Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Pedro Reynolds: Ideas para transformar la educación en Colombia

Pedro Reynolds es, en sus palabras, “un producto orgulloso de la educación pública”. Por eso, estuvo en La Red Líder defendiendo la importancia de que Gobierno y sociedad civil trabajen juntos por transformar la educación en el país. 

Fundación Liderazgo y Democracia
Fundación Liderazgo y Democracia
Fundación Liderazgo y Democracia
402 Seguidores125 Siguiendo

13 Debates

418 Columnas

Columna

837

0

09 de Noviembre de 2018

Red Líder: ¿Cómo ve la situación actual de la educación en el país?

Pedro Reynolds: En este momento está claro que hay que modificar muchas piezas del sistema educativo, y esos cambios institucionales son lentos y difíciles. Tienen piezas complicadas de movilizar, como es el sindicato de profesores, y esto hace que cambiar cualquier cosa sea muy lento.  Por eso, en países como Colombia la educación privada ha tenido tanto éxito y la pública se ha quedado atrás.

R.L: ¿Cómo atender estos cambios?

P.R: Lo más importante es el establecimiento de unas políticas que permitan transformar ese sistema de manera que pueda avanzar de forma más dinámica, pues en este momento parte de la razón por la que nos estancamos es esa lentitud del sistema para transformarse. Un entorno político que le permita al sistema moverse más rápido es esencial. 

Eso debe ir de la mano de un esfuerzo liderado no solo por el Gobierno, sino por la ciudadanía también. El problema es que muchos de esos intentos por avanzar han sido liderados solo por el gobierno, sin compromiso de la ciudadanía. 

R.L: ¿Y cómo se puede involucrar la ciudadanía en este cambio?

P.R: Una forma es seguir el ejemplo de Uruguay. Ellos diseñaron un programa que se llama el Plan Ceibal, y parte del éxito de ese programa es que el gobierno involucró a la ciudadanía en la transformación de la educación. Se volvió un programa de voluntariado enorme en donde había ciertos incentivos en impuestos a los agentes implementadores de estos cambios. Esta pieza es una oportunidad que en Colombia no hemos tomado. 

R.L: Teniendo en cuenta los últimos acontecimientos en torno a la definición del Presupuesto General de la Nación para las universidades públicas, ¿cuáles deberían ser las prioridades?

P.R: Cuando uno piensa en la educación de un país, está pensando en el progreso del país. Tenemos que aceptar que la educación es la piedra angular para que un país pueda progresar en la dirección que considere. Esto sumado a la inversión en ciencia y tecnología, y al incentivo de la innovación, genera desarrollo. La inversión en educación pública es esencial porque la inteligencia y la creatividad existen en todos los rincones del país. La universidad publica debe existir, debe ampliarse y debe ser siempre una prioridad.

R.L: Ante este panorama, ¿qué capacidades y habilidades es clave promover y enseñar a los líderes del futuro?

P.R: En un entorno en donde la tecnología es cada vez más importante, el sistema educativo debe formar personas no solo que hagan la parte técnica de estas máquinas, sino personas que sepan interactuar con estas. Nuestra capacidad de conectar diferentes dimensiones del conocimiento es una capacidad que las máquinas no van a tener. 

Esa transición tecnológica es un desafío que pone mucha presión al sector educativo, al económico, e implica muchos retos de infraestructura. Pero también tiene como resultado la aparición de nuevos campos de trabajo que no serian posibles sin la existencia de esa tecnología. Hay que recibir esta nueva era tecnológica como una oportunidad. 

Estas tecnologías tienen la capacidad de transformar muy rápidamente a una sociedad. Los que van a formar el futuro tendrán que tomar las decisiones basados en cómo estas tecnologías nos van a impactar. Hay que fortalecer el ambiente ético de la tecnología. 

 

 

Interactiva: