Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Nicolás Uribe: "La dinámica parlamentaria no premia el liderazgo sino que lo castiga”

Nicolás Uribe Rueda fue representante a la Cámara y hoy en día es consultor de Asuntos Públicos y de Gobierno. Acudimos a él con el propósito de continuar con nuestra misión de analizar y entender el liderazgo dentro del Congreso de la República. 

Fundación Liderazgo y Democracia
Fundación Liderazgo y Democracia
Fundación Liderazgo y Democracia
385 Seguidores125 Siguiendo

13 Debates

407 Columnas

Columna

282

3

13 de Septiembre de 2018

Red Líder: ¿Cuál es la importancia del Congreso para la democracia colombiana?

Nicolás Uribe: El Congreso es una institución fundamental, que a pesar de que no genera mucho entusiasmo ante la ciudadanía, cumple un papel verdaderamente relevante en la configuración de nuestros derechos y en la garantía de nuestras libertades. Sin él, no estaríamos asistiendo a una democracia, sino básicamente a una serie de poderes totalitarios que no tienen quién los controle. La gente cree que porque vivimos en libertad vamos a vivir en libertad todos los días de nuestra vida, y la verdad es que la fragilidad de nuestras instituciones, y de las que hemos visto en el vecindario, nos demuestran todos los días que aunque debemos mejorar lo que tenemos, lo que tenemos es mejor que la ausencia absoluta de ese tipo instituciones. Estas garantizan que el país pueda tener libertades, desarrollo económico, libertad de empresa, y que podamos hacer básicamente lo que a cada uno le parezca mientras que no se enfrente directamente a la Constitución o la ley.

R.L: El Congreso es actualmente una de las instituciones más desprestigiadas frente a la sociedad. ¿Cómo recuperar su legitimidad y prestigio?

N.U: Hay que aclarar que es una de las más desprestigiadas junto con otras. Yo creo que nosotros tenemos una crisis de representatividad en todos los poderes públicos, en donde ni los medios de comunicación ni el sector empresarial son ajenos a esa realidad. Hoy en día la gente demanda más y las instituciones son menos capaces de cumplir con esas expectativas de la sociedad respecto al desarrollo de sus deseos y de sus aspiraciones.

Deberíamos entrar a revisar muchas de las instituciones, muchas de las relaciones que existen entre los poderes, para lograr tramitar consensos que necesita el país para salir adelante. El Congreso es hoy en día un cuerpo sometido a los poderes de los otros dos. Terminó convirtiéndose en un apéndice encargado de aprobar todo lo que el Ejecutivo quisiera, siempre y cuando hubiese una serie contraprestaciones de naturaleza burocrática y presupuestal. Entonces ese equilibrio de poderes en donde el uno controla al otro ha venido desapareciendo. Todo eso termina pasando factura porque se pierde credibilidad, se pierde coherencia, se caen los vicios de la corrupción, se deslegitiman los partidos políticos, la pobreza argumental de algunos miembros del parlamento hace que los debates no enriquezcan, la falta de interés por los temas de fondo y la preocupación constante por como reelegirse y no por cómo construir un país de oportunidades termina siendo una dificultad.

R.L: ¿Ejerce el Congreso, como institución, algún liderazgo en la definición y discusión de la agenda nacional, o su dinámica es esencialmente reactiva frente a las coyunturas o frente a la influencia del Ejecutivo?

N.U: El Congreso tradicionalmente, bajo un esquema de sometimiento al Ejecutivo, lo único que hace es hacerle caso. No hay espacio ni para el liderazgo, ni para la iniciativa, ni para la propuesta, salvo contadas excepciones. En un escenario en donde los partidos, a través del Congreso, puedan tener otra vez capacidad de discusión e independencia del Gobierno, recuperarán la iniciativa y la capacidad de liderar transformaciones. Además, yo aspiraría a que una transformación de las relaciones del Congreso con los demás poderes públicos resultara en la capacidad del Congreso para liderar en temas políticos.

R.L: ¿Cómo mejorar el liderazgo dentro del Congreso?

N.U: Dentro del Congreso indudablemente hay liderazgos muy positivos, hay gente que hace su mejor esfuerzo, pero es medio quijotesco y medio de llanero solitario porque la dinámica parlamentaria no premia el liderazgo sino que lo castiga. Creo que hace falta también mucha pedagogía en la sociedad respecto al papel del Congreso, pues muchas veces lo único que resulta con un retorno de inversión político grande es criticar al propio Congreso. No hay nada más rentable que cascarle al Congreso desde el interior del mismo.

O el Congreso es una vitrina para crear notas para los noticieros, o es una oportunidad para transformar la sociedad. Y es que la rentabilidad política en los temas importantes no se manifiesta en los temas electorales. Entonces, con mucha frecuencia, los parlamentarios juiciosos terminan siendo castigados por la opinión por falta de exposición de las cosas que finalmente son de largo plazo, las que transforman la sociedad.

R.L: Durante los próximos cuatro años, ¿qué cambios espera ver en cuanto al liderazgo del Congreso?

N.U: Esperaría que el Congreso entendiera que Colombia ha cambiado y aprovechara la manera de relacionamiento que quiere construir el presidente Duque. Esta es la oportunidad de tener independencia. Es como cuando se sale de la caverna, se tiene un mundo oportunidades: recuperar transparencia, mejorar su integración para tramitar las reformas que necesita, hacer debates de control político con seriedad, impulsar normas a las que luego el Ejecutivo se pueda plegar, pararle el macho al Ejecutivo cuando abuse, tener la legitimidad que le permite también establecer y modificar temas asociados por ejemplo a la Justicia, entre otros. Un Congreso con una popularidad grande por cuenta precisamente de la ruptura con las prácticas corruptas sería un Congreso excepcional para para tramitar las reformas que necesita Colombia. Es una gran oportunidad.

Concretamente, yo espero que en los siguientes dos años, que son los que confluyen con las elecciones regionales de 2019, el Congreso y el Gobierno vean que aquí hay una oportunidad para transformar la política para bien, y que esas elecciones del 2019 sean sin la plata de la corrupción. Estas pueden ser las elecciones más transparentes en décadas y eso a su vez se convierte en la independencia de los mandatarios y los elegidos en el 2019 respecto de las elecciones del 2022. Eso significaría la más importante de todas las reformas políticas que hubiese en Colombia. Sacar la plata de la corrupción del tema electoral es la transformación política más relevante de todas.

R.L: ¿Qué es lo que usted más admira del funcionamiento del Congreso?

N.U: Uno puede decir todo lo malo que quiera el Congreso, pero ahí también confluyen todas las virtudes de nuestra sociedad. Ahí todos son personas excepcionales, y ninguna persona incompetente llega al Congreso de la República. Ahí están representadas las virtudes, las capacidades y las preocupaciones de nuestros ciudadanos. El Congreso es una cadena y una correa de transmisión de todo esto. Por cuenta del Congreso se incluyen en los presupuestos preocupaciones sociales grandes, pues muchas veces los tecnócratas no tienen la capacidad que tienen los políticos de percibir las necesidades y las dificultades de la ciudadanía. Y eso parte de la la comprensión de un país complejo como el nuestro, lleno de regiones y culturas diferentes. Por eso, casi todo el mundo tiene en el Congreso alguien que se parece más o menos a él.

 

Interactiva: 

Comentarios (3)

Robin Hood

13 de Septiembre

0 Seguidores

En la primera pregunta la respuesta fue el refrito al píe de la letra del fal...+ ver más

En la primera pregunta la respuesta fue el refrito al píe de la letra del falso discurso propagandístico ideológico del Heritage Foundation y Cato Institute, que fue lo que se aplico a la economía de EEUU en las ultimas 4 décadas y que acabo con la prospera clase media y trabajadora de Estados Unidos. Y todo esto esta comprobado con estadísticas y hechos, no con retórica ideológica falsa que utiliza esta influenciados en Blu radio todos los días.

OMAR MARTINEZ

14 de Septiembre

0 Seguidores

Menos mal que el congreso es una institución harto desprestigiada, oígase ...+ ver más

Menos mal que el congreso es una institución harto desprestigiada, oígase bien, pero junto con otras, no el solito. Que sociedad más injusta que la colombiana, incapaz de reconocer la maravillosa confluencia de virtudes de esa intachable entidad de seres excepcionales, competentes y, agrego yo, de perínclitos varones. Ese es mi país.

cosmo

17 de Septiembre

0 Seguidores

El presupuesto es la decisión que mejor refleja la extraordinaria incapacidad...+ ver más

El presupuesto es la decisión que mejor refleja la extraordinaria incapacidad del Congreso de hablar de los problemas serios del país. Mi réplica a Nicolás Uribe sería, "sea serio en sus afirmaciones".