Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

“Es esencial que se dignifique la profesión docente”: Alexander Rubio

Alexander Rubio es docente público y fue finalista al Global Teachers Price 2017 como uno de los mejores profesores del mundo. La Red Líder habló con él sobre armonía, corporalidad, y respeto como la base de la educación para los líderes del futuro. 

Fundación Liderazgo y Democracia
Fundación Liderazgo y Democracia
Fundación Liderazgo y Democracia
402 Seguidores125 Siguiendo

13 Debates

418 Columnas

Columna

304

0

23 de Noviembre de 2018

 

Red Líder: ¿Cómo educar a los líderes del futuro?

Alexander Rubio: Uno, pensar en que el mundo, los seres humanos y la naturaleza somos la esencia. No podemos destruir nuestros recursos naturales. Tenemos que pensar en una armonía con el planeta, con nuestras vidas y con los otros seres humanos. Un elemento muy importante es la educación desde el cuerpo, no podemos olvidar nuestro cuerpo, no podemos olvidar el contacto, no podemos olvidar toda esta serie de relaciones que nos permiten la interacción con nosotros mismos y con los otros. Otro elemento importante: no olvidar la afectividad, el amor. el respeto, la empatía, la tolerancia, la otredad.

Si tú formas un ser humano desde la base de estos preceptos y estos valores, el conocimiento de otros ámbitos se va dando per se. Pero cuando los formas simplemente en la adquisición de ciertos contenidos y dejas de lado esa esencia de seres humanos, se nos presentan todas esas dinámicas que estamos observando ahora: destrucción del planeta, falla en las relaciones, hurtos, violencia, y de todas las dinámicas que estamos observando en nuestra realidad en diferentes puntos del planeta. Entonces es importante rescatar el cuerpo, la relación con el otro y la afectividad, los valores, la inteligencia socioemocional, el trabajo desde la inteligencia cinestésico corporal, y la sensibilización desde el arte. Desde allí se dan los otros conocimientos.

R.L: La sociedad ha ​cambiado a pasos agigantados durante las últimas décadas. ¿Cree usted que la educación logra atender esos cambios?

A.R: La educación necesariamente ha jugado un papel importante en estas dinámicas, pero es necesario que los docentes tengamos la disposición y la mente abierta para saber que todas estas transformaciones que se están dando implican un nuevo paradigma, una nueva forma de ver el mundo. Antiguamente la educación era un proceso lineal donde se formaban con unos contenidos que iban a ser perennes. 

Pero ahora nos estamos dando cuenta que la educación lo que debe formar son habilidades y actitudes en nuestros niños, niñas y jóvenes, es decir, una exposición para ser ciudadanos del mundo, para tener una mente abierta, para generar redes, para generar lazos, pero también para no olvidar la esencia de la naturaleza. La tecnología y todas las formaciones que se están dando son elementos que a veces simplemente se convierten en un instrumento, una herramienta, más no es el fin, entonces es importante establecer que lo más importante son los seres humanos, el entorno, las redes, la sociedad, somos ese cuerpo, esa relación con el afecto, con la armonía, y pensar en la otredad, en la alteridad y en la empatía.

R.L: ¿Cuáles son las capacidades y/o habilidades claves que debemos enseñar a nuestros niños para que se adapten al panorama actual?

A.R: Uno, el trabajo en equipo, dos, dentro de esto el trabajo colaborativo, y tres, esencialmente esas capacidades socio afectivas que surgen desde el cuerpo, porque la tecnología está haciendo que cierren los focos de comunicación. El mundo es una cadena global de redes donde nos podamos interconectar con cualquier persona en cualquier lugar del mundo, pero eso también ha hecho que nos cerremos un poco a nosotros mismos, y que se abra tanto ese mundo externo que el mundo interno se está limitando. Es muy importante pensar en ese trabajo colaborativo, en el trabajo desde el cuerpo, el trabajo del apoyo, del entorno, del respeto al otro, tener presente esas dinámicas de contacto corporal, de inteligencia socio afectiva, porque no podemos perder esa esencia nuestra.

La educación esencialmente no puede perder el pensar a nuestros niños, niñas y jóvenes como ciudadanos globales, ciudadanos del mundo, con la actitud de trabajar con dinámicas colectivas de innovar, de pensar el universo de una manera distinta, no tener miedo a soñar, y esencialmente ser felices, pero desde el autorespeto, el autoconocimiento y el respeto por los otros. 

R.L: ¿Cómo ve el futuro de la educación en Colombia?

A.R: Es necesario, y esto no sólo lo digo yo, lo dice Rodolfo Llinás, invertir en educación. Es necesario pensar en que el capital más importante que tiene un país es la educación, pues es lo que va a generar transformaciones sociales. Invertir en los maestros: que los maestros tengamos la capacidad de soñar, ser felices con lo que estamos haciendo. Si un maestro es feliz con lo que desarrolla, afecta positivamente el entorno, afecta sus estudiantes, afecta a la sociedad. Pero cuando es de una manera contraria, igual la sociedad se ve afectada. Tenemos que generar que las escuelas sean esos espacios de innovación, que los niños puedan soñar, puedan imaginar, que tengan un contacto en su cuerpo, yo resalto muchísimo el trabajo de la educación física, de la educación artística, para la adquisición también de otros saberes. Esencialmente que los niños, niñas y jóvenes se sientan en las escuelas seres felices.

Pero también darle ese punto importante a los maestros como transformadores de la educación, ver el estatus que tienen, ver que ellos son casi los profesionales más importantes porque están formando a todos los profesionales del futuro: a médicos, ingenieros, arquitectos, a todos los profesionales de diferentes campos. Entonces me parece esencial que se dignifique la profesión docente. Un saludo para los maestros y maestras, que sean felices, que estén capacitándose constantemente, que estén soñando con sus estudiantes y que estén generando ese campo de transformación que está haciendo la educación para hacer un mundo mejor.

Interactiva: