Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

¿Y las vices qué?

Este domingo, Colombia conocerá el nombre de la primera vicepresidenta, de toda su historia. Las dos candidatas a la Vicepresidencia son mujeres que aunque con posturas evidentemente distintas, prometen tener un papel muy activo en el próximo gobierno.

Rocio Pineda-García
Rocio Pineda-García
Consultora
290 Seguidores65 Siguiendo

0 Debates

24 Columnas

Columna

673

2

15 de Junio de 2018

La reciente candidatura de cuatro candidatas a la Vicepresidencia de la República: Claudia López Coalición Colombia, Clara López Partido Liberal, Angela María Robledo Colombia Humana y Martha Lucía Ramírez Centro Democrático, marcó un hito en la historia política colombiana y le demostró al país que si hay mujeres para el más alto cargo de la administración pública

Pasada la primera vuelta, dos de ellas se la juegan a fondo con su candidato presidencial. Sin duda, son dos candidatas claves por sus ejecutorias públicas, su amplio reconocimiento, respeto y respetabilidad.

Angela María Robledo y Martha Lucía Ramírez: dos líderes destacadas en la administración pública y en el ejercicio de la política. Mujeres inteligentes a quienes les cabe el país en la cabeza, autónomas, responsables y confiables.

Están ubicadas en polos opuestos del espectro político y se diferencian claramente en sus posturas frente a asuntos claves de la vida nacional.

Mientras Angela María Robledo se la jugó por la negociación de la paz, desde la Comisión de Paz del Congreso de la República, Martha Lucía Ramírez hizo parte de la oposición al Acuerdo de Paz y promovió el NO plebiscitario.

Angela María es una académica feminista de reconocida trayectoria en la defensa de los derechos de las mujeres y la promoción de políticas públicas de equidad de género.

Ha sido reconocida en dos períodos como la mejor congresista mujer. Ha liderado, entre otras leyes, la Ley 1788/2016, que reconoce a las trabajadoras domésticas el derecho a la prima de servicios; la ley 1719/2014 de reforma del Código Penal para garantizar el acceso a la justicia por parte de las mujeres víctimas de violencia sexual en el contexto del conflicto armado y; como integrante de la Comisión Legal de la Mujer del Congreso de la República, fue una de las artífices de la Ley 1475/2011, que obliga a los partidos al 30% de mujeres, como mínimo, en las listas a los cargos de elección popular.

De su talante democrático y moderno dan cuenta sus debates por la defensa de la universidad pública, la igualdad de derechos para la población LGTBI, el respeto a la libre expresión, la defensa acérrima del Estado Social de Derecho y, del Acuerdo de Paz.

Martha Lucía, también de amplio reconocimiento como Ministra de Estado, en especial, primera y única Ministra de Defensa, donde promovió la carrera militar de las mujeres. Como Senadora hizo parte de la primera Bancada de Mujeres del Congreso, que logró la aprobación de la Ley 1257/2008 sobre la prevención, atención y sanción a la violencia contra las mujeres. Se opone a la adopción por parte de parejas de mismo sexo.

En el plebiscito pasado, se sumó al destituido ex procurador y a la ex senadora Morales, quienes bajo la falacia de la ideología de género, se opusieron al enfoque de género y al enfoque diferencial del Acuerdo de Paz

Fue artífice de la coalición que tiene hoy al Centro Democrático en la segunda vuelta, sumándose de nuevo a la oposición frente al Acuerdo de Paz.

Es defensora del ejercicio de la autoridad y del Estado de Derecho, defendido por los sectores conservadores a largo del Siglo XX, hasta que la Constitución de 1991 estableció como principio fundamental el Estado Social de Derecho. 

Entre tanto, Angela María considera clave para el país el fortalecimiento de la Institucionalidad de Género. Martha Lucía, por su parte, quiere un ministerio de la mujer y la familia, una política mandada a recoger. La familia es una institución de la sociedad, mientras las mujeres son ciudadanas plenas, portadoras de derechos.

Más que un ministerio de familia, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar debe fortalecerse como entidad pionera del Sistema Nacional Cuidado, para que libere a las mujeres del trabajo de cuidado no remunerado. A la economía del cuidado, Angela María ha dedicado un buen tiempo de su vida parlamentaria.

Por esta y otras razones, vale la pena poner el foco en LAS VICES. Ni Angela María, ni Martha Lucía estarán pintadas en la pared los próximos 4 años.

ADENDA: Es una es novedad política tener una candidata feminista a vicepresidenta de la República. ¿Será este país señalado de machista, capaz de elegir una feminista para este cargo? Costa Rica lo acaba de hacer: Epsy Campbell primera vicepresidenta y feminista.

Comentarios (2)

Andres Felipe Garcia Rovira

16 de Junio

2 Seguidores

La verdad si Angela Maria es de las peores elecciones que Petro pudo haber esc...+ ver más

La verdad si Angela Maria es de las peores elecciones que Petro pudo haber escogido a mi me recuerda a Delcy la flamante vicepresidenta de Maduro, claramente nadie se la imagina de presidenta a diferencia de Martha Lucia, claramente es un retroceso para las mujeres de verdad, no las feministas que viven de hablar, porque nadie cree que ella podria ser presidenta y al final se volvio una figura decorativa casi que una ficha, de me falta mujer paisa solo falto que fuera de color para poderla utilizar como un sticker. Cuando se habla de cosificación de la mujer deberian pensar en esto.

AVISPON AZUL

16 de Junio

0 Seguidores

El intento de la columnista de tratar de maquillar en su inicio el artículo, a efectos de procurar mostrar objetividad, solo queda en ello, un intento, las cosas por su nombre, artículo de militancia. Sobre el particular es importante señalar que la columnista reduce en sumas proporciones el perfil de Martha Lucía Ramirez, al omitir mencionar que es la mentora del Ministerio de Comercio Exterior, pero especialmente cuando omite señalar como su proyecto social Un Millón de Mujeres Empoderadas, ha logrado que las mujeres población objeto del proyecto, se auto-referencien como sujetos plenos de derechos y deberes, en consonancia con los fundamentos jurídicos y filosóficos de un Estado Social de Derecho, permitiendo además que un gran número de ellas se conviertan en verdaderas emprendedoras, mejorando su calidad de vida no solo en términos económicos, ademas en el fuero personal interno, todo ello, sin necesidad de pronunciar una solo discurso feminista, el cual está lejos de ser la panacea para dicho género. Si la gestión de mostrar de Robledo son leyes, es importante recordar que en Colombia la aprobación de la ley no implica necesariamente la garantía material, real y efectiva de derechos, cientos de ellas son letra muerta. Trabajo de base como el de Martha Lucía es el que marca el el cambio en las condiciones de vida materiales y espirituales del ser humano. Pegarle a Ordoñez y a Viviane en el artículo es una estratagema retórica de "mala leche", pues estando más que claro el decidido TALANTE CONSERVADOR de la primer Vicepresidenta de Colombia, es injusto colocarla en el mismo plano de personajes radicales místico-religiosos, porque no lo ha sido, es o será. Protagonista de primera línea en los gobiernos venideros, indiscutible, inclusive como su titular según se gestión, que se seguro será sobresaliente. ADELANTE VICEPRESIDENTA !!!

El intento de la columnista de tratar de maquillar en su inicio el artículo, a efectos de procurar mostrar objetividad, solo queda en ello, un intento, las cosas por su nombre, artículo de militancia. Sobre el particular es importante señalar que la columnista reduce en sumas proporciones el perfil de Martha Lucía Ramirez, al omitir mencionar que es la mentora del Ministerio de Comercio Exterior, pero especialmente cuando omite señalar como su proyecto social Un Millón de Mujeres Empoderadas, ha logrado que las mujeres población objeto del proyecto, se auto-referencien como sujetos plenos de derechos y deberes, en consonancia con los fundamentos jurídicos y filosóficos de un Estado Social de Derecho, permitiendo además que un gran número de ellas se conviertan en verdaderas emprendedoras, mejorando su calidad de vida no solo en términos económicos, ademas en el fuero personal interno, todo ello, sin necesidad de pronunciar una solo discurso feminista, el cual está lejos de ser la panacea para dicho género. Si la gestión de mostrar de Robledo son leyes, es importante recordar que en Colombia la aprobación de la ley no implica necesariamente la garantía material, real y efectiva de derechos, cientos de ellas son letra muerta. Trabajo de base como el de Martha Lucía es el que marca el el cambio en las condiciones de vida materiales y espirituales del ser humano. Pegarle a Ordoñez y a Viviane en el artículo es una estratagema retórica de "mala leche", pues estando más que claro el decidido TALANTE CONSERVADOR de la primer Vicepresidenta de Colombia, es injusto colocarla en el mismo plano de personajes radicales místico-religiosos, porque no lo ha sido, es o será. Protagonista de primera línea en los gobiernos venideros, indiscutible, inclusive como su titular según se gestión, que se seguro será sobresaliente. ADELANTE VICEPRESIDENTA !!!