aguas del río Cauca.  Cabe decir que el comportamiento del río es una reacción apenas natural cuando un ser vivo sufre el cercenamiento o frustración de su libertad de ser, de exisistir y de fluir, es algo similar a la conducta insumisa de un toro en contra de su torero o de un león apresado en un circo contra su entrenador.

 

Kahneman y Tversky, dos estudiosos de la toma de decisiones, (mediante la experimentación con simulación de escogencias),  han mostrado que actores económicos como los inversionistas se aferran furiosamente al status quo (sufren un efecto dotación) y, además, tienen aversión a perder. El efecto dotación significa que la gente se aferra al pasado: desistir de una apuesta, abandonar una inversión económica, o terminar una relación afectiva, son escogencias que implican renunciar a los logros  y privilegios que se tienen con el actual status quo. El mencionado efecto dotación explica, por ejemplo, lo doloroso que pudo haber sido para los fundadores de las FARC haber abandonado una apuesta política con medio siglo de trayectoria (por el camino errado). También explicaría lo doloroso que podría ser pedirle a un congresista una reducción del 99% en sus jugosos honorarios, o para cualquier aficionado ver una derrota de la selección Colombia a estas alturas del juego (luego de dos años invertidos para llegar al mundial, y un muy buen desempeño en la primera ronda del evento futbolístico que por estos días consume el tiempo de casi toda la gente).

 

La aversión a perder está relacionada con los derechos adquiridos (status quo), con la peculiaridad de que lo que se otorga en una transacción económica o en una negociación política equivale a una pérdida que debe ser compensada con una ganancia que por lo menos implique el doble de lo perdido. En condiciones simétricas aplica la lógica del antiguo testamento: ojo por ojo, diente por diente. Cuando existe aversión a perder (que es lo más frecuente en el mundo actual), si a un actor político le sacan un ojo entonces este buscará cercernar los dos ojos de su enemigo.

 

La moraleja de los mencionados hallazgos de Kahneman y Tversky, es que la EPM, los políticos y empresarios antioqueños, y los vanidosos ingenieros han incurrido en una colosal inversión económica y política: tienen unos costes enterrados. La persistencia en contener las aguas del río Cauca mediante la elevación del muro de concreto (a costa de la estabilidad de las montañas) es una muestra de su orgullo. Los mencionados inversionistas, posiblemente, abandonarían el colosal proyecto de Hidroituango si un gobierno los salva (dándoles el doble de la suma invertida) o si en otro punto de la geografía pueden construir una hidroeléctrica al menos dos veces más grande y el doble de rentable.

 

Preferencias adaptativas de los damnificados:

 

El filósofo noruego Jon Elster ha recreado fábulas infantiles como aquella de la zorra y las uvas. Este autor ha explicado la frecuente adaptación que sufre mucha gente al apenas adaptar sus deseos a lo que les ofrece el mundo, sin atreverse a transformarlo para alcanzar los sueños que originalmente habían tenido. La zorra del cuento desistió de buscar las uvas (y además las aborreció) cuando, luego de varios intentos,  estas se tornaron inalcanzables.

 

La gente que ha nacido y se ha criado en un medio con altas carencias y sufrimientos, o que durante una larga temporada ha experimentado una inusual situación de padecimientos, suele adaptarse a su sórdida existencia. Esto explica cómo es que muchas personas se adaptan a la prolongada reclusión en un centro carcelario, o a una vida signada por la pobreza y la exclusión.

 

En el cuento La autopista del sur, Julio Cortazar narra, pacientemente, lo que se puede entender como un proceso de adaptación de las preferencias de la gente ante un suceso imprevisto.

 

En al menos 17 municipios de Antioquia, Sucre, Córdoba y Bolívar se ha vuelto más incierta y desasosegada la vida de más de 113 personas. Aguas abajo y aguas arriba de Hidroituango se alteró dramáticamente la existencia de al menos 400 mil personas que, durante décadas, habían encontrado el sentido de sus vidas en torno a un río natural (no represado ni desviado), que les brindaba lo necesario para una existencia digna y elemental.

 

Algunas organizaciones como Ríos Vivos de Antioquia han documentado todo el viacrucis de masacres, desplazamiento forzado y, ahora, el prolongado hacinamiento de varios millares de damnificados por el reciente desastre de Hidroituango. Ver:

 

Un padecimiento de más de dos meses en albergues y el súbito represamiento del río que ya causó impactos negativos en la fauna y flora de la zona, y frustró la vida de cientos de pobladores de la ribera, sumado a los mensajes de algunos funcionarios públicos (en el sentido de que los habitantes deben acostumbrarse a una permanente alarma), pueden generar unas preferencias adaptativas por parte de la población damnificada. Tristemente, es posible que la gente se adapte a la realidad, olvide sus sueños, y aquiescente, acepte la culminación de Hidroituango.

 

Un VAR para Hidroituango:

 

Pocos días atrás, en la confrontación futbolística Colombia versus Nigeria, el rostro desdibujado de jugadores y fanáticos se pudo recomponer, gracias a que una decisión arbitral (perjudicial para Colombia) fue oportunamente reversada gracias a la técnica del videoarbitraje que se ha implementado en el mundial.

 

Hoy se requieren millares de ojos vigilantes de personas directamente afectadas por Hidroituango, y de ambientalistas y defensores de derechos humanos y ambientales, para que se pueda ejercer alguna vigilancia sobre inversionistas y gobernantes y, en especial, para que se pueda observar un panorama más amplio que el estrictamente económico. A partir de esa gran labor de control ciudadano, y de unos buenos argumentos científicos, será posible abogar por un desmantelamiento de un proyecto tan grande en cuanto a supuestos beneficios económicos y, a la vez, tan colosal en términos de desastre ambiental y sufrimiento humano.

 

 

 

 

 

 

Comentarios (5)

Juan M. Trillos G.

03 de Julio

0 Seguidores

El acto de la ANLA tiene dos objetivos concretos: a) Un champú de última hor...+ ver más

El acto de la ANLA tiene dos objetivos concretos: a) Un champú de última hora para le Director antes de salir del puesto, y b) Tratar de clavarle una multa bien berraca a EEPPM por seguir llenando el embalse, sin tener en cuenta la imposibilidad de evitarlo..

Andres Felipe Garcia Rovira

03 de Julio

2 Seguidores

Una multa que en el proximo gobierno levantaran, porque Santos cree que hacien...+ ver más

Una multa que en el proximo gobierno levantaran, porque Santos cree que haciendo lo que los idiotas le piden podra pasar a la historia, pero en lo pusilanime que es no se da cuenta, que ya nada de lo que trate de hacer servira porque como nunca estuvo en el pais no entiende que importa y que es cosmetico(como el maquillaje que usa todos los dias para cubrir su femeneidad)

GMolano

04 de Julio

0 Seguidores

Empecemos con lo obvio y de lo que NINGÚN dirigente paisa (ni nacional) quier...+ ver más

Empecemos con lo obvio y de lo que NINGÚN dirigente paisa (ni nacional) quiere hablar. La tal aceleración fue un cagadon de proporciones faraonicas. EPM y el IDEA pasaron de tener la promesa de un diciembre glorioso y un 2019 de leche y miel, a sentarse a rezarle a la virgen porque vienen 3 años mínimo de sobre-costos, riesgos latentes y no poca controversia social. Esta obra ya es un fracaso financiero, que aun esta por dimensionar. HidroItuango entrara a hacerle competencia al descalabro de REFICAR a la vuelta de par años.

El IDEA y EPM son empresas solidas que no estan en riesgo pero su capacidad de inversión queda congelada por un buen rato. Del lado del IDEA probablemente los paisas vean una bajada de ritmo de la financiación de infraestructura en Antioquia, algunas 4G que estaban pendientes de cierre financiero se van a quedar esperando. Por el lado de EPM, la cosa es un poco mas compleja porque esta empresa también estaba haciendo cuentas de la lechera con el éxito de HidroItuango y al final quiéranlo o no los usuarios de EPM van a terminar pagando el fracaso de la hidroeléctrica. Tal cual como REFICAR este descalabro lo va a patrocinar el pueblo colombiano, empezando por los paisas.

Parte de la solución para evitar una catástrofe monumental, la hidroelectrica se tubo que volver técnicamente inviable, bajándole la calidad a la finalizacion de las cotas e inundando la sala de maquinas. El informe de los gringos y la ONU atestiguan eso. El proyecto no se va poder financiarizar hasta tanto no se vuelva asegurar tecnicamente.

No faltara el desubicado que le hecha la culpa al gobierno nacional cuando esto tiene factura paisa de principio a fin. El gobierno nacional cumplió su parte esencial en el descalabro al dejar la vigilancia de este tipo de obras en las manos de la Santisima Virgen, el Sagrado Corazon y la inacabable ambición de la dirigencia paisa.

Andres Felipe Garcia Rovira

04 de Julio

2 Seguidores

Parecia un comentario inteligente, pero relee uno y dice Gmolano, entonces enc...+ ver más

Parecia un comentario inteligente, pero relee uno y dice Gmolano, entonces encuentra uno temas desubicados como las 4G? Cuando uno no entiende los temas es mejor no hablar, las vigencias futuras son de orden nacional y EPM salio de los proyectos en 2010 al principio del gobierno Santos, aun haciendola desde cero se perderian si los seguros no responden 3 mil millones de dolares, Reficar en el gobierno Santos por ahi paso hace rato, pero por favor siga comentando a ver si podemos encontrar el pasquin de donde saca información tan absurda, acaso es el twitter de Petro?

GMolano

12 de Julio

0 Seguidores

Búsquese el informe de calificación de deuda de Fitch Ratings sobre EPM y de...+ ver más

Búsquese el informe de calificación de deuda de Fitch Ratings sobre EPM y después venga a hablarme a mi de imprevistos en estructuras de costos de proyectos de infraestructura. Compadre el proyecto quedo en las manos de Dios cuando inundaron la casa de maquinas!!! De acá en adelante lo que viene es rezar, deshacer para volver a hacer. Eso en el planeta Tierra y sobre todo en el mundo de la evaluación financiera es tiempo y plata perdida!!
Le insisto, lease el informe porque en uno de sus apartes habla textualmente de que la "estructura de costos de EPM" para prestación de servicio de energía va a sufrir.
Ese pedazo significa que para futuros veranos del 2019 en adelante si no hay mejoras sustanciales en el proyecto los paisas van a tener que pagar un recibo de la energía mas caro, no solo por la demora del proyecto sino por el apalancamiento de EPM.

Yo soy de los que quieren ver que el proyecto se termine bien, es apenas lógico después de tantos sacrificios. Pero me parece irreal que aun la dirigencia paisa mantenga la misma idea inicial de negocio, toca replantearlo totalmente porque o si no EPM y el IDEA van a recibir un varillazo. Eso comienza por admitir el fracaso. Pero eso no va a pasar mientras Uribe este engomado en Bogota con el poder.