Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

¿Son responsables las criptomonedas de los delitos perpetuados con su nombre?

Aunque su llegada ha beneficiado a muchas personas, con éstas también se han realizado actos delictivos que han acarreando pérdidas importantes, generando mala imagen y una reputación injusta que opaca el increíble potencial de estos activos digitales.

Alejandro Beltrán Torrado
Alejandro Beltrán Torrado
Country Manager, Buda.com Colombia
7 Seguidores0 Siguiendo

0 Debates

2 Columnas

Columna

217

1

06 de Julio de 2018

Para nadie es un secreto que Bitcoin y las demás criptomonedas han democratizado y revolucionado el comercio tradicional, permitiendo adquirir bienes o servicios sin la necesidad de acudir a intermediarios -por lo general, entidades bancarias- que, en muchos casos, retrasan los procesos, imponen trabas o limitan las libertades económicas de las personas.

A su vez, este tipo de activos digitales han brindado la posibilidad a muchas personas de adquirir ingresos o acumular fortuna por su surgimiento como fondos de valor y su creciente evolución comercial que ha beneficiado a aquellas personas que dieron su voto de confianza e invirtieron en estas monedas con la esperanza de multiplicar su valor en un futuro no muy lejano.

Sin embargo, y aunque la llegada de las criptomonedas ha beneficiado a muchas personas, también es cierto que con estas se han llevado a cabo actos delictivos a pequeña, mediana y gran escala, los cuales han acarreado pérdidas importantes, pero también, han contribuido a generar una mala imagen y reputación injusta que opaca todo el potencial de estos activos digitales.

Esta visión ha sido destacada por entidades gubernamentales, medios de comunicación y entidades bancarias, quienes las asocian como un medio para legitimar capital de forma ilícita y/o financiar actos terroristas, impulsando de esta manera campañas en contra de su utilización. Pero… ¿Qué hay de cierto detrás de estas acusaciones? ¿No es acaso esta una postura muy radical asumida a priori por las figuras de poder y las entidades financieras?

Analicemos brevemente ciertos hechos que han ocurrido a lo largo de la historia:

¿Por qué se asocia a las criptomonedas con delitos?

Desde el nacimiento de Bitcoin surgió también una nueva forma de concebir la economía en la que el poder y la libertad recaían sobre las personas. En este sentido, y pese a que las criptomonedas y la tecnología blockchain contemplan mecanismos de seguridad para el manejo de activos, los cuales garantizan la transparencia de las operaciones financieras, protegiendo el anonimato hasta cierto punto y posibilitando la realización de transferencias a bajo costo en tiempo record sin la participación de terceros, los retos tecnológicos que implican su uso y el ingreso a los mercados por parte de gran cantidad de personas con importantes sumas de capital trajeron consigo algunos errores y consideraciones importantes:

Surge la necesidad de crear productos y adaptar servicios para utilizar las criptomonedas.

Se hace más visible la brecha de conocimiento entre quienes entienden esta tecnología y aquellos que la desconocen.

Muchas personas invierten apostando al rápido enriquecimiento sin considerar las características de estos mercados.

Algunos ven la oportunidad de legitimar capital y financiar actos ilegales eludiendo los controles del estado.

Estos errores y consideraciones dieron se evidenciaron en eventos negativos como: el auge y cierre de Silk Road, el robo a Mt. Gox, el hack al proyecto The DAO, la proliferación de esquemas piramidales, el surgimiento de ICO’s y estafas de inversión, robos de datos con rescates en saldos de Bitcoin y Ethereum, caos por la caída de los precios, entre otros. Lo que se ha utilizado como referencia por gobiernos y organizaciones financieras para sugerir que las criptomonedas constituyen el medio perfecto para llevar a cabo actividades delictivas y perjudicar a los inversionistas.

El dinero fiat: vicios y delitos

Uno de los eventos que propició el nacimiento de las criptomonedas fue la originada en EE.UU a razón de los fallos en las regulaciones económicas, lo que produjo la caída de grandes bancos, la proliferación de deudas financieras en diferentes países y el aumento en los índices de pobreza en países desarrollados y en vía de desarrollo.

Estos hechos pusieron en evidencia la fragilidad del sistema financiero internacional y su repercusión sobre la vida de los ciudadanos, planteando la necesidad de un sistema económico que estuviese libre de ciertos vicios y que beneficiara a más personas, ya que fueron estas quienes padecieron con más fuerza las consecuencias derivadas.

¿Acaso alguien culpó a las monedas de curso legal al punto de criminalizarles por los efectos que dejaron a su paso con estos hechos?

Las criptomonedas y su economía muchas veces suelen ser satanizadas cuando ocurren hechos en los que se ven afectadas gran cantidad de personas, pero cuando se trata de acontecimientos que involucran el uso de monedas de curso legal no se presenta este tipo de señalamientos.

Otro de los grandes males perpetuados con las monedas más poderosas del mundo es la legitimación de capitales (lavado de dinero), una práctica muy común derivada de actividades como el narcotráfico, venta de armas, trata de personas y contrabando de mercancías (Según la ONU, el tráfico de drogas la registra una capitalización astronómica que supera los USD $1.000.000.000.000, mientras que el volumen que se mueve en los criptomercados de forma legal apenas alcanza el 1 % de esa cifra).

¿Ha mencionado algún organismo que los euros o los dólares no deberían ser utilizados por ser las monedas con las que se hacen estas negociaciones?

A su vez, si hablamos de financiamientos ilícitos son incontables la cantidad de casos documentados, pero para mencionar uno de los más polémicos y recientes tenemos a Odebrecht, constructora internacional con sede en Brasil, la cual financió campañas políticas y propició hechos para la malversación de fondos en diversos países latinoamericanos. De acuerdo con la información reportada por diferentes medios de comunicación, para favorecer más de 100 proyectos en Brasil, Venezuela, República Dominicana, Panamá, Angola, Argentina, Ecuador, Perú, Guatemala, México, Mozambique y por supuesto, Colombia.

¿Atacaron las autoridades o entes reguladores al dólar estadounidense por ser la moneda con la que se propiciaron dichos sobornos?

Por último, y aunque Bitcoin y las principales criptomonedas hoy en día se han convertido en los bienes más asociados con estos sistemas de inversión, lo cierto es que esta práctica se ha estado realizando históricamente con muchos otros productos que también fueron muy populares en su momento. Uno de los principales ejemplos lo tiene Colombia con , el cual comercializó electrodomésticos, incluso penetrando las altas esferas del gobierno colombiano y terminó afectando a millones de personas en gran cantidad de países.

¿Fue responsabilidad de los electrodomésticos que se perpetuase una de las mayores estafas en la historia colombiana?

De este modo, y si la respuesta a estas preguntas es “NO”, podemos ver que la responsabilidad de los delitos cometidos con monedas de curso legal no recae sobre estas divisas, por lo que conviene plantearse que los instrumentos o vehículos no son los culpables, son quienes los manipulan.

Miremos el caso de los cuchillos, hojas de metal de filo variable diseñadas en la mayoría de los casos para cortar cosas. Este utensilio suele ser empleado en diferentes casos, siendo más común en la cocina para la preparación de alimentos.

Si una persona manipula este instrumento y termina haciéndose daño a sí mismo o a un tercero… ¿A quién se le atribuye la responsabilidad de tales consecuencias?

Bajo esta misma concepción podríamos mirar a las criptomonedas ya que las mismas son simplemente una tecnología financiera con propiedades especiales y diversas aplicaciones que constituyen un medio para que las personas puedan lograr impulsar sus metas y objetivos financieros. En este sentido, no pueden se catalogadas como culpables de los delitos en los que son utilizadas. La responsabilidad debe recaer sobre las personas que las emplean como medio para llevar a cabo actividades ilícitas.

Comentarios (1)

Juan Martínez

11 de Julio

0 Seguidores

Hay esquemas piramidales básicamente en todo lo que tenga valor, bitcoin es a...+ ver más

Hay esquemas piramidales básicamente en todo lo que tenga valor, bitcoin es apenas un ejemplo de actualidad.
https://www.iure.co/single-post/2017/12/18/Bitcoin-y-criptomonedas-I-Lo-legal-lo-ilegal-y-lo-no-regulado