Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Las empresas (y su plata) en las elecciones

El escándalo de Odebrecht marcó un antes y un después en la financiación de los privados en las campañas. Invitamos a los miembros de La Silla Llena a hablar del tema en nuestro podcast.  

Eduardo Briceño Florez
Eduardo Briceño Florez
Coordinador de La Silla Llena
1310 Seguidores928 Siguiendo

31 Debates

141 Columnas

Columna

1602

1

11 de Febrero de 2018

El escándalo de Odebrecht golpeó duramente la financiación de las campañas electorales. Si bien históricamente las empresas han donado plata de manera legal a los candidatos, con este escándalo de fondo y la nueva regulación, éstas temen tener un impacto en su reputación o, más simplemente, cometer una ilegalidad por falta de información.

En todo caso la plata es un factor determinante en los procesos electorales y su buen o mal uso determina la legitimidad del sistema democrático.

Para hablar del tema invitamos a dos miembros de La Silla Llena nuestro podcast. Ellos son Alejandra Barrios, directora de la Misión de Observación Electoral (MOE) y Bruce Mac Master,  Presidente de La Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI).

- “Ilítico: cómo contrabandistas, traficantes y piratas están cambiando el mundo” de Moisés Naim

- Página de la MOE

Nota: Este y el resto de programas del podcast de La Silla Vacía los pueden bajar en iTunes, Stitcher y Akörde FD.

Comentarios (1)

Simón Sarmiento

17 de Febrero

0 Seguidores

Mi opinión es que NO DEBE EXISTIR financiación de particulares a las campañas electorales. El 100% de la financiación debe ser por el estado en igualdad de condiciones, de tal forma que no haya después "pago" de los senadores y representantes a los particulares (ejemplo impuesto a bebidas azucaradas).

Mi opinión es que NO DEBE EXISTIR financiación de particulares a las campañas electorales. El 100% de la financiación debe ser por el estado en igualdad de condiciones, de tal forma que no haya después "pago" de los senadores y representantes a los particulares (ejemplo impuesto a bebidas azucaradas).