Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Transformando la filantropía

Filantropía Transformadora es #TrendingLíder esta semana por incentivar la inversión social en el país. Hablamos con la directora Carolina Gómez, quien sostuvo que en Colombia aún falta explotar mucho más la filantropía.

Fundación Liderazgo y Democracia
Fundación Liderazgo y Democracia
Fundación Liderazgo y Democracia
413 Seguidores125 Siguiendo

13 Debates

419 Columnas

Columna

617

0

05 de Octubre de 2016

 

¿En qué consiste la iniciativa de liderazgo Filantropía Transformadora?

Filantropía Transformadora tiene la misión de redefinir la manera de hacer inversión social privada para contribuir a la transformación social de Colombia. Esto lo logramos consolidando una comunidad de filántropos estratégicos y facilitando la colaboración e intercambio de mejores prácticas. Entendemos la filantropía como el capital privado utilizado para el beneficio público.

¿De dónde surge o qué los llevó a iniciarla?

Filantropía Transformadora comenzó en el 2010 con el apoyo de Give to Colombia(G2C) y Compartamos con Colombia, por el preocupante estado de inequidad del país y el potencial que tiene la filantropía individual y familiar para disminuirlo. También nace de la experiencia y liderazgo de uno de los miembros de la Junta Directiva de G2C, Felipe Medina, y su conocimiento sobre el ecosistema de la filantropía en Estados Unidos.

¿Qué es lo distintivo de esta iniciativa?

Somos la única entidad en Colombia que trabaja con individuos y familias -a nivel personal, no responsabilidad social empresarial- inspirándolos, acompañándolos, asesorándolos y conectándolos para que logren una filantropía estratégica.

Los cambios sociales requieren de la participación activa de todos los sectores de la sociedad. Si bien muchas entidades trabajan con poblaciones vulnerables, de bajos recursos, afectadas por el conflicto, somos la única que trabaja con líderes económicos para darles las herramientas y conocimiento necesario para aprovechar al máximo sus recursos -sabiduría, conexiones, dinero, tiempo- buscando acelerar el progreso de nuestra sociedad.

¿Por qué el nombre Filantropía Transformadora?

La palabra filantropía significa amor a la humanidad. Es un término de origen griego, proviene de dos vocablos, ????? (philos o filos) que significa amor de y amigo de, y ???????? (anthropos) que significa hombre.

Nosotros queremos ir más allá de la filantropía básica, del humanitarismo. Reconocemos que es muy importante promover inversiones sociales de alto impacto que transformen la sociedad. Por eso el nombre Filantropía Transformadora.

¿Cómo han desarrollado la iniciativa?

Al iniciar la conferencia en el 2010, donde participaron invitados y familias tradicionalmente filantrópicas, nos dimos cuenta que había un gran potencial y una gran necesidad de acompañar esta comunidad de filántropos, y desarrollamos desde hace 6 años el curso La Academia.

La Academia de filantropía transformadora tiene como objetivo formar y educar en materia de inversión social. El curso de la academia se hace una vez al año. Está estructurado como un diplomado. Hay 10 temáticas que realizamos en 10 sesiones con conferencistas, invitados como Samuel Azut, Ricardo Toro y líderes colombianos del sector público, privado y social.

También hemos hecho diferentes talleres y conferencias en Bogotá, Cali, Medellín y Santa Marta sobre diferentes temas de inversión y filantropía efectiva. Realizamos asesorías privadas con, por ejemplo, Carlos Vives y Claudia Helena Vásquez, acompañándolos en sus iniciativas filantrópicas.

*Foto: Evento 2014 

¿Cuáles son las principales realizaciones o resultados?

Hay nuevas iniciativas filantrópicas que han resultado de nuestro trabajo y liderazgo. Se han creado nuevas fundaciones, entidades, movimientos, recursos canalizados y sobre todo como nuevos pensamientos. Somos como un centro de pensamiento avanzado para que el tema de la filantropía se entienda cada vez más como un recurso fundamental para el desarrollo del país.

¿Por qué la iniciativa es positiva para el país en estos momentos?

La filantropía entendida como esos recursos privados flexibles para el bien público se han necesitado y se van a seguir necesitando siempre en nuestro país. En este contexto particular en el que estamos luego del resultado del plebiscito del pasado 2 de octubre, permiten que pongamos y utilicemos esa flexibilidad de los recursos para fomentar y liderar los retos que nos agobian en este momento. Esta transición, es una invitación para que en Colombia más personas, más filántropos se den cuenta del potencial que tiene su filantropía y que superemos tendencias del sector.

El reto no es hacer más fundaciones, sino que la filantropía con los recursos privados sean contactos y movimientos. Es hacer las llamadas, es poner plata. Pero sobre todo, es liderar que en momentos complejos como el que estamos.

No seamos tradicionalistas en nuestra filantropía. Pensemos fuera de la caja. Hay un potencial enorme. Hay que liderar movimientos sociales. La gente con poder adquisitivo y contactos, tiene que mover a la sociedad y liderar la transformación.

¿Qué faltó en los movimientos por el SÍ?

Si bien hubo mucho movimiento, no hubo una vocería necesariamente clara. Creo que nos faltó. Nos dió miedo ser más vocales en lo que pensábamos y consistentemente decir SÍ, yo voto SÍ. El país no leyó bien a la sociedad. Eso lo demostraron las encuestas.

¿Cuál ha sido su rol de liderazgo?

Inspirar y asesorar para que más colombianos quieran ser grandes filántropos. La filantropía tiene que reentenderse, tiene que dejar de pensarse como algo marginal o que es solo para las mujeres que no trabajan. Nos tenemos que enorgullecer de ser filántropos.

¿Tiene algún ejemplo de algún país que se destaque en la filantropía?

Teniendo en cuenta que es un contexto diferente y complejizando Colombia tiene mucho que aprenderle a la filantropía y a la evolución de la misma en Estados Unidos. Se estima que tenemos 10 o 20 años de atraso en comparación con la filantropía de Estados Unidos. Hay unos libros increíbles como “Filantrocapitalismo” o “Giving Better, More Giving” que establecen que hay que meterle la ficha y pensemos estructurada y rigurosamente en las redes sociales, igual como pensamos en las inversiones económicas. Nos hace falta eso.

En Colombia la filantropía es muy tradicionalista, aunque hay mucha filantropía importante. Hay mucha filantropía pero es muy parecida. Nos hace falta alguien que diga ‘voy a financiar una revisadora de riesgo del mundo de la filantropía’. Falta complejizar el sector más. La mayoría de fundaciones hacen lo mismo. Otorgan recursos u operan proyectos.

¿Cómo ha sido el liderazgo colectivo de Filantropía Transformadora? 

El mundo de la filantropía hay muchos egos que se quieren llevar el reconocimiento individualmente. Se crean las fundaciones pero no nos sumamos lo suficiente. Hace falta que haya mucho más liderazgo colectivo.    

Warren Buffet dijo “considero que Bill y Melinda Gates lo hacen maravillosamente. No voy a crear otra entidad. Voy a dar todos mis recursos a ellos”. Eso permite que las contribuciones económicas estén mejor invertidas en vez de crear otra institución con todo lo que operativamente requiere. Nos hace falta apalancar e incentivar.

¿Cuáles han sido los principales aliados de Filantropía Transformadora?

Entre muchos, destacamos a USAID, el BID, The Nature Conservacy, Give to Colombia, Compartamos por Colombia, AVINA y Halloran Philanthropies que son modelos de filantropía transformadora. Participan en los eventos y conferencias. Queremos llegar a un contexto internacional de la filantropía. Traer más visiones a Colombia de lo que puede ser la filantropía, porque creemos que tenemos un potencial enorme que falta explotar.

* Foto: Miembros de La Academia, Medellín 2016

 

Vea también: 

 Histórico de Publicaciones de la Red Líder