Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Boca River en Madrid, Ruta UR 2025 en Colombia: transformación digital

El partido de la final de la Libertadores 2018 en Madrid es posible gracias a los nuevos mundos que emergen en la Cuarta Revolución Industrial, lo que coincide con la apuesta estratégica de la Universidad del Rosario: transformación digital.

David H. Barbosa
David H. Barbosa
Profesor Titular, Universidad del Rosario
13 Seguidores266 Siguiendo

0 Debates

2 Columnas

Columna

505

0

01 de Diciembre de 2018

Más allá de lo triste que es para el pueblo argentino la decisión de las autoridades de trasladar la final de la Copa Libertadores de América del 2018 al estadio Santiago Bernabeu de la ciudad de Madrid, es pertinente destacar que dicha decisión se pudo tomar y ejecutar en dos semanas gracias a las posibilidades que las nuevas tecnologías ofrecen a las organizaciones en el presente siglo; así como a los nuevos modelos de pensamiento que permiten concebir decisiones que sorprenden por su método y contenido.

En cuanto al método, es del caso puntualizar que vivimos en un mundo en el que el espacio, la distancia y el tiempo son cada vez menos relevantes, lo que genera realidades caracterizadas por grandes y continuos desafíos que sólo pueden ser resueltos a través de la creatividad y la participación. Esto, coincide con lo que el Rector del Rosario denomina “pensar fuera de la caja” para lograr identificar los sueños .

Para que la final de futbol se juegue en el Bernabéu convergieron las voces y opiniones de millones de personas: directivos de futbol de todo nivel, directivos de organizaciones estatales, representantes de los medios de comunicación, grupos de aficionados agremiados, grupos de aficionados en las redes sociales, representantes de la academia, concentración de ciudadanos argentinos en países diferentes al de su nacionalidad, jugadores y técnicos. Este grado de participación solo fue posible gracias a los desarrollos tecnológicos y la revolución digital aparejada.

La planeación estratégica de la Universidad del Rosario también es participativa, de tal suerte que se espera que intervengan en ella: estudiantes de pregrado, posgrado y educación continuada, egresados, profesores de carrera y de hora cátedra, grupos de referencia, Consiliarios y demás directivas. Lograr consultar y escuchar a todos estos actores en unas pocas semanas será posible gracias a los desarrollos tecnológicos y la revolución digital atrás referida.

Ahora bien, ¿cual es el gran desafío en términos de planeación estratégica cuando el método apuesta por la participación efectiva de todos los grupos de interés?, que todos se vean representados en el diseño así como en la  implementación de la estrategia, y al mismo tiempo, que las decisiones que se estructuren y ejecuten a lo largo del proceso garanticen el cumplimiento de la misión de las organizaciones. Esta convergencia debe ser una de las preocupaciones centrales de la alta dirección en este tipo de planeación.

Si el partido Boca-River resulta ser un éxito en términos financieros pero los grupos de aficionados y jugadores, por tomar dos como ejemplo, no sienten respetados sus intereses, estará amenazado el derecho a la supervivencia de los clubes. Si la planeación de la Universidad del Rosario deja contentos a todos los grupos de interés que participaron pero los indicadores financieros no se comportan positivamente, estará amenazado el derecho a la supervivencia de la organización.

La Dirección de organizaciones implica asumir riesgos permanentemente. ¿Será que la transformación digital ha permitido controlar dichos riesgos?, o por el contrario, ¿dicha transformación trae aparejados mayores grados de incertidumbre e inestabilidad en los diferentes sectores?. Como suele ocurrir en el mundo de la dirección de empresas sólo un análisis ex post dará la respuesta final.

Interactiva: